La Supresión de la Energía Libre

 

foto008

 

 

Youtube:  melvecs

Visto en: http://periodismoalternativoblog.wordpress.com/2013/11/22/la-supresion-de-la-energia-libre/

 

 

Alex Jones transmite en directo desde Dallas, en el aniversario de la muerte de JFK/Discurso de Kennedy sobre la libertad de prensa

 jfk santa letter

A estas horas, la plaza Dealey donde asesinaron a Kennedy permanece acordonada para que la multitud no pueda juntarse a reclamar la Verdad sobre el asesinato de su presidente más querido.
Alex Jones realiza una cobertura en directo que podéis seguir desde aquí.
La web Investigar 11-S da cuenta de una información aparecida en un site judío que celebra la muerte de Kennedy diciendo “Johnson, el primer presidente judío”.
En homenaje al presidente norteamericano que pudo haber traído la paz al planeta Tierra será bueno recuperar su mítico discurso sobre las sociedades secretas… entero. ¡He flipado con el comienzo, porque siempre aparecía cortado!!

Fuente: http://www.rafapal.com

 

¿QUIÉN ES REALMENTE JOHN KERRY?

En la fotografia, Bush y John Kerry, supuestos rivales a la presidencia pero en realidad miembros de la misma secta. Los illuminati te ofrecen siempre dos alternativas para que creas que puedes elegir.

