INTERESES COMUNES DE LAS VICTIMAS DE LAS ARMAS ELECTROMAGNÉTICAS

 

Hoja informativa, Abril 2004

Traducido del alemán por Rudy Andria.

Intereses comunes de las víctimas de las armas electromagnéticas.

Para todas las estaciones de policía de la República Federal de Alemania.

Los crímenes por microondas / Tortura electromagnética de forma remota.

http://www.mikrowellenterror.de/MBPolizei1.pdf

Muy señores míos,

Durante más de diez años en Alemania, los hombres son torturados en sus propias casas, a través de sus paredes, en el secreto más absoluto y el desprecio total por los seres humanos, con radiaciones electromagnéticas pulsadas de alta frecuencia. Según nuestras investigaciones, existe un crimen organizado de alta tecnología, que podría “imponerse” sin obstáculos y cuyas tácticas son cada vez más especificas.

No son crímenes ocurridos sólo una vez. Son crímenes por microondas cometidos a largo plazo.

La muy nueva tecnología electrónica con microondas en pleno desarrollo ofrece muchas oportunidades para el crimen. Los ciudadanos inocentes que no sospechan nada, son vigilados, acosados e irradiados en un intento deliberado de dañar. Las razones son muchas y van desde la “simple radiación” para adquirir una propiedad de modo fácil hasta las liquidaciones lentas y atroces. Sabemos que podemos, sin exagerar, hablar de “ejecuciones”. Estos dispositivos son ideales para deshacerse de los competidores. La elección de las personas elegidas por objetivo es a menudo dictada por venganza, por odio patológico y por celo social. Como hemos podido aprender, los promotores implicados además pagan grandes cantidades de dinero para experimentos ilegales con seres humanos (a prueba de armas, por ejemplo), para estudiar los efectos biológicos de las radiaciones de las armas de microondas.

Los métodos de tortura son muy numerosos y provocan varias reacciones: sensaciones de escozor de agujas finas, sensaciones de cortes de navaja tan agudos como los de las espinas, el calentamiento de varias partes del cuerpo que causa la sensación de “ser tostado” y vibraciones y laceraciones, como si hubiéramos entrado en una fuente de energía, dolores de varios aspectos en varias partes del cuerpo y muchos otros dolores. Estamos escandalizados por el comportamiento perverso y sádico de los torturadores que atacan de preferencia los genitales y el ano de las víctimas.

La sangre fría bestial con la que estos crímenes se llevan a cabo es incomprensible para los ciudadanos normales que no entienden lo que les está sucediendo y por qué se abusa de ellos hasta este punto.

Los efectos de la radiación de microondas depende, entre otras cosas, de:
intensidad (densidad de potencia de los campos eléctricos o densidad de rendimiento), la frecuencia de la portadora(modulación) / frecuencia de repetición de los pulsos / enfoque de la radiación/ distancia entre la fuente de radiación y la víctima / interferencia de varias fuentes de radiación.
Aquellos que han dominado estos parámetros pueden de forma remota, secreta e invisible, con una precisión milimétrica, pero difícilmente demostrable paralizar a un ser humano, manipularlo, perseguirlo, torturarlo, hacer que enferme, y llevarlo al suicidio o matarlo.

Aquellos que poseen tales armas o instrumentos, algunos de los cuales se pueden fabricar, incluso con pocos recursos y poco conocimiento previo (vea las instrucciones en Internet) tienen un poder increíble y un terrible potencial para destruir a alguien y pueden, hasta el día de hoy, sentirse absolutamente libres de todas las demandas. La aplicación de la última tecnología criminal de microondas caracteriza el delito del futuro. También ofrece una oportunidad ideal para la generación de armas electromagnéticas para el terrorismo, incluyendo una advertencia contra el peligro que se encuentra en el segundo informe de la Comisión de Riesgos para la Protección del Ministerio del Interior de la República Federal ( Volumen 48, 2001). Con la experiencia técnica adecuada, no sólo toman como objetivo a una persona precisa dentro de una familia o un grupo, sino que también pueden aumentar la medida de la radiación, a fin de obtener consecuencias devastadoras. Durante más de diez años, vemos una mayor precisión de la técnica y del procedimiento. La tortura puede ser activada a distancia aún mayor, incluso con pequeños aparatos portátiles, a través de la aplicación de sistemas de antenas “inteligentes”. La radiación es más sofisticada y específica. El vecino de al lado que tortura a alguien con un horno de microondas manipulado, es sólo una variante primitiva de una delincuencia de alta tecnología mucho más compleja y camuflada inteligentemente. Cuanto más sigue la delincuencia, más difícil será librarse de ella. Se trata de un crimen insidioso y sofisticado, en el cual la víctima es atacada con radiaciones electromagnéticas, por un lado, y por otro lado, la víctima se ve sistemáticamente debilitada, herida, sometida a la intimidación y al aislamiento por otros tipos de delitos. Las descripciones presentadas por las víctimas sobre los crímenes por microondas, ampliamente desconocidos e inimaginables hasta ahora, parecen ya impensables para el observador exterior profano.
Pueden añadirse otros delitos aparentemente insensatos y absurdos:
– Robos con efracción que no dejan ninguna traza de fractura.
– Perturbación de los medios de comunicación (teléfono, PC, fax)
– Campañas de difamación y de asesinato moral.
– Tortura por el ruido.
– Terror en el tráfico, etc.

