James Holme, la masacre de Batman, Operación MK ULTRA, porqué y quienes están detrás

El padre del asesino del estreno de Batman creó el sistema informático “anti-Banksters”

Como apuntaba nada más conocerse la noticia del asesinato múltiple durante el estreno de la película Batman, el joven James Holmes pertenece a esa estirpe de asesinos MK Ultra: es decir, dirigidos a distancia por sus controladores.
Si hace días le veíamos durante el juicio con la mirada ida, ahora nos enteramos de que no recuerda nada de la masacre e incluso pregunta a sus carceleros “por qué está allí”. Amnesia. Quien realizó la masacre era “otra persona”, lo que liga su caso al más importante de los asesinos MK Ultra, Sirhan Sirhan, que mató a Robert Kennedy cuando éste se aprestaba a descubrir, a su vez, a los asesinos de su hermano John.
La solución a este enigma llega cuando nos enteramos, primero, que el neurólogo Holmes había recibido una beca de decenas de miles de dólares (para investigar ¿qué?) y segundo, y más importante, que hay un sobre enviado a su psiquiatra en el cual describe todo el plan para el ataque. ¿O es al revés? El caso es que ese sobre, que nunca llegó a su destinatario, es la clave para descifrar todo el enigma… Si le añades lo que te voy a contar ahora.
Resulta que el padre de Holmes, de nombre Robert, iba a testificar en unas semanas ante el Comité del Senado USA que investiga el fraude de los banqueros a escala internacional, cuya derivación más significante hoy es el escándalo de la manipulación de la tasa interbancaria, Libor, del Barclays Bank y el Banco de Inglaterra.
Bueno, pues el tal Robert Holmes, padre del asesino de Denver, es conocido en todo el mundo por haber creado el algoritmo para detectar los fraudes en los créditos, servicios financieros, etc, hasta el punto que, gracias a su programa informático, se puede rastrear hasta el último dólar desaparecido en esta Megafraude del Final de Estos Tiempos que es esta crisis económica.
¿Todavía no lo entiendes?
El tiroteo sucedió unos minutos después de que el periódico The Guardian publicara una información que desvelaba lo que os vengo diciendo hace tiempo: que el dinero que falta en todos los países en bancarrota está en los paraíso fiscales. Según el estudio reseñado, son 21 billones de dólares en acciones.
Esa información ha sido posible gracias al algoritmo desarrollado por Robert James, padre de James, y uno de los científicos más importantes de Estados Unidos en el mundo de la cibernética.
El engaño es tan flagrante que hasta Fox News se ha dado cuenta. En esta ocasión, el asesino es inocente: son los controladores que le activaron los verdaderos culpables. Y, para mí, sin duda, el culpable es el psiquiatra, que trabajaba para un programa secreto del gobierno USA.
Conociendo la vital importancia del trabajo de su padre, no hay duda.
PD: Esta trascendental información viene de… Sorcha Faal. Jajajaa!

MK ULTRA, James Holmes y el asesino de Robert Kennedy

Por Paul Joseph Watson

Los paralelos entre el presunto perpetrador de la masacre de “Batman”, James Holmes, y el asesino de Robert F. Kennedy, Sirhan Sirhan, son abrumadores. Ambos parecen haber sido drogados, ninguno de los dos puede recordar los tiroteos de los que se les acusa, y en ambos casos, testigos oculares reportaron la presencia de otros participantes.

A más de 40 años de ser condenado por la muerte de Robert F. Kennedy, el peso de la evidencia indica claramente que Sirhan Sirhan fue un chivo expiatorio drogado, utilizado por verdaderos asesinos que nunca fueron identificados.

El hecho de que los detalles de la masacre de Aurora y el sospechoso del tiroteo, James Holmes, reflejen casi exactamente aquellos de Sirhan Sirhan a sólo una semana de la tragedia, sugieren con fuerza que Holmes también fue un chivo expiatorio, o que al menos existió un complot mayor detrás de la tragedia que llevó a la muerte de 12 personas.

Como reportó el London Independent en 2005, la evidencia indica que Sirhan fue un “candidato Manchuriano”, víctima de control mental, que sufrió una trampa para ser responsabilizado por el asesinato. De acuerdo a la descripción de testigos, Sirhan se encontraba en un aparente estado de trance cuando apretó el gatillo.

“No hubo manera de que Sirhan Sirhan matara a Kennedy”, dijo el abogado de Sirhan, Larry Teeter. “Su trabajo era ser atrapado mientras el hombre del gatillo escapaba. No estuvo involucrado conscientemente en ningún plan. Fue el chivo expiatorio. No sabía ni estaba consciente de lo que estaba pasando – fue un verdadero candidato Manchuriano”.

