¿QUIÉN ES REALMENTE JOHN KERRY?

En la fotografia, Bush y John Kerry, supuestos rivales a la presidencia pero en realidad miembros de la misma secta. Los illuminati te ofrecen siempre dos alternativas para que creas que puedes elegir.

John Forbes Kerry es conocido internacionalmente por haber sido candidato presidencial del partido demócrata en las elecciones de 2004, así como por haber sustituido a Hillary Clinton en la Secretaria de Estado el 1 de febrero de 2013. Al margen de la versión oficial, este post plantea los siguientes aspectos desconocidos o poco conocidos sobre John Kerry:
PRIMERO: En 1901, en Viena, Fritz Kohn (el abuelo de John Kerry) siguió el ejemplo de su hermano y se cambió oficialmente su nombre por el de Frederick Kerry, quien trabajaba como contable en una fábrica familiar de zapatos, y, quien se casó con Ida Loewe, una música judía de Budapest, descendiente de Sinaí Loewe, un hermano del rabino Judah Loewe, un cabalista, talmudista y filósofo de Praga. Fred, Ida, y su primer hijo Erich se bautizaron como católicos, este es el otro paso, junto al cambió de nombre o apellidos, que hacen los sionistas judíos de la rama ashkenazi para adaptarse socialmente a un país en concreto. Y, en 1905, la familia emigró a Estados Unidos. Después de entrar a través de Ellis Island, la familia vivió primero en Chicago y luego se instaló en Boston. Fred e Ida tuvieron dos hijos más en América, Mildred (1910) y Richard (1915). Richard asistió a la Academia Phillips, la Universidad de Yale (haciéndose miembro de la Orden Skull and Bones) y a la Escuela de Derecho de Harvard. Después de servir en el Cuerpo Aéreo del Ejército de EEUU, Richard Kerry trabajó en el Departamento de Estado de EEUU y más tarde en el Servicio Exterior. Se casó con Rosemary Forbes, la heredera de la familia Forbes, quien había amasado una gran fortuna en el comercio de China, con toda seguridad, ligada al tráfico de opio que controlaba la Orden Skull and Bones desde el s. XIX). Richard y Rosemary tuvieron cuatro hijos: Margery (1941), John (1943), Diana (1947) y Cameron (1950). Así que Fritz Kohn (Kerry) y su esposa son judíos askenazi de la Europa del Este, y, Richard, uno de sus hijos, acabó casándose con Rosemary que pertenecía a una familia protestante, los Forbes, que, sin embargo, también son judíos. Por tanto, John Kerry es judío, lo cual no es simplemente una opción religiosa, sino una identidad racial de gran importancia para los que realmente controlan el Sistema.
SEGUNDO: John Kerry nace en una familia vinculada a los grupos fácticos de naturaleza económica y militar, estudio ciencias políticas en la Universidad de Yale, y, por tradición familiar, fue elegido para formar parte de la Orden Skull and Bones, donde años más tarde, sería quien iniciaría a George Bush dentro de la fraternidad.
TERCERO: Al completar su licenciatura, ingreso en la Armada y participó en la Guerra del Vietnam, recibiendo por su heroísmo varias condecoraciones tras haber realizado misiones secretas de alto nivel. Sin embargo, en Vietnam, sólo pasó 120 días (12 meses eran lo obligatorio en el reglamento), de los cuales nunca fue enviado a las áreas más hostiles, y, cuando regresó a EEUU, lo hizo porque se hirió a sí mismo con la metralla tras disparar sin la presencia de enemigos, aún así, su herida era insignificante y autoinfligida para ser devuelto a su país en 1968, y, menos aún, para recibir el Corazón Purpura en tres ocasiones, ya que sólo se conceden cuando se realizan grandes heroicidades en el campo de batalla. Kerry es otro falso héroe que hace acto presencial en Vietnam, pero no en la guerra, algo que es muy habitual entre los hijos