John Forbes Kerry es conocido internacionalmente por haber sido candidato presidencial del partido demócrata en las elecciones de 2004, así como por haber sustituido a Hillary Clinton en la Secretaria de Estado el 1 de febrero de 2013. Al margen de la versión oficial, este post plantea los siguientes aspectos desconocidos o poco conocidos sobre John Kerry:
PRIMERO: En 1901, en Viena, Fritz Kohn (el abuelo de John Kerry) siguió el ejemplo de su hermano y se cambió oficialmente su nombre por el de Frederick Kerry, quien trabajaba como contable en una fábrica familiar de zapatos, y, quien se casó con Ida Loewe, una música judía de Budapest, descendiente de Sinaí Loewe, un hermano del rabino Judah Loewe, un cabalista, talmudista y filósofo de Praga. Fred, Ida, y su primer hijo Erich se bautizaron como católicos, este es el otro paso, junto al cambió de nombre o apellidos, que hacen los sionistas judíos de la rama ashkenazi para adaptarse socialmente a un país en concreto. Y, en 1905, la familia emigró a Estados Unidos. Después de entrar a través de Ellis Island, la familia vivió primero en Chicago y luego se instaló en Boston. Fred e Ida tuvieron dos hijos más en América, Mildred (1910) y Richard (1915). Richard asistió a la Academia Phillips, la Universidad de Yale (haciéndose miembro de la Orden Skull and Bones) y a la Escuela de Derecho de Harvard. Después de servir en el Cuerpo Aéreo del Ejército de EEUU, Richard Kerry trabajó en el Departamento de Estado de EEUU y más tarde en el Servicio Exterior. Se casó con Rosemary Forbes, la heredera de la familia Forbes, quien había amasado una gran fortuna en el comercio de China, con toda seguridad, ligada al tráfico de opio que controlaba la Orden Skull and Bones desde el s. XIX). Richard y Rosemary tuvieron cuatro hijos: Margery (1941), John (1943), Diana (1947) y Cameron (1950). Así que Fritz Kohn (Kerry) y su esposa son judíos askenazi de la Europa del Este, y, Richard, uno de sus hijos, acabó casándose con Rosemary que pertenecía a una familia protestante, los Forbes, que, sin embargo, también son judíos. Por tanto, John Kerry es judío, lo cual no es simplemente una opción religiosa, sino una identidad racial de gran importancia para los que realmente controlan el Sistema.
SEGUNDO: John Kerry nace en una familia vinculada a los grupos fácticos de naturaleza económica y militar, estudio ciencias políticas en la Universidad de Yale, y, por tradición familiar, fue elegido para formar parte de la Orden Skull and Bones, donde años más tarde, sería quien iniciaría a George Bush dentro de la fraternidad.
TERCERO: Al completar su licenciatura, ingreso en la Armada y participó en la Guerra del Vietnam, recibiendo por su heroísmo varias condecoraciones tras haber realizado misiones secretas de alto nivel. Sin embargo, en Vietnam, sólo pasó 120 días (12 meses eran lo obligatorio en el reglamento), de los cuales nunca fue enviado a las áreas más hostiles, y, cuando regresó a EEUU, lo hizo porque se hirió a sí mismo con la metralla tras disparar sin la presencia de enemigos, aún así, su herida era insignificante y autoinfligida para ser devuelto a su país en 1968, y, menos aún, para recibir el Corazón Purpura en tres ocasiones, ya que sólo se conceden cuando se realizan grandes heroicidades en el campo de batalla. Kerry es otro falso héroe que hace acto presencial en Vietnam, pero no en la guerra, algo que es muy habitual entre los hijos de los políticos en Irak y en otros escenarios bélicos. Así pues, en los años 70, Kerry ya cuenta con el aval patriótico del buen americano que se compromete a luchar por su país, y, que luego, aprovechó de cara a la opinión pública. De hecho, hay una biografía autorizada por John Kerry, llamada Camino al Infierno, donde recuerda sus gestas bélicas en plan Apocalypse Now, mintiendo de manera descarada como han demostrado el documental Stolen Honor y muchos veteranos de la guerra del Vietnam, quienes piden que sea liberado el historial médico militar de Kerry, y, al mismo tiempo, quieren explicaciones sobre el fraude de las condecoraciones, dado que imposible que un soldado reciba tantas medallas en 120 días, y, más aún, en el caso de Kerry.
CUARTO: Tras regresar al país, John Kerry  y la actriz Jane Fonda se convirtieron en portavoces de la asociación de Veteranos del Vietnam contra la Guerra, llevando una campaña antibélica hasta las audiencias del Senado. Alguien que no había conocido realmente el campo de batalla y que estuvo sólo 120 días en Vietnam, acabó dedicándose a verter calumnias y mentiras sobre el ejército estadounidense, cuando eran actos puntuales de ciertos comandos militares que se dedicaban a matar bebes, violar mujeres, cortar orejas,… Todo esto fue visto como una traición de Kerry a muchos militares que nada tenían que ver con esos hechos y que estaban cansados de luchar en un país sin saber las verdaderas razones, las cuales no eran otras que el tráfico de drogas que tanto enriquecía a la Orden Skull and Bones. Muchos veteranos, que recordaban su traición en 1971, fueron a las elecciones en 2008 con la intención de que un traidor no se convirtiera en presidente ni en su comandante en jefe, porque el fue uno de los culpables de que la guerra del Vietnam se prolongase con la campaña de que todos los soldados y prisioneros estadounidenses eran criminales de guerra, de ahí que, cuando los primeros retornaron a EEUU, fueron excluidos socialmente como denuncian muchas películas, entre ellas, Acorralado; y, los segundos siguieron padeciendo la tortura vietnamita durante varios años más. Pese a que los veteranos votaron en masa por Bush, las elecciones las gano la Orden Skull and Bones.
QUINTO: John Kerry apoya las agendas gay y abortista, pero un verdadero cristiano no lo haría, pero en realidad si es algo que encaja con lo que es, o sea, un judío sionista que se opone a la superpoblación.
SEXTO: En 1986, el senador John Kerry denunció el tráfico de drogas y armas que la CIA ejercía en Sudamérica, lo cual puso supuestamente en grandes aprietos a la  administración de Ronald Reagan  y, en particular, al vicepresidente George Walker Bush. Sin embargo, en esta ocasión, Kerry hacía el papel del “policía bueno” ante la sociedad estadounidense, aunque la realidad es muy distinta, de hecho, Kerry destapó conscientemente una investigación secreta e independiente del FBI que aún no había terminado, pero con la denuncia de Kerry la administración Reagan se blindo y obstaculizó a los federales.
SÉPTIMO: Kerry dice que es católico practicante con una mentalidad abierta hacia todas las religiones y hacia la espiritualidad, pero no explica su relación religiosa con la Iglesia de Satán de Anton Lavey, lo cual es comprensible a tenor de la masonería satánica de la Orden Skull and Bones.
OCTAVO: John Kerry se ha casado dos veces, su segunda y actual esposa es Teresa Heinz, pero su nombre completo es  Maria Teresa Thierstein Simões-Ferreira Heinz, una mujer que ha sido intérprete en la ONU y que es dueña de la Fundación filantrópica de la Familia Heinz, heredada de su difunto marido el senador Henry Heinz.

NOVENO: Desde febrero de 2013, Kerry es Secretario de Estado, después de haceros una idea de quién es realmente, es comprensible su conducta a la hora de considerar al presidente sirio Al-Assad como un clon de Hitler, cuando en 2009 estaba cenando amigablemente con él en un restaurante de Damasco. Pero como ya sabemos Kerry es capaz de vender a su madre, por lo que promover un ataque o una invasión, como consecuencia del supuesto uso de armas químicas por parte del ejército sirio, no va a suponerle ningún remordimiento, es algo que ya hemos visto cuando Colin Powell mintió sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, una mentira que ha supuesto la muerte de millones iraquíes. Kerry, como buena marioneta que es, está especializado en la mentira, el engaño y en la traición, con estos medios quiere exportar más democracia y civilización al mundo a cambio de gas y petróleo para los amos del mundo.