Los paralelos entre Sirhan Sirhan y James Holmes son alarmantes.

Los comportamientos de ambos fueron descritos como “en trance” o bajo la influencia de las drogas. “Me sentía drogado. Creo que alguien puso algo en mi bebida”, dijo Sirhan, aludiendo a los momentos anteriores al asesinato de RFK. De manera similar, durante su aparición ante la corte a inicios de esta semana, el comportamiento de Holmes sugirió claramente que él también estaba bajo la influencia de medicamentos. “El chico de 24 años parecía confundido, parpadeaba lentamente y luchaba por mantener su cabeza en alto, llevando a la prensa a preguntarse si estaba drogado”, reportó NYMag.com.

Tanto Sirhan Sirhan como James Holmes no puede recordar detalles de los tiroteos que se les adjudican. “No sabía dónde estaba y no sé cómo llegué ahí. Me encontraba en un estado de apagón”, sostuvo Sirhan. De forma similar, Holmes dijo a sus guardias en la prisión que no tenía idea de por qué estaba en la cárcel y que sufría de amnesia. “Él afirma que no sabe por qué está en la cárcel”, contó un funcionario de la prisión a NY Daily News. “Preguntó, ‘¿Por qué estoy aquí?’”.

En los dos tiroteos de RFK y “Batman”, testigos oculares describieron a otros participantes, lo cual desmonta la versión de perpetradores únicos. Según Nina Rhodes-Hughes, otro hombre estaba disparando a RFK y las autoridades trataron de alterar su versión de lo ocurrido. “Lo que se ha sabido es que hubo otra persona que disparó a mi derecha”, dijo Rhodes-Hughes en una entrevista con CNN. “La verdad tiene que ser contada. No más encubrimientos”.

Los abogados de Sirhan también presentaron evidencia de que “dos armas fueron disparadas en el asesinato y que el revólver de Sirhan no fue el arma que disparó a Kennedy”. De igual forma en el caso de Holmes, testigos describieron a dos participantes en el tiroteo, indicando que uno de los envases de gas lacrimógeno fue lanzado desde el lado opuesto del cual había salido el asesino. También es evidente que Holmes, o quien sea que haya sido el asesino con la máscara de gas, tuvo un cómplice. Testigos dijeron haber visto al asesino atendiendo el teléfono antes del tiroteo y luego parándose en la puerta de salida del cine, haciendo señas a alguien más.

El uso de técnicas de control mental de la CIA, con el objeto de crear asesinos, es materia de evidencia histórica. MK-ULTRA fue el nombre en código para un programa de investigación encubierto e ilegal con humanos, conducido por la Oficina de Inteligencia Científica y expuesto a la luz en 1975 a través de las investigaciones del Comité Church y la comisión presidencial conocida como la Comisión Rockefeller (ver documento al final del artículo). El veterano de 14 años de la CIA, Victor Marchetti, insiste en que el programa no ha sido abandonado y que aún está en funciones.

Holmes, estudiante de neurociencia, también estaba fascinado con prácticas de control mental. Durante su tiempo en el Instituto Salk de Estudios Biológicos, Holmes designó un programa de computadora para alterar estados de la mente a través de intervalos de luz parpadeante. El ejecutor del tiroteo de Arizona en 2011, Jared Lee Loughner, también estaba obsesionado con el control mental.

A la vez existe un conjunto de otras preguntas que rodean el tiroteo de “Batman” y que entran en conflicto con la versión oficial, una de las cuales dicen relación con cómo Holmes pudo haber desarrollado la habilidad para desarrollar bombas que revelan la marca de un experto, o por qué hizo la compleja trampa de explosivos en su apartamento para matar a cualquiera que tratara de ingresar, advirtiendo a la policía sobre las bombas inmediatamente después de ser arrestado.

Según sus abogados, Sirhan Sirhan “fue un participante involuntario en los crímenes cometidos, porque fue sujeto a una sofisticada programación hipnótica y técnicas de implantación de memoria, que lo hicieron incapaz de controlar conscientemente sus pensamientos y acciones al momento de cometerlos”, sirviendo sólo como una distracción.

¿Es James Holmes sólo una distracción para que el verdadero asesino no sea identificado?