de los políticos en Irak y en otros escenarios bélicos. Así pues, en los años 70, Kerry ya cuenta con el aval patriótico del buen americano que se compromete a luchar por su país, y, que luego, aprovechó de cara a la opinión pública. De hecho, hay una biografía autorizada por John Kerry, llamada Camino al Infierno, donde recuerda sus gestas bélicas en plan Apocalypse Now, mintiendo de manera descarada como han demostrado el documental Stolen Honor y muchos veteranos de la guerra del Vietnam, quienes piden que sea liberado el historial médico militar de Kerry, y, al mismo tiempo, quieren explicaciones sobre el fraude de las condecoraciones, dado que imposible que un soldado reciba tantas medallas en 120 días, y, más aún, en el caso de Kerry.
CUARTO: Tras regresar al país, John Kerry  y la actriz Jane Fonda se convirtieron en portavoces de la asociación de Veteranos del Vietnam contra la Guerra, llevando una campaña antibélica hasta las audiencias del Senado. Alguien que no había conocido realmente el campo de batalla y que estuvo sólo 120 días en Vietnam, acabó dedicándose a verter calumnias y mentiras sobre el ejército estadounidense, cuando eran actos puntuales de ciertos comandos militares que se dedicaban a matar bebes, violar mujeres, cortar orejas,… Todo esto fue visto como una traición de Kerry a muchos militares que nada tenían que ver con esos hechos y que estaban cansados de luchar en un país sin saber las verdaderas razones, las cuales no eran otras que el tráfico de drogas que tanto enriquecía a la Orden Skull and Bones. Muchos veteranos, que recordaban su traición en 1971, fueron a las elecciones en 2008 con la intención de que un traidor no se convirtiera en presidente ni en su comandante en jefe, porque el fue uno de los culpables de que la guerra del Vietnam se prolongase con la campaña de que todos los soldados y prisioneros estadounidenses eran criminales de guerra, de ahí que, cuando los primeros retornaron a EEUU, fueron excluidos socialmente como denuncian muchas películas, entre ellas, Acorralado; y, los segundos siguieron padeciendo la tortura vietnamita durante varios años más. Pese a que los veteranos votaron en masa por Bush, las elecciones las gano la Orden Skull and Bones.
QUINTO: John Kerry apoya las agendas gay y abortista, pero un verdadero cristiano no lo haría, pero en realidad si es algo que encaja con lo que es, o sea, un judío sionista que se opone a la superpoblación.
SEXTO: En 1986, el senador John Kerry denunció el tráfico de drogas y armas que la CIA ejercía en Sudamérica, lo cual puso supuestamente en grandes aprietos a la  administración de Ronald Reagan  y, en particular, al vicepresidente George Walker Bush. Sin embargo, en esta ocasión, Kerry hacía el papel del “policía bueno” ante la sociedad estadounidense, aunque la realidad es muy distinta, de hecho, Kerry destapó conscientemente una investigación secreta e independiente del FBI que aún no había terminado, pero con la denuncia de Kerry la administración Reagan se blindo y obstaculizó a los federales.
SÉPTIMO: Kerry dice que es católico practicante con una mentalidad abierta hacia todas las religiones y hacia la espiritualidad, pero no explica su relación religiosa con la Iglesia de Satán de Anton Lavey, lo cual es comprensible a tenor de la masonería satánica de la Orden Skull and Bones.
OCTAVO: John Kerry se ha casado dos veces, su segunda y actual esposa es Teresa Heinz, pero su nombre completo es  Maria Teresa Thierstein Simões-Ferreira Heinz, una mujer que ha sido intérprete en la ONU y que es dueña de la Fundación filantrópica de la Familia Heinz, heredada de su difunto marido el senador Henry Heinz.

