Las dos Coreas reconectan su principal línea de comunicación

 

Corea del Sur y Corea del Norte se comunicaron este viernes a través de su línea telefónica militar por primera vez en más de cinco meses. Según reseñaron agencias internacionales, esta acción supone la reapertura de la vía de contacto bilateral más importante en plena etapa de distensión.

 

“Mantuvimos un primer contacto telefónico con Corea del Norte a las 10:50 hora local (0150 GMT) para comprobar el funcionamiento” de la línea que cruza la costa oeste de la frontera entre ambos países, informó un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl.

La apertura de esta vía de contacto amplía la capacidad de comunicación entre Norte y Sur, cuyos contactos se limitaban hasta ahora a la línea telefónica de la Cruz Roja instalada en la villa fronteriza de Panmunjom, que funciona solo siete horas al día.

“La línea de comunicación militar permanecerá abierta 24 horas al día, siete días a la semana”, adelantó una representante del Ministerio de Unificación surcoreano.

Retomar esta línea era una de las exigencias de Seúl para la reapertura del complejo industrial conjunto de Kaesong, ubicado en Corea del Norte, que ambos Gobiernos acordaron volver a poner en marcha el pasado agosto después de que fuera clausurado por Pyongyang hace cuatro meses como rechazo a la campaña de amenazas de Seúl y Washington. Un total de 53 mil trabajadores fabricaban productos en Kaesong, para 123 empresas del Sur.

Con esto, la portavoz destacó que la reconexión de la línea militar “facilitará la comunicación” en lo relativo a las negociaciones en curso para poner fecha de reapertura al complejo, que era el único proyecto económico conjunto que mantenían ambas Coreas hasta su clausura en plena etapa de tensión el 8 de abril.

En un intento por superar una larga etapa de malas relaciones, Norte y Sur buscan estos días reparar sus lazos y recuperar proyectos en común, como el complejo de Kaesong, las reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea (1950-53) o los viajes turísticos de surcoreanos al resort norteño del monte Kumgang.

El pasado 29 de marzo, la República Popular Democrática de Corea declaró el estado de guerra contra Corea del Sur, según un comunicado divulgado por Pyogyang.

“La perspectiva de las relaciones entre el Norte y el Sur se adentran en un estado de guerra. Todos los problemas a nivel de estado que surjan entre el Norte y el Sur serán abordados con un planteamiento de guerra y no de paz en la península de Corea”,advirtió a través de un “comunicado especial” el Gobierno norcoreano.

Pyongyang también había anunciado que se suspendiera su “teléfono rojo” militar con Corea del Sur, de manera que quedaran cortadas todas las comunicaciones directas entre los Ejércitos de los dos países.

Igualmente, adelantó que la línea estará suspendida “mientras duren las acciones hostiles y anacrónicas del sur (…) En una situación en la que una guerra puede estallar en cualquier momento, no es necesario mantener esas comunicaciones”.

A mediados de marzo, Corea del Norte ya suspendió el “teléfono rojo” entre los gobiernos de Pyongyang y Seúl. Esta línea de urgencia, instalada en 1971, ha sido suspendida por el Norte en cinco ocasiones, la última en 2010.

La tensión en la península coreana aumentó tras la aprobación de nuevas sanciones por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, en respuesta a su tercera prueba nuclear. Pyongyang mostró su profundo rechazo a esta resolución del organismo, tachándola de “fruto de la política hostil de EE.UU.”.

Telesur

 

Video :  Hispan Tv

ÖOOOOoooo….

Anuncios