El espionaje masivo, declarado ilegal por un juez USA /Los documentos que relacionan la monarquía saudita con el 11-S, publicados en el “New York Post”

 

Las buenas noticias empiezan a agolparse en estos últimos días hasta el primer aniversario del final de la mítica “cuenta larga” de los mayas.
Ayer mismo, un juez de Washington declaraba ilegales el espionaje generalizado de la población por parte de la NSA y dejaba a un paso de la declaración de inconstitucionalidad, con lo que no sólo el gobierno Obama está en la cuerda floja sino el sistema planetario entero, que ha consentido esto (y colaborado). En su estrategia de “parar los daños”, el director de la NSA, general Keith Alexander, acudió a una entrevista en la cadena CBS y, cuando tenía que responder a una de las cuestiones, se dio la vuelta para preguntar a un grupo de asesores que le acompañaba si podía responder a esa pregunta. Es decir, que él no es el que manda.
Pero esta noticia se une a otra todavía más impactante, como son los archivos desclasificados del FBI que unen a la familia real saudita con los (supuestos) perpetradores de los atentados del 11-S, con el actual hombre fuerte del reino que custodia La Meca, Bandar Bin Sultan, a la cabeza.
Los documentos han sido publicados por el New York Post y son un auténtico Jaque Mate. El gobierno saudita está pues ya en el punto de mira (con la ley en la mano) de los militares USA.
PD. La web del New York Post ocupa el ranking 243 de las webs norteamericanas según Alexa, y la 881 del mundo.

Fuente: http://www.rafapal.com/?p=24064