Un grupo de rebeldes sirios abandona la lucha armada y vuelve al ejército regular

Un comando de rebeldes sirios ha anunciado que abandonan la lucha armada contra el gobierno de Assad, junto al Ejército Libre Sirio y vuelven a reincorporarse al ejército gubernamental. El portavoz y jefe del grupo, el capitán Khaled Abdel Rahman al-Zamel, ha dicho estas declaraciones hoy en una rueda de prensa, diciendo, “Hemos decidido volver al Ejército y cooperar con el ministerio para la Reconciliación Nacional”, mientras le acompañaban los demás miembros del comando, una decena ex combatientes de la oposición siria, según informa AFP.

“Todos nosotros somos sirios y rechazamos una crisis que comenzó con el derramamiento de sangre”, explicó el capitán, y animó a los demás rebeldes de todos los grupos de oposición que operan en Siria, a abandonar la lucha contra el Gobierno. Anteriormente Al-Zamel había estado encabezando un grupo armado formado por ex militares del ejército sirio que operaba en el sur del país. Su unidad formaba parte del Ejército Libre Sirio, que en su mayoría está integrado por ex efectivos del ejército nacional que se sublevaron contra el gobierno de Bashar al-Assad, y por una cada vez mayor cantidad de terroristas ligados al la Jihad Islámica, al-Qaeda, etc…

Por ahora no está muy claro como afectará esta noticia a la situación en Siria o si mas combatientes rebeldes les seguirán y “desertarán” de vuelta al ejército gubernamental.

Lo que si hay que ponderar en su justa medida ahora mismo es que se trata de un grupo de once soldados rebeldes: Tres oficiales, dos suboficiales y seis civiles.

El asunto pudiera tener un objetivo mas mediático que estratégico, algo que beneficiaría hasta cierto punto al gobierno de Assad, quizás por su parte con la esperanza de que muchos mas rebeldes sientan temor y que por algún motivo piensen que es la hora de abandonar el barco de la oposición armada.

Habrá que esperar posteriores acontecimientos y mas noticias relacionadas.

Mientras tanto según la oposición afirma que ayer miércoles se alcanzó la cifra de muertos mas alta de todo el conflicto, con 343 fallecidos a causa de los bombardeos, de los que por supuesto ambos bandos culpan al contrario. La última cifra más alta fue 330 muertos, según se registró el pasado 25 de agosto, siempre según la oposición.

La oposición culpa del continuo derramamiento de sangre al ejército gubernamental y el gobierno de Assad insiste en que el gran número de bajas entre la población civil se debe a grupos terroristas.

Fuente: Lapróximaguerra

….ooooOOOOÖ