Anna Alexandra Alighieri

  
————-

Estudiante torturado con electricidad en publico

Increíble pero cierto, en una conferencia pública de John Kerry en la Universidad de Florida, un estudiante americano se dirige al ex candidato a la presidencia para preguntarle por qué ha aceptado sin más las consabidas manipulaciones de las elecciones de 2004 que finalmente dieron la victoria a Bush y si Kerry forma parte del grupo ““Skull and Bones”, la sociedad secreta de los antiguos estudiantes de la Universidad de Yale. Inmediatamente interviene la policía para detenerlo. El estudiante no…

El estudiante no entiende el por qué de la intervención policial. ¿Por formular esa pregunta en público, tal vez? 19 policías se encargan de sujetarlo y de sacarlo de entre el público, pero como les parece que esta medida es insuficiente no dudan en utilizar un táser para “calmarlo” o para callarlo. El táser es un arma moderna que produce una descarga de entre 17.000 y 50.000 voltios. El estudiante suplica que lo le apliquen el táser y grita, chilla cuando le dan las descargas… y mientras tanto John Kerry, como si nada. Sigue con su discurso sin hacer comentario alguno a la lamentable escena que se produce en la sala. Increíble…¡Indignante!

Ayer, 17 de septiembre, en una conferencia pública en la Universidad de Florida, los estudiantes tenían la posibilidad de formular preguntas al excandidato a la presidencia de los Estados Unidos en 2004. El estudiante que vemos en el vídeo se dirige a John Kerry y pregunta: “Si está tan claro que las últimas elecciones nacionales estaban manipuladas, ¿por qué ustedes se conformaron con el resultado, no protestaron, y declararon rápidamente su derrota frente a George W. Bush?, ¿Por qué no pidieron la dimisión (impeachment) de George W. Bush?” El estudiante además se cuestiona sobre la pertenencia de John Kerry a la sociedad secreta “Skules and Bones”. Al parecer estas preguntas no se permiten. El estudiante alza un libro de “Greg Palace” y reprocha a Kerry qué podría haber ganado las elecciones de 2004 y que sin embargo no hizo nada para reclamar la falsedad, aparentemente obvia, de los resultados de las urnas.

En este momento, y con el uso de la fuerza (policial), al estudiante se le acaba repentinamente el tiempo de palabra concedido… y su derecho de presencia entre el público en la conferencia…

…Asombrosamente, Kerry ni se inmuta, como si nada estuviera pasando. Él comienza a responder a la pregunta del estudiante sin hacer comentario alguno sobre la atroz escena que se vive al final de la sala. “Como usted sabe—los gritos del estudiante crean inevitablemente interferencias entre el orador y la audiencia—, las manipulaciones no eran tan claras y…” Comentarios de Kerry a la agresiva actuación policial: cero patatero. Él, indolente, deja que la policía haga su trabajo, a pesar de que el ex candidato no debió considerar impertinente la cuestión del estudiante, ya que se dispuso a contestarle.

Según un sondeo realizado en Estados Unidos (ver sondeo aquí), de las 230.000 personas que participaron, el 75% consideran que la policía no tenía derecho a utilizar el táser en esta ocasión. El 60% de las personas consultadas coinciden además en que la policía no tenía derecho o no debió detener al estudiante.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56464

Visto en: cazadebunkers.wordpress.com

A 50 años del asesinato de Kennedy, difusor de la película de Zapruder cuestiona versión oficial

 

foto001

El experto en fotografía Robert Groden, quien filtró el famoso video que puso en cuestionamiento la versión oficial de la muerte del presidente John F. Kennedy hace 50 años, reafirmó su convicción de que Lee Harvey Oswald no actuó solo en la ejecución del magnicidio.

 

Entrevistado por el fundador de We Are Change, Luke Rudkowski, Groden recordó haber integrado el Comité de Asesinatos del Congreso estadounidense, instancia que determinó la existencia de una “conspiración” detrás del asesinato de Kennedy.

En 1965 Groden mostró en público la famosa película registrada por la modista Abraham Zapruder dando paso a una nueva investigación que refutó las conclusiones de la Comisión Warren. La cinta fue censurada durante años por el gobierno estadounidense ya que ponía en contradicción la proveniencia de los disparos señalados en la historia oficial, señala el entrevistado.