NOVENO: Desde febrero de 2013, Kerry es Secretario de Estado, después de haceros una idea de quién es realmente, es comprensible su conducta a la hora de considerar al presidente sirio Al-Assad como un clon de Hitler, cuando en 2009 estaba cenando amigablemente con él en un restaurante de Damasco. Pero como ya sabemos Kerry es capaz de vender a su madre, por lo que promover un ataque o una invasión, como consecuencia del supuesto uso de armas químicas por parte del ejército sirio, no va a suponerle ningún remordimiento, es algo que ya hemos visto cuando Colin Powell mintió sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak, una mentira que ha supuesto la muerte de millones iraquíes. Kerry, como buena marioneta que es, está especializado en la mentira, el engaño y en la traición, con estos medios quiere exportar más democracia y civilización al mundo a cambio de gas y petróleo para los amos del mundo.

Anna Alexandra Alighieri

  
————-

Estudiante torturado con electricidad en publico

Increíble pero cierto, en una conferencia pública de John Kerry en la Universidad de Florida, un estudiante americano se dirige al ex candidato a la presidencia para preguntarle por qué ha aceptado sin más las consabidas manipulaciones de las elecciones de 2004 que finalmente dieron la victoria a Bush y si Kerry forma parte del grupo ““Skull and Bones”, la sociedad secreta de los antiguos estudiantes de la Universidad de Yale. Inmediatamente interviene la policía para detenerlo. El estudiante no…

El estudiante no entiende el por qué de la intervención policial. ¿Por formular esa pregunta en público, tal vez? 19 policías se encargan de sujetarlo y de sacarlo de entre el público, pero como les parece que esta medida es insuficiente no dudan en utilizar un táser para “calmarlo” o para callarlo. El táser es un arma moderna que produce una descarga de entre 17.000 y 50.000 voltios. El estudiante suplica que lo le apliquen el táser y grita, chilla cuando le dan las descargas… y mientras tanto John Kerry, como si nada. Sigue con su discurso sin hacer comentario alguno a la lamentable escena que se produce en la sala. Increíble…¡Indignante!

Ayer, 17 de septiembre, en una conferencia pública en la Universidad de Florida, los estudiantes tenían la posibilidad de formular preguntas al excandidato a la presidencia de los Estados Unidos en 2004. El estudiante que vemos en el vídeo se dirige a John Kerry y pregunta: “Si está tan claro que las últimas elecciones nacionales estaban manipuladas, ¿por qué ustedes se conformaron con el resultado, no protestaron, y declararon rápidamente su derrota frente a George W. Bush?, ¿Por qué no pidieron la dimisión (impeachment) de George W. Bush?” El estudiante además se cuestiona sobre la pertenencia de John Kerry a la sociedad secreta “Skules and Bones”. Al parecer estas preguntas no se permiten. El estudiante alza un libro de “Greg Palace” y reprocha a Kerry qué podría haber ganado las elecciones de 2004 y que sin embargo no hizo nada para reclamar la falsedad, aparentemente obvia, de los resultados de las urnas.

En este momento, y con el uso de la fuerza (policial), al estudiante se le acaba repentinamente el tiempo de palabra concedido… y su derecho de presencia entre el público en la conferencia…

…Asombrosamente, Kerry ni se inmuta, como si nada estuviera pasando. Él comienza a responder a la pregunta del estudiante sin hacer comentario alguno sobre la atroz escena que se vive al final de la sala. “Como usted sabe—los gritos del estudiante crean inevitablemente interferencias entre el orador y la audiencia—, las manipulaciones no eran tan claras y…” Comentarios de Kerry a la agresiva actuación policial: cero patatero. Él, indolente, deja que la policía haga su trabajo, a pesar de que el ex candidato no debió considerar impertinente la cuestión del estudiante, ya que se dispuso a contestarle.

Según un sondeo realizado en Estados Unidos (ver sondeo aquí), de las 230.000 personas que participaron, el 75% consideran que la policía no tenía derecho a utilizar el táser en esta ocasión. El 60% de las personas consultadas coinciden además en que la policía no tenía derecho o no debió detener al estudiante.

Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=56464

Visto en: cazadebunkers.wordpress.com