Se consumó el golpe occidental en Kiev. Crimea y las regiones del Sur y el Este de Ucrania preparan la defensa contra los golpistas

El imperialismo globalista está empeñado en repetir el escenario libio/sirio en Ucrania. No les funcionó con la “revolución naranja” del 2004, y han vuelto a intentar diez años después transplantando el sistema de las “primaveras árabes” en plena Europa y a las puertas de Rusia. Están jugando con fuego.

Los extremistas interpretaron la ley del indulto, aprobada la pasada semana en Ucrania, como una garantía de impunidad y han recrudecido su resistencia a las fuerzas del orden gubernamentales. Por ambos lados, hay decenas de muertos y cientos de heridos. Los disturbios, lejos de languidecer, se extendieron a otras ciudades del país. En Lvov, los manifestantes se apoderaron del edificio abandonado de la policía regional, llevándose decenas de unidades de medios especiales, y prendieron fuego al cuartel de las tropas del Ministerio del Interior. En Ivano-Frankovsks, los radicales entraron libremente en las oficinas de la administración regional. En Lvov y Ternópol, irrumpieron en la sede del fiscal quemando gran parte de la documentación allí guardada. En la frontera con Polonia, bloquearon los puestos de control fronterizo.

El fiscal general de Ucrania, Víktor Pshonka, advirtió que los instigadores y líderes de estas acciones serán severamente castigados: –Como fiscal general ratifico: la tregua se ha terminado. Los intereses políticos prevalecen sobre los acuerdos logrados. La vida y la tranquilidad de millones de habitantes de Kiev están en peligro. Los organizadores de estos disturbios masivos responderán por cada vehículo quemado, por cada ventana destrozada.

Mientras tanto, los activistas de la Maidán siguieron recibiendo refuerzos, procedentes de las regiones del oeste. En la noche del 18 de febrero, la policía advirtió que las mujeres y los menores de edad debían abandonar la plaza con vistas a una operación antiterrorista, y comenzó a desplazar a los manifestantes. El diputado del Parlamento por el Partido de las Regiones, Oleg Tsariov, indica: Desde que la oposición se lanzó al asalto para tomar el poder, consideramos que ya no hay con quien negociar. Estamos seguros de que después de imponer el orden en Kiev podremos hacer lo mismo en el resto del país. Las unidades antidisturbios que desplazaron a los manifestantes del barrio de edificios públicos estaban esperando la orden desde las seis y, por fin, la recibieron.

Los manifestantes volvieron a arrojar piedras, petardos y cócteles molotov a la policía. Se incendió un vehículo blindado y el campamento de tiendas de campaña del Euromaidán. Varias personas irrumpieron en la embajada de Canadá. Dos horas más tarde, la policía se acercó a la Casa de los Sindicatos, pero una barricada de neumáticos en llamas no le dejó seguir avanzando. Pronto, el fuego se propagó hacia el edificio. Los bomberos rescataron a más de cuarenta personas afectadas por el incendio en la Casa de los Sindicatos. Siete de ellas fueron hospitalizadas. El fuego se extendió sobre el edificio vecino de la Academia de la Música.

El presidente Yanukóvich hizo una declaración en la que condenó rotundamente las acciones de los manifestantes y llamó a los líderes opositores a desentenderse de los radicales: Siempre he pensado que el uso de la fuerza es un método equivocado. Hay una forma mejor y más constructiva para lograr entendimiento: aceptar compromisos, ponerse de acuerdo. Ya he dicho en más de una ocasión que en tal caso el Gobierno perdería algo y la oposición también, pero Ucrania ganaría. Los líderes opositores han desdeñando el principio básico de la democracia: el poder no se toma en las calles y plazas, sino en los colegios electorales. Reitero: pronto habrá elecciones, y si el pueblo les confía el poder, entonces lo tendrán, y si no, no. Pero cualquiera de estas dos opciones debe ser legítima. Tal como dice la Constitución de Ucrania.

Las 48 horas de la fase III del golpe de Estado

Todo comenzó cuando el 20 de febrero El Parlamento de Ucrania (Rada Suprema) prohibió la operación antiterrorista anunciada por el Servicio de Seguridad ucraniano, informa la agencia Interfax. El Parlamento afirmó que el Servicio de Seguridad, el Ministerio del Interior y cualquier organización paramilitar del país deben “detener inmediatamente el uso de la fuerza contra los ciudadanos de Ucrania”. El Parlamento también decretó que todas las fuerzas de seguridad deben volver a sus ubicaciones permanentes.