Rudkowski y otros reporteros independientes y activistas planean manifestarse este aniversario Nº 50 del magnicidio contra las mentiras de la Comisión Warren.

Las protestas masivas programadas para este viernes 22 de noviembre han sido respondidas con medidas restrictivas por las autoridades de Dallas.

 

Fuente: Verdad Ahora

Entradas relacionadas:

Desde la Sombra (E52). Los símbolos ocultos del asesinato de JFK

Veredicto de jurado prueba que la CIA mató a JFK

 

Veredicto de jurado prueba que la CIA mató a JFK

 

Por: Kevin Barret

A medida que se acerca el 50º aniversario del asesinato de John F. Kennedy (JFK), el pueblo y los medios de comunicación estadounidenses están viviendo en dos mundos diferentes.

Los grandes medios siguen promoviendo el mito de que JFK fue asesinado por un loco solitario comunista, llamado Lee Harvey Oswald. No obstante, la mayoría de los estadounidenses no se lo cree. Desde principios de 1990, la gran mayoría de los norteamericanos cree que JFK fue asesinado por una conspiración, y que la CIA tuvo algo que ver.

El pueblo de EE.UU. está en lo cierto.

Una abrumadora evidencia confirma que el asesinato de JFK, al igual que los asesinatos y derrocamientos de muchos de los mejores líderes del mundo, fue una operación de la CIA. Sin embargo, los medios de comunicación estadounidenses – incluyendo los alternativos pseudo-financiados por la Fundación – se muestran reacios a revelar la evidencia.

Yo me percaté de la aversión de los medios por la verdad de JFK cuando era estudiante de periodismo en la Universidad de Wisconsin en 1980. Poco antes del 17 aniversario del asesinato, escribí un artículo donde reunía evidencia de que la CIA había matado a JFK, y lo envié a varios medios de comunicación. El único que respondió fue The Progressive, una importante revista estadounidense de izquierdas, editada por el siempre corajudo Erwin Knoll. Me dijo que le gustaba mi artículo, y que si se tratara de cualquier otro tema me lo hubiera publicado. Pero, se había comprometido a no publicar ningún artículo sobre una conspiración contra JFK, a menos que respondiera más preguntas de las que planteaba. Mi artículo, dijo, plantea más preguntas que respuestas.

Sus palabras no tenían sentido. Mi artículo respondía a la pregunta de “¿quién mató a JFK?” con tres letras simples: la CIA. Gentilmente se lo deletreé. La respuesta de Erwin fue evasiva. Me di cuenta de que ninguna evidencia lo convencería jamás de que la CIA había matado a JFK. Al igual que muchos otros estadounidenses, Erwin Knoll tenía un bloqueo psicológico que le impedía enfrentarse al hecho de que la “democracia” en la que vivía, en realidad, era un estado policial apenas disimulado.

Poco después de enviar mi artículo sobre JFK a varios medios de comunicación, recibí la visita de una persona que decía ser una esclava mental de la CIA. Dijo que la CIA le había colocado un chip en su cerebro, y que la utilizaba regularmente para seleccionar objetivos para cometer asesinatos. Después de investigar sus antecedentes, me enteré que ella había influido en otros movimientos locales de activistas infiltrándose en ellos y más tarde anunciando que era parte de un intento de la CIA para asesinar a sus líderes.

Mi profesor favorito de periodismo, un tal profesor McNulty, me explicó: “Solo te están j***iendo.”

Al menos medio centenar de personas han sido asesinadas para encubrir el asesinato de JFK por la CIA, como se explica en el libro “Hit List”, por Richard Belzer y David Wayne. Algunos de ellos, incluyendo Dorothy Kilgallen y Mary Meyer, eran periodistas o escritores que estaban a punto de hacer público el caso. No obstante, en el Estado policial sigiloso de EE.UU., a diferencia de los Estados policiales abiertos, se emplean más los medios psicológicos que los físicos para silenciar a una oposición seria.

La CIA ha encubierto el asesinato de JFK con un lavado de cerebro a la población, haciéndoles creer “que nunca sabremos la verdad.” Con ese fin, se ha difundido una enorme cantidad de desinformación, que incluye teorías absurdas de que Jackie la esposa de JFK, o el conductor de la limusina William Greer, dispararon los tiros fatales.

El programa Operación Sinsonte de la CIA, que se infiltra en los medios de comunicación corporativos y los usa como una herramienta de lavado de cerebro, propagó el término “teoría de la conspiración” para desacreditar a cualquier persona que dijera la verdad sobre el asesinato de JFK. El objetivo era asustar a la gente en un estado psicológico de la negación, en la que decían “nunca sabremos quién mató a JFK”, en lugar de enfrentar el hecho simple y obvio de que fue la CIA.