Esta doble estrategia refuerza de este modo la duda sobre la capacidad de juicio de la víctima. Se produce, además, una reversión de los papeles del agresor y de la víctima, gracias a un simulacro de delitos y de otras ofensas insidiosas.

Considerando bien todo, la estrategia tiene como objetivo provocar la creencia de que todo es sólo problema de la persona en cuestión, como si esta persona no tuviera todas sus facultades.
Los procedimientos del crimen también podrían ser explicados a partir de los acontecimientos completamente normales de la vida cotidiana (“plausible deniability”), lo que sugiere que el hostigamiento y las agresiones “extrañas” son sólo el fruto de la imaginación de la víctima. Además, la emisión de microondas más bien es desviada de la importancia real del crimen. El crimen es individualizado, una estrategia que está desgraciadamente en curso, hasta ahora.
Además de esto, estamos ante el sometimiento de esta “nueva” forma de criminalidad de alta tecnología organizada, con el desarrollo grave y peligroso de alcance nacional. En ninguna circunstancia  es el caso de una persona aislada, cuando se puede torturar y asesinar sin obstáculos y en toda libertad, en nuestro país (NDT: Alemania) – y no importan los medios utilizados, ¡ya sea de modo abierto o encubierto! Cada ciudadano puede ser una víctima potencial, entregada, impotente y sin defensa, a los criminales bestiales, exactamente como ya somos, actualmente.
En numerosos casos, la aproximación terriblemente standardizada del crimen high-tech organizado no es desconocida por nosotros: la víctima elegida como blanco es por lo general irradiada, primero a partir de los edificios, luego, a partir de los coches o furgonetas en estacionamiento. Por otra parte, cada vez más vecinos son “reclutados ” especialmente para ser verdugos.

Usted todavía puede descansar fuera de su casa. Descubre que las radiaciones, en su domicilio, se encuentran sólo en ciertos lugares, y ante todo, cerca de ciertas ventanas. Vd. trata instintivamente de evitarlas, pero, muy pronto, Vd. comprueba que le acosan e le irradian aún más, que se trata de una verdadera batida salvaje en su propio hogar. Intenta escaparse y deja su casa, a toda prisa. Y sin embargo, muy pronto logran localizarle a VD. por todas partes y le irradian con una precisión extrema. Ya no hay ningún medio de evadírselo, ningún medio de encontrar la seguridad ni en el hotel ni entre sus propios amigos. Le apuntan y le irradian aún más, por todas partes, en su propio país, incluso más allá de las fronteras. No hay lugar para abrigarse.

Para el observador externo, nada prueba la existencia de un crimen: no vemos ni a los verdugos, ni los instrumentos de tortura, ni las atroces y nocivas microondas, ni sus efectos. Todo lo que las víctimas declaran aparentan ser fantasmas o escenarios de ciencia ficción para el público.

El nivel de obstáculos con los criminales es, probablemente, trivial, precisamente porque estos delitos son invisibles, pueden realizarse a distancia, y por lo general sin dejar rastro. Se puede torturar a personas de modo bárbaro con microondas, no se puede detectar cualquier cosa, en la medida en que los conocimientos de metrología son muy difíciles de producir.

Suponemos que existen relaciones cliente-proveedor muy bien organizadas, en las que subcontratos parciales son concedidas a los asociados de varios grupos de edad, desde adolescentes hasta jubilados. De hecho, es el señuelo del dinero fácil. Notamos la superabundancia inopinada de los bienes de los delincuentes que con mucha frecuencia hacen alarde de sus flamantes coches de lujo.

Tenemos registros de los sistemas de nivel de tortura, somos a menudo testigos de la creación de dispositivos cada vez más pequeños (probablemente los componentes?), Por consecuencia, son modificadas las torturas y también algunos métodos especiales de tortura pueden, de vez en cuando realizar tareas específicas … Todas las víctimas son unánimes en declarar que los apartamentos o los edificios, desde donde son atacados, nunca están vacíos.

Aunque las víctimas de la “comunidad de intereses” ya han hecho mucho para atraer la atención de las autoridades sobre la crueldad de los crímenes por microondas, otra vez debemos tomar nota de la negativa a ayudar a las víctimas, a causa del aspecto invisible y difícilmente creíble de estos ataques electromagnéticos, así como la dificultad para su control.