Más tarde se produjo el asalto a  la embajada de Canadá por parte de los extremistas de Maidán. El gobierno de Canadá, comportándose como una pandilla de sinvergüenzas, anuncia que impondrá sanciones contra altos funcionarios del Gobierno de Ucrania, anunció el primer ministro canadiense, Stephen Harper. “Canadá está indignada por la continua violencia en Ucrania. La respuesta de nuestro Gobierno a estos acontecimientos es la prohibición de visados para una serie de altos cargos ucranianos y la asignación de fondos para la prestación de asistencia médica a manifestantes heridos”, dijo Harper.

Una hora después, el embajador estadounidense en Ucrania, Geoffrey Pyatt, afirmó a la cadena CNN que EE.UU. no busca la renuncia del presidente Yanukóvich. “Nuestra posición es que el presidente Yanukóvich tiene que llevar a su país hacia un nuevo futuro, y que tiene que hacerlo a través de un nuevo gobierno y cambios en la Constitución y en el orden político”, dijo. Otra mentira más mientras se armaba a los extremistas que no dejaban de actuar y así, derribaron un monumento a Lenin en la ciudad de Zhitómir, en el oeste de Ucrania.

El 21 de febrero, el vicepresidente de EE.UU, Joe Biden, dijo en una conversación telefónica con el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, que EE.UU. está dispuesto a imponer sanciones contra altos cargos ucranianos responsables de la violencia en el país. El político estadounidense también pidió a las autoridades ucranianas que retiren inmediatamente a la Policía y a las fuerzas de seguridad de las calles de Kiev.

Mientras se sigue negociando una salida, los cuerpos sin vida de dos agentes de las fuerzas especiales fueron hallados en un cuartel de los policías antidisturbios Bérkut incendiado en la ciudad occidental ucraniana de Lviv.

La injerencia norteamericana se intensifica, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, instó al presidente ucraniano a negociar con la oposición y afirmó que las sanciones de la restricción de visados contra una serie de ciudadanos de Ucrania ya están en vigor. “El presidente Yanukóvich debe celebrar inmediatamente negociaciones serias con los líderes de la oposición para establecer un gobierno de transición”, subrayó Kerry en un comunicado.

Los participantes de las negociaciones en Kiev tienen previsto rubricar a las 10.00 h un acuerdo sobre la salida de la crisis, señalan fuentes en la Administración del presidente Víktor Yanukóvich. Entretanto, el número de policías muertos a consecuencia de las heridas recibidas en los enfrentamientos con los extremistas antigubernamentales en las calles de Kiev llega a 16. Un total de 130 agentes han sido hospitalizados con impactos de bala.

A las 8:30 de la mañana, el presidente del Parlamento, Vladímir Rybak, ha firmado la resolución, adoptada por los diputados en su ausencia el jueves, sobre el cese y la prohibición de la operación antiterrorista en todo el territorio del país anunciada por el Servicio de Seguridad de Ucrania dos días antes.

El Ministerio del Interior informa de que los radicales de la oposición han vuelto a abrir fuego contra la Policía en Kiev. Parte de los agentes antidisturbios desplegados en el centro de Kiev se ha cobijado en el edificio del Parlamento para protegerse de los disparos de los extremistas opositores.

A las 11 h, las autoridades ucranianas y la oposición han firmado un acuerdo para resolver la crisis que agita Ucrania. Se acordó regresar a la Constitución del 2004, crear en los próximos diez días un Gobierno de coalición y celebrar elecciones anticipadas.

Pero de nada sirven los acuerdos, varios autobuses que transportaban a vecinos de la república autónoma de Crimea fueron detenidos en el camino y sus pasajeros agredidos por grupos de extremistas armados en la provincia ucraniana de Cherkasy. Iban de regreso a casa después de participar en un mitin de apoyo de Víktor Yanukóvich y el oficialista Partido de las Regiones. La agresión ha sido denunciada por el primer ministro de la autonomía, Anatoli Mogiliov.

Los ferrocarriles de Ucrania han registrado una docena de casos de sabotaje en 24 horas desde las 11.00 del 20 de febrero. Estos han incluido la colocación de neumáticos y otros obstáculos en las vías y la destrucción de dispositivos electrónicos. Los hechos han provocado importantes retrasos en la circulación de los trenes, admite en un comunicado la administración del ferrocarril.

