EE.UU. y los intentos de derrocar al gobierno Ruso.

diciembre 8, 2011 por Preston

John McCain intenta hacer realidad desde hace mucho tiempo la amenaza contra Putin.

Como presidente del Instituto Republicano Internacional (IRI) , una organización dedicada a fomentar la sedición extraterritorial y la revolución en todo el mundo, el senador de los EE.UU. John McCain se ha convertido en la figura central de la corriente occidental de ingeniería de campaña contra el mundo árabe . El IRI fue acreditado incluso por el New York Times para ayudar a “fomentar las revueltas árabes” financiando y entrenando a activistas de todo el mundo árabe, que más tarde pasarían a derrocar a sus respectivos gobiernos. A diferencia de muchos de los títeres que constituyen la política occidental, McCain es plenamente consciente, incluso públicamente, del destino final de los disturbios y de la guerra abierta que ha promovido sin cesar.

 

McCain frente a la bandera tricolor de las Brigadas del Terror de Benghazi. Él, los EE.UU. y la OTAN los han financiado, armado, entrenado y les dieron soporte aéreo para cometer el gran genocidio de Libia. Éste es sólo uno de sus varios paseos de celebración a través de las naciones en las que ayudó a sembrar la sedición y el caos. Egipto fue otra de ellas, y ahora aspira a dejar Moscú en ruinas.

A principios de este año John McCain habló abiertamente de los disturbios que su IRI había ayudado a financiar en Egipto: “Si yo hoy fuera Vladimir Putin, sería un poco menos chulo en el Kremlin con mis camaradas de la KGB. Estaría un poco menos seguro de los recursos en las orillas del mar si fuera quién gobierna y decide el destino de 1,3 billones de personas” – dijo McCain de los líderes de Rusia y China.

En la página oficial del IRI en lo que respecta a Rusia, la organización confiesa que  ”identifica y da soporte a líderes” a nivel local y regional de la política rusa, para “sentar las bases para la próxima generación de Rusia en un liderazgo democrático”.

Seguidamente el IRI explica que ha “creado una nueva red de políticos, activistas de ONGs y funcionarios electos que están interesados ​​en un desarrollo democrático de gobierno municipal”. Y con esta red que Estados Unidos y la oposición de Rusia creó, el IRI patrocina conferencias y mesas redondas para ayudar a“aumentar la participación pública”  (es decir, a encontrar a gente que se una a un movimiento de oposición apoyada por Estados Unidos).

 

Imagen tomada del sitio web de la Fundación Nacional para la Democracia, con fondos de EE.UU. para la ONG “Golos”. Supuestamente esta ONG estaba buscando indicios de irregularidades en las elecciones. Ésta ONG y otras con respaldo de Estados Unidos están intentando desencadenar una “primavera árabe” en Rusia (Click para ampliar).

En este mismo contexto, nos encontramos con el trabajo de la IRI de McCain, pillada en plena intromisión en las elecciones de Rusia . La IRI y la Dotación Nacional para la Democracia (NED – una organización tipo paraguas financiada por el gobiernos de U.S. y de la cual cuelga la propia IRI) están detrás de varias ONGs, particularmente “Golos”, que buscan “denunciar irregularidades en las votaciones”. El propósito de ésta era, por supuesto, poner en duda la validez de las elecciones y justificar las revueltas callejeras llevadas a cabo por grupos de la oposición de Rusia, y que el IRI ha estado cultivando en un intento de provocar una nueva “primavera árabe”, esta vez en Rusia.

 

Imagen tomada de los mensajes de McCain con respecto a los disturbios que él y su IRI han preparado, y que ahora están tratando de provocar en las calles de Rusia. (Click para ampliar).

El propio McCain, con toda su arrogancia, declaró en Twitter: “Querido Vlad (Vladimir Putin), la Primavera Árabe está llegando a un barrio cercano a usted”.  McCain luego incluye un link a un artículo del Wall Street Journal para enmarcar con exactitud la narrativa de los partidos de la oposición que llenan las calles de manifestantes, después de “irregularidades en las elecciones”que fueron expuestas por las organizaciones no gubernamentales financiadas por Estados Unidos, como ”Golos”.

McCain más tarde linka a una editorial anónima del Washington Post  (que ahora sabemos que ha sido escrito por cabilderos corporativos pagados, como los del Grupo Podesta), que trató de hacer comparaciones entre las recientes protestas en Rusia y las de la”primavera árabe”. El Post afirma increíblemente, en respuesta a las protestas y la pérdida aparente de poder durante las elecciones, que Putin “se moverá en una dirección más peligrosa, alimentando el nacionalismo ruso y buscando enemigos en su país y el extranjero”.

Más alarmante fue el consejo de un escrito anónimo del Washington Post dirigido al presidente Obama para que “estuviera preparado para desviar los ataques y para defender otros probables objetivos de Putin, como el gobierno democrático de Georgia. Mientras tanto, en el mundo democrático se puede esperar que éste sea el principio, y no el fin, del despertar ruso”. 

Por supuesto, Georgia en 2008, y bajo la dirección de los aliados de los EE.UU., intentó invadir a Osetia del Sur, protegida por Rusia, provocando un peligroso conflicto de poderes que produjo cientos de muertes. Y como ya hemos visto en Libia y en Siria, las protestas en la calle, provocadas -de manera verificable- por la NED de EE.UU. y sus subsidiarias mientras son presentadas como genuinas y espontáneas por los medios corporativos,  son en realidad el primer paso de una agresión militar estadounidense.

A diferencia del conflicto en Libia, o en cualquier otra de las naciones en que los EE.UU. y la OTAN se han entrometido para sembrar el caos y la muerte, un conflicto similar con Rusia no sería uno de los cuales la población occidental“disfrutaría” viendo como se desarrolla por televisión.  Si queremos ver nuestros países lejos del borde del precipicio de una nueva Guerra Mundial, hay que examinar quién está detrás de hombres como McCain. Hay que exponerlos, boicotearlos y, en última instancia, reemplazarlos.

Finalmente, después de todos los “levantamientos esporádicos revolucionarios”que hemos visto durante este último año y medio, podemos ver claramente a que se refería Steve Jackson en dos de sus cartas del juego:

“Poder para el pueblo” y “Revolución”. Cartas extraídas del juego “Illuminati”, creado por Steve Jackson en 1995.

Fuente: Activist PostLand Destroyer Report

 

Anuncios
de lahoradedespertar Publicado en 2012

Un comentario el “EE.UU. y los intentos de derrocar al gobierno Ruso.

Los comentarios están cerrados.