El primerísimo lugar a donde se dirigen las víctimas desesperadas son, sobre todo, las comisarías de policía local, que las rechazan por falta de competencia. Normalmente, los cargos criminales no están incluidos. Los crímenes no aparecen en las estadísticas de las delincuencias y son tratados como no existentes …!
En la carta del Servicio Federal de Investigación Criminal (BKA) del 21.01.2003, AZ: LS 2 – 27-2737/02, se afirma que: “Los efectos adversos de las microondas sobre el cuerpo humano es, desde hace muchos años , un hecho científicamente comprobado. Se admite que el uso de microondas como arma es … .. concebible “. “La aplicación de las microondas como medio para causar daños a terceros está sujeta a estrecho control de la Bundeskriminalamt”. Según el Ministerio Federal del Interior (Comisión de Peticiones del 23/10/02), la Bundeskriminalamt afirma que. … “Los servicios de Justicia y la policía son responsables, respectivamente, a nivel local como en lo material.”
Con la negativa de la policía, las víctimas son regularmente entregadas sin protección a los criminales y las torturas siguen con más fuerza y vigencia.

Una particularidad de los crímenes por microondas letales reside, en efecto, en el hecho de que no pueden ser reconocidos fácilmente como crímenes. Debemos saberlo, cuando afrontamos tal situación y debemos saber ponernos al acecho de la primera sospecha. La prueba más difícil necesita competencias particulares y un procedimiento también especial para los investigadores.
Por eso, es imperativo saber lo que implican los crímenes por microondas mortíferas, cómo evaluar las pruebas y cómo estas pruebas pueden ser obtenidas.

Al Ministerio Bávaro del Interior se encuentra un dictamen consultivo de la LKA bávara, bajo la referencia AZ: IC5-0142.1-610 que proporciona aclaraciones sobre los crímenes por microondas.

Las técnicas y las estrategias en medicina legal deben ser adaptadas a las realidades de la criminalidad moderna. Hasta ahora, el trabajo de investigación vuelve ampliamente a las víctimas mismas, pero no somos ni físicos ni expertos de la búsqueda. Aunque existan unas víctimas que tienen competencias en metrología, sólo unos casos graves nos son conocidos (por ejemplo AZ: 711 Js 12421/03).

Apelamos a los derechos humanos que representan los derechos del ser humano a la vida, a la salud y a la libertad. La inviolabilidad del domicilio de los criminales brutales, donde, a fines criminales, unos dispositivos son producidos de manera concreta y visible, no puede jugar a favor de los legisladores para garantizar la protección contra la tortura. Estamos sometidos al principio de legalidad. Las víctimas han optado por el procedimiento judicial y deben, por consecuencia, ser escuchadas y protegidas. Es espantoso y escandaloso comprobar  las declaraciones que tantas víctimas corroboran.
Las pruebas pueden ser encontradas sólo después de investigaciones profundas y adecuadas. Son necesarias pero no pueden ser exigidas como condición previa.

Los que reivindican el monopolio de la aplicación de todas las infracciones penales deberían, de todos modos, estar al tanto de todo eso.Querríamos evitar de ahora en adelante que la gente sea asesinada cruelmente, a causa de autoridades mal informadas. Si, aprendiendo estos crímenes por microondas, la policía no reconoce el crimen y no lleva las investigaciones apropiadas, porque no puede comenzar nada con las únicas declaraciones de las víctimas, en este caso, debería, por lo menos, saber que están firmando la sentencia de muerte cierta de las víctimas de las armas con microondas. En efecto, las irradiaciones de las ondas electromagnéticas pulsadas son no sólo insostenibles, sino también letales, a largo plazo, con tal intensidad.

La víctima está bajo la dependencia absoluta de la ayuda de las autoridades competentes, porque no puede liberarse de esta tortura, sólo por la vía judicial. ¿Quiere considerar las posibilidades que una víctima de  armas de microondas puede tener, si la vía judicial le queda sellada, para liberarse de la tortura y del asesinato a fuego lento?

A este crimen inhumano y despreciable, es posible oponer sólo algo que sea compatible con la seguridad del Estado y las unidades antiterroristas.

Hemos elaborado un cuestionario, a manera de guía, que debería ser un soporte que aceptaría los medios de publicidad, porque la experiencia de las personas más afectadas muestra que es extremadamente difícil describir estos crímenes crueles que son basados en radiaciones invisibles. Una vez recogida la información, una entrevista personal con la víctima es de suma importancia, con el fin de dilucidar y de aclarar los puntos difíciles. La “Comunidad de interés de las víctimas de las armas electromagnéticas” ofrece muchos materiales de información así como los resultados de varios años de investigación. En el Tercer Salón Internacional de los equipos para la policía y de los equipos especiales GPEC 2004 en Leipzig, serán proporcionadas informaciones sobre “las armas no letales (ANL)”, así como sobre los posibles usos de las “microondas de alta potencia (HPM)” www.gpec.de

Deseamos informar a todos los servicios de policia a través de este folleto de información.

Comunidad de interés de las víctimas de las armas electromagnéticas.

Versión original en alemán escrita por el Dr. ReinhardMunzert.

http://www.mikrowellenterror.de/MBPolizei1.pdf

Nota del traductor:

La situación arriba descrita de las víctimas de las armas electromagnéticas en Alemania, corrobora totalmente la de las víctimas en otros países.

Fuente: http://rudy2.wordpress.com/intereses-comunes-de-las-victimas-de-las-armas-electromagneticas/

Anuncios