La oposición firmará el acuerdo sobre el arreglo de la crisis al que ha llegado con el presidente Víktor Yanukóvich, pero necesita primero hablar con los participantes del Euromaidán. “Antes de firmarlo consultaré en persona a los activistas de Maidán”, dijo el líder de la oposición moderada, Vitali Klitschkó, al periódico alemán ‘Bild’. Según una estimación del ministro de Asuntos Exteriores de Polonia, Radoslav Sikorski, la gente que se congregó en la plaza de la Independencia ha apoyado la firma del acuerdo sobre el cese del conflicto. Todo mentira.

A las 15 h, el Parlamento ucraniano con 386 votos a favor aprueba la ley sobre el retorno a la Constitución de 2004 que limita los poderes presidenciales. El Parlamento de Ucrania ha aprobado la Ley de no admisión de persecución, sea administrativa o penal, de personas que hayan participado en los disturbios callejeros en Kiev. Es decir, una ley de punto final para los criminales. Pero el acuerdo sobre el arreglo de la crisis en Ucrania, es firmado por el presidente y la oposición y estipula “conformar un Gobierno de unidad nacional dentro de 10 días”, o sea antes del próximo 3 de marzo. Además, pide la entrega a los órganos de Interior en 24 horas de todas las armas que estén en poder de la población de manera ilícita. El texto completo ha sido publicado en el sitio web de la Presidencia de Ucrania.

Pero el enviado ruso a las negociaciones, el defensor del Pueblo (ombudsman) ruso, Vladímir Lukín, no firmó el acuerdo final. “Había varias cuestiones para las cuales no hemos obtenido respuestas claras. Eso se refería a los sujetos de las negociaciones, quién y de qué se responsabilizaría”, explicó a la agencia Itar-Tass. Por esa razón Lukín abandonó la mesa de negociaciones y regresó a Moscú.

EE.UU. sigue alentando el golpismo y no descarta la idea de imponer algunas sanciones adicionales contra las autoridades de Ucrania, pese al acuerdo logrado en Kiev, afirma un comunicado de la Casa Blanca. El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, condenó la actividad de las fuerzas extremistas en Kiev en una conversación telefónica con la alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton. Ambos diplomáticos discutieron las perspectivas del arreglo acordado en Kiev mientras las agresiones continúan. Mentía la funcionaria europea…

A las 20 h, los manifestantes presentes en la plaza de la Independencia abuchearon a los líderes de la oposición que acudieron a Maidán para anunciar la firma del acuerdo con las autoridades de Ucrania sobre la solución de la crisis. El discurso pronunciado por el líder del partido Udar, Vitali Klitschkó, fue interrumpido por uno de los activistas que subió al escenario y declaró que si el actual presidente, Víktor Yanukóvich, no renuncia antes de las 10:00 de la mañana del 22 de febrero, van a emprender un ataque armado contra la Rada Suprema (el Parlamento).

Minutos después, el diputado golpista Mikola Rudkovski presentó en la Rada Suprema, el Parlamento de Ucrania, un proyecto de ley que contempla el proceso de destitución del presidente, Víktor Yanukóvich, aprovechando que éste abandonó Kiev en dirección  a la ciudad oriental de Járkiv para asistir a una cumbre regional.

Pese a la firma de un acuerdo entre el presidente de Ucrania y tres líderes de la oposición y la salida de las fuerzas antidisturbios de las calles de Kiev, continúa la acción armada de los extremistas y los servicios sanitarios del país siguen reportando nuevas víctimas de los disturbios. 26 personas pidieron asistencia médica por distintas heridas recibidas en las últimas 24 horas.

A las 8:45 del 22 de febrero,el líder golpista Vitali Klitschkó ha propuesto al Parlamento adoptar una resolución sobre la dimisión de Víktor Yanukóvich del cargo de presidente, lo que sería fundamento para unas elecciones anticipadas. Una hora después, los voceros de los movimientos extremistas declaran que han tomado el control de la sede de la Presidencia en Kiev, informa la agencia Reuters.