Mientras la máquina política explota la masacre de la semana pasada para eviscerar los derechos de la segunda enmienda en Estados Unidos, cada pieza de la evidencia indica que Holmes fue sólo una parte del rompecabezas, o incluso peor, un chivo expiatorio que asumió la responsabilidad del verdadero ejecutor del tiroteo.

Informe del Senado estadounidense sobre Operación MK ULTRA de 1977

Asesino de “Batman” tenía vínculos con proyectos militares del gobierno estadounidense

Por Kurt Nimmo

Apareciendo hoy en el programa radial de Alex Jones, el periodista investigativo y ex analista de la NSA, Wayne Madsen, dijo que el criminal James Holmes, acusado de disparar contra una docena de personas en un cine durante la exhibición de “Batman”, tenía varios vínculos con centros de investigación del gobierno estadounidense, entre los cuales se cuenta la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa, o DARPA.

James Holmes era uno de los seis receptores de la beca de formación de los Institutos Nacionales de Salud de Neurociencia, en el Campus Anschutz de Medicina de la Universidad de Colorado en Denver, según escribe Madsen para Wayne Madsen Report.

“El Campus de Medicina Anschutz se encuentra en el recientemente desmantelado Centro Médico Fitzmons, del Ejército estadounidense, que recibe su nombre de Philip Anschutz, el multimillonario fundamentalista cristiano y magnate del petróleo y los ferrocarriles, que también posee la cadena de periódicos y el sitio web del The Examiner, y el neo-conservador Weekly Standard”, explica Madsen. “El Campus de Medicina Anschutz fue construido con una subvención de $91 millones de dólares de la Fundación Anschutz.”

Holmes también trabajó como asistente de investigación del Instituto Salk de la Universidad de California en San Diego, en La Jolla. El Instituto Salk se alió con DARPA, la Universidad de Columbia, la Universidad de California en San Francisco, la Universidad de Wisconsin en Madison, la Universidad Wake Forest, y la compañía de barras dulces Mars “para prevenir la fatiga en tropas de combate a través del uso extendido de epicatequina, un flavonol anti-oxidante que incrementa el flujo de la sangre y dilata los vasos sanguíneos, que se encuentra en el cacao y, particularmente, en el chocolate oscuro”, según la investigación de Madsen.

El proyecto de DARPA era parte del programa militar “Peak Soldier Performance” (Rendimiento Máximo del Soldado), que implicaba la creación de interfaces cerebro-máquina para uso en combate, y otros proyectos biónicos.

Además, el padre de James Holmes, Dr. Robert Holmes, trabajó para HNC Software, Inc., una compañía instalada en San Diego que colaboró con DARPA para desarrollar redes neuronales artificiales que permiten a máquinas traducir estímulos auditivos y visuales, y simular el pensamiento humano.

Pareciera ser que la familia Holmes tiene estrechas conexiones con el complejo industrial-militar. El coronel Robert Holmes, abuelo de James Holmes, se graduó en un curso de idioma turco de la Escuela de Idiomas del Ejército, más tarde el Instituto de Idiomas de Defensa en Monterey, California (la misma instalación militar donde, incidentalmente, se entrenó el secuestrador del 11-S, Saeed Alghamdi).

Es más que probable que el abuelo Holmes, señala Madsen, haya trabajado en inteligencia. “Típicamente, oficiales militares del Ejército estadounidense que hablan turco trabajan, o en la Agencia de Inteligencia de Defensa, o en la Agencia Central de Inteligencia (CIA), sea en la embajada de Estados Unidos en Ankara, el Consulado General en Estanbul, o en ambos”, escribe.

“¿Estuvo James Holmes involucrado en un Proyecto TREADSTONE de Jason Bourne en la vida real, que se desató y terminó con consecuencias mortales en Aurora, Colorado?”, concluye Madsen. La Operación Treadstone es un proyecto ficticio de alto secreto de la CIA, bajo el cual el personaje Jason Bourne se sometió a modificaciones en su comportamiento.

Lea también:

MK Ultra: Técnicas de la CIA para el Control Mental

El MK-Ultra  es un programa especial de control de la mente desarrollado por la CIA.

Las técnicas de control mental de la mente se remontan al antiguo Egipto. Métodos rituales son utilizados para provocar un trauma a través de la tortura, la hipnosis y el uso de drogas, con el fin de generar la ruptura de la mente y cambiarla o de elaborar múltiples facetas y en múltiples capas de la personalidad. Los planes para crear una sociedad de mentes trabajadoras bajo el control han sido puesto en marcha hace mucho tiempo.

Fuentes: 1, 2, 3, 4
….ooooOOOOÖ