Los sinsontes de los medios repiten sin cesar el mantra, “Pero, sin duda, ¡en una conspiración tan grande y compleja como usted sugiere, alguien habría hablado!”. Tienen la esperanza de que el público no se moleste en saber que un gran número de denunciantes HABRÍA hablado – incluyendo a algunos que pagaron con sus vidas.

Varias personas involucradas en el asesinato de John F. Kennedy han confesado, incluyendo a Chauncey Holt, David Sánchez Morales y Lyndon Johnson. No obstante, el testigo estrella entre los asesinos confesos de JFK está el agente de la CIA, E. Howard Hunt cuya participación en el asesinato de John F. Kennedy por la Agencia fue declarada legalmente por un jurado el 6 de febrero de 1985.

Hunt se sentía agraviado porque la CIA lo había “arrojado a los lobos” durante el escándalo de Watergate; además, debe haberse sentido profundamente ofendido por la forma en que la Agencia asesinó a su esposa, e implícitamente amenazó con continuar asesinando a otros miembros de su familia, si se negaba a tomar el caso Watergate. Además, a Hunt no le agradaba la idea de que en la mente del pueblo fuera señalado como el asesino de JFK, cuando otros agentes de la CIA habían desempeñado un papel aún más activo que el suyo en este acto. Así que, durante sus últimos años de vida, Hunt se abrió a su hijo St. John y le dijo algo parecido a la historia completa de su participación en el asesinato del presidente John F. Kennedy por la Agencia.

Hunt le contó a su hijo que él había escuchado por primera vez sobre el complot del asesinato de Kennedy en la estación de la CIA JM Wave en Miami, Florida. Varios miembros de la Agencia allí, incluyendo a William “Wild Bill” Harvey, le pidieron a Hunt que les ayudara a desarrollar y perfeccionar la logística de la operación del asesinato. Después de que en un principio se mostró reticente a matar a su propio Comandante en Jefe, Hunt aceptó finalmente y empleó sus considerables habilidades como orquestador de asesinatos y derrocador de gobiernos para el complot contra el presidente. El 22 de noviembre de 1963, Hunt se encontraba en Dallas; su misión incluía el pago a uno de los pistoleros.

¿Por qué la CIA mató a JFK? Como explicó Hunt, todos en la CIA odiaban el presidente Kennedy, quien había permitido que más de 1400 mercenarios de esa agencia fueran sacrificados o capturados durante la debacle de Bahía de Cochinos, y estaba impulsando planes “traidores” para establecer la paz con Cuba, Vietnam, e incluso con la Unión Soviética Unión. Además, Kennedy estaba haciendo todo lo posible para cerrar el programa de armas nucleares de Israel, tratando de poner fin al monopolio monetario privado de la Reserva Federal, y amenazando los beneficios de los petroleros, con poner fin a la deducción por agotamiento. Aunque el pueblo americano amaba a JFK, la élite corrupta de los Estados Unidos lo odiaba.

Las confesiones de Hunt, incluidos los resúmenes manuscritos y grabados de su participación, son apoyadas por un gran número de fuentes independientes, entre ellos Brad Ayers, un hombre de la CIA empleado en la estación de Miami JM Wave antes del asesinato. En su libro ‘The Zenith Secret’, Ayers describe el complot de la CIA contra JFK, y menciona los mismos nombres que Hunt.

Las confesiones de E. Howard Hunt son sólo una de las docenas, si no cientos, de “armas humeantes” que prueban más allá de toda duda, que la CIA estaba en el centro del golpe de Estado contra JFK. Para mayores detalles sobre las confesiones de Hunt, usted puede escuchar mis entrevistas con St. John Hunt, disponibles en línea en No Lies Radio.

Mientras los estadounidenses se imaginen que todavía hay un pequeño ápice de duda sobre el caso de JFK, nunca se levantarán y derrocarán al complejo militar-industrial-de inteligencia (incluyendo a la mayoría de los principales medios del aparato de lavado de cerebro) que les ha robado su democracia.

Por eso, repitan todos conmigo, “la CIA mató a JFK.”

Vamos a terminar el trabajo que comenzó JFK cuando dijo: “Quiero hacer que la CIA se convierta en mil astillas y se dispersen en el viento.”

Fuente: Hispan Tv

Entradas relacionadas:

Desde la Sombra (E52). Los símbolos ocultos del asesinato de JFK