El golpe se consuma, los diputados de Ucrania eligen a un nuevo presidente del Parlamento: Olexandr Turchínov. Desde el arresto de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, en 2011, ha sido considerado como su ‘mano derecha’ y es el vice dirigente del partido político ‘Batkivshina’ (Patria), el candidato de EE.UU. Ese “parlamento” aprueba una resolución sobre “el cumplimiento del compromiso internacional de Ucrania sobre la liberación de Yulia Timoshenko”, la corrupta ex primera ministra que se encuentra en prisión en Járkiv.

A las 12 h, las provincias del sur y del este de Ucrania y la república autónoma de Crimea, cuyos representantes se han reunido en la ciudad de Járkov, anunciaron que asumen la plenitud del poder hasta que se restablezca el orden constitucional en Kiev. La oposición no ha cumplido con las condiciones del acuerdo sobre el arreglo de la crisis en Ucrania firmado el 21 de febrero, reza una resolución de la conferencia de los diputados de todos los niveles de las provincias sureñas y orientales de Ucrania y Crimea. Las regiones del sur y el este de Ucrania por el momento son un baluarte de la estabilidad en el país, sostiene el diputado del Parlamento de Rusia Alexéi Pushkov. “Creo que en Kiev deben escuchar su voz, de otra manera, si la opinión de esas regiones no es tomada en consideración, habrá una nueva fase del conflicto político muy aguda”.

A las 14 h, Yanukovich dice que no va a dimitir y califica lo sucedido en Ucrania de “golpe de Estado”. Yanukovich anunció que todas las decisiones tomadas por el Parlamento no son legítimas, por lo cual no va a firmar ninguna de ellas. El presidente Víktor Yanukóvich declara en una entrevista televisada que hará todo lo posible para evitar que se derrame más sangre.

El “denominado” Parlamento de Ucrania aprobó la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas para el próximo 25 de mayo.

“No son oposición: son bandidos. A la salida del Parlamento a los diputados los golpean, los apedrean, los aterrorizan”, afirma Víktor Yanukóvich. La oposición va a remolque de los extremistas armados que amenazan la soberanía y el sistema constitucional de Ucrania, ha afirmado el Ministerio del Exterior ruso en un comunicado. Los ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Alemania y Polonia (Laurent Fabius, Frank-Walter Steinmeier y Radoslaw Sikorski, respectivamente) han admitido en una conversación telefónica con el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, que la oposición ucraniana no ha cumplido sus compromisos. Han prometido emprender de manera urgente pasos adicionales para asegurar la implementación del acuerdo del 21 de febrero.

La corrupta ex primera ministra Yulia Timoshenko ha llegado a Kiev en un avión que hace una hora despegó del aeropuerto de Járkiv, donde cumplía condena desde el año 2011.  Aseguró que en un futuro próximo el país se convertirá en miembro de la Unión Europea, lo que, según sus palabras, “lo cambiará todo”. La política, puesta en libertad este sábado, acudió a la calle de Grushevski, en Kiev, para homenajear a los fallecidos en las protestas que tuvieron lugar el pasado noviembre y afirmó que todos los responsables de la muerte de ciudadanos ucranianos deben ser castigados.  El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, calificó la liberación de la corrupta Yulia Timoshenko como “un momento histórico”.

Después de que Víktor Yanukóvich abandonara la capital ucraniana, los manifestantes lograron entrar en la residencia presidencial sin ninguna resistencia, que es enseñado como si fuera un símbolo de la corrución.

En la capital de Ucrania, unos 70 hombres armados rodearon el Monasterio de las Cuevas (Kíevo-Pechiórska Lavra, en ucraniano) y exigieron su transferencia inmediata al autoproclamado Patriarcado de Kiev. Según informó el portavoz de la Iglesia Ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Moscú, Vasili Anísimov, unas 70 personas entraron en el monasterio y colocaron puestos de patrulla alrededor del edificio. Según algunas informaciones, unos 300 activistas radicales se encuentran cerca del edificio.

El 23 de febrero, es amenazado de muerte, Volodimir Ribak, presidente de la Rada ucraniana (Parlamento), que dimitió el 23 de enero de 2014 y abandonó la sede del órgano legislativo. Los diputados presentes aprobaron de inmediato una serie de mociones, entre ellas la liberación de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, condenada a 7 años de cárcel por abuso de poder en la negociación con Rusia de un contrato sobre la importación de gas. Simultáneamente, grupos extremistas invadieron los principales edificios gubernamentales después de apoderarse de una armería militar.

A la 1:30 h el senador estadounidense John McCain informó en su cuenta de Twitter que sostuvo una conversación telefónica con Yulia Timoshenko y Vitali Klitschkó, a los que calificó como “destacados patriotas ucranianos”.

El Parlamento de Ucrania aprueba transferir las funciones del presidente del país al presidente del Parlamento, Olexandr Turchínov. El político promete conformar un gobierno de unidad nacional para el martes próximo.

A las 4 h, Rusia congela la ayuda económica a Ucrania. El Ministerio ruso de Exteriores ha llamado a consultas al embajador ucraniano en Moscú. Los gobernadores de nueve regiones ucranianas presentaron su dimisión.

Kiev ha caído

Kiev ha caído. Maidán celebra la victoria.  Los paramilitares se extienden por todos los barrios de la “madre de las ciudades rusas”. El viernes se levantaron todas las limitaciones que impedían la llegada a Kiev. Gentes venidas de las regiones occidentales y las afueras de la capital han irrumpido con gran fuerza en una capital prostrada, para disfrutar a plenitud del aroma de la victoria.

Las mayores columnas de vehículos están llegando de Galitzia. Los participantes de los saqueos en Lvov, cuentan razonablemente con la posibilidad de continuar la fiesta en las colinas de Kiev. Detallan en Maidán, como durante la noche del jueves al viernes, entraron en la capital sin ningún obstáculo, sin ver en la carretera de  Zhitomir ningún puesto de la policía de tráfico. Lo que sí hay en las carreteras son puestos de control formados por activistas de la “autodefensa popular”.

Ahora las barricadas revolucionarias han cortado prácticamente todas las entradas y salidas de las carreteras de Kiev. Puestos de vigilancia improvisados: “gente pacífica” con bates y cadenas. Dan el alto a coches y autobuses. A los que no les gustan les piden la documentación, los sacan del vehículo y los ponen de rodillas. Registran los maleteros, y se quedan lo que les gusta. Mientras por la radio, suena una voz complaciente, que recomienda “no irritar a los activistas de la carretera y responder amablemente a sus preguntas”.

En Borispol, a las afueras de Kiev han cortado la carretera que conduce al aeropuerto internacional: De camino al aeropuerto hay un punto de control junto al metro “Borispolskaya”. El otro está en Poznyaki. El motivo es evitar que el “gobierno sanguinario” se pueda esconder en el extranjero.

En total en la carretera de Borispol hay 5 mil milicianos. Es un lugar apetecible. Hay pasajeros ricos para todos. El número de personas que desean abandonar Kiev se ha multiplicado como mínimo por dos.

Después de que las carreteras importantes estuviesen ya bajo su vigilancia, los puestos de control, han aparecido en todas las pequeñas ciudades de la región de Kiev. Hay leña ardiendo en bidones. En la cuneta cajas con cócteles molotov y montañas de neumáticos por si se hace necesario contar la vía. Es una operación bien organizada, cada grupo tiene  su “comandante maidanista”. La gente de los pueblos, va a las carreteras como quien va de fiesta. Están bloqueados incluso los pueblos más insignificantes.

“En las últimas horas se ha apreciado un notable incremento de intromisiones ilegales de personas ajenas al servicio de ferrocarril”- reportan en un lenguaje políticamente correcto desde la línea férrea suroccidental. Para ser más exactos lo que pasa es que están cortando las vías con troncos y neumáticos, y arrancando el cobre de las comunicaciones y del suministro eléctrico.

Están entusiasmados saqueando los vagones de mercancías y todo objeto de valor que pueda haber dentro de un tren. Los agentes de seguridad no intervienen. La vida es más preciada.

Durante toda la noche en los barrios de Obolon, Troeschina y Jarkosvski, se han oído disparos. Grupos armados de entre 50 y 70 personas recorren los patios de los edificios al grito de: “¡Levántate nación!”, mientras buscan a los últimos partidarios de Yanukóvich. De paso le dan una paliza a todo aquel que no les guste. Los viandantes procuran evitarlos. Si uno no puede esquivarlos, a sus preguntas hay que responder sin falta en ucraniano, haciendo gala de patriotismo y fervor revolucionario.

Los “activistas” han bloqueado con trolebuses el acuartelamiento de las tropas del Ministerio del interior en la avenida Vozdujoflotski de Kiev. Han llevado gasolina y neumáticos y prometen prenderles fuego.

Por la noche en la zona del metro “Bestereiskaya”  grupos de “autodefensa” atacaron a los guardaespaldas de los ministros de exteriores de Francia, Polonia y Alemania. A los diplomáticos les protegían miembros de la Dirección de seguridad de Ucrania: “los confundieron por error con “titushki” se excusa el viceportavoz de la Rada, de Lvov y miembro de “Svoboda”, Ruslán Koshhulinski”. Les golpearon salvajemente y destrozaron los vehículos. Sin embargo los euroministros “no tienen queja alguna”.

Ahora mismo en la región de Kiev, debido a los desórdenes hay cerradas 142 escuelas y 149 guarderías. Mientras tanto, han llegado a Kiev para reforzar la seguridad de Maidán un grupo de policías de Ucrania occidental, formado por cerca de 100 efectivos. Los autobuses con los agentes del orden, revolucionarios, venidos de Lvov, se plantaron directamente en la plaza Mijailovskaya. El propio Yuri Lutsenko, exministro del Interior, recibió a sus hermanos de sangre y les dio directrices.

La mayoría de los polis de Lvov van con uniforme, aunque también los hay de civil. En los tiempos que corren, es algo frecuente. Lo que les diferencia es que han venido con sus pistolas automáticas reglamentarias y anuncian abiertamente que están dispuestos a usarlas “contra los enemigos de Ucrania”.

Lo que no sale en la prensa golpista occidental

El ataque de los radicales en Járkov fracasó

La policía consiguió repeler a los radicales y tomar posiciones para enfrentar posibles nuevos intentos. Después de que el alcalde de Járkov declarase que estaban preparados para rechazar cualquier intentona de los extremistas de tomar la iniciativa en la región, no hubo que esperar mucho para poner a prueba la capacidad de respuesta de la administración local.

La tarde del 19 de febrero, un grupo de unos 150 jóvenes, con pasamontañas, cascos y bates, intentó bloquear la salida de la academia del Ministerio del Interior. De ese modo pretendían evitar una supuesta movilización de cadetes de la policía para reforzar Kiev.

Los jóvenes bloquearon los accesos con contenedores de basura. Luego cortaron la calle Kírov y comenzaron a levantar barricadas. Pero Járkov no es Kiev. La llegada de efectivos de las fuerzas del orden a la Plaza del Levantamiento  (Ploschad Vosstania) no se hizo esperar.

Los activistas de Maidán y ultras fueron repelidos de la Academia. Siete de ellos fueron detenidos. En respuesta a esta aparentemente espontanea intentona, aunque sospechosamente bien organizada, el “Frente ucraniano” anunció una movilización general a filas de la “guardia nacional” para la defensa del orden constitucional y el orden en el país. Los voluntarios se siguen alistando. Se forman grupos de entre 300 y 400 hombres y se envían a Kiev. Su rasgo distintivo es la cinta “Geórguieskaya” (de San Jorge. Símbolo de la victoria en la Gran guerra Patria).

Los pasajeros de ese tren, obreros, estudiantes, trabajadores públicos de Járkov, subrayan que van a Kiev, exclusivamente a una manifestación pacífica, sin portar armas, como una tercera fuerza de tapón, entre las fuerzas del orden y los extremistas.

La mayoría de ellos simplemente quieren salvar el país. Como aseguran los dirigentes del “Frente ucraniano”, la reserva del Este de Ucrania es inagotable. Y en cualquier caso, no permitirán bajo ningún concepto que se repita en la región el escenario que se está viendo en Kiev.

Llamamiento de Ziugánov: En Ucrania es imprescindible organizar destacamentos de autodefensa para enfrentar a las bandas extremistas

En declaraciones a la emisora RSN, el líder comunista ruso manifestó:

“Estamos colaborando activamente con el líder del Partido Comunista de Ucrania, Piotr Simonenko y llamando a toda la Ucrania oriental, central y del sur a formar destacamentos de autodefensa, para enfrentar a las bandas de “banderistas”. Ucrania para nosotros es una prioridad, al igual que Bielorrusia: Tenemos lazos familiares, una industria aeronáutica común.

A su vez el presidente del PCFR, G. Ziugánov ha hecho un llamado para sustituir al embajador ruso en Ucrania, Zurábov: “No ve nada, no oye nada, mientras el embajador norteamericano está dirigiendo a toda esa jauría”.

Ziugánov señaló que mantener los actos de protesta en Maidán tiene un presupuesto de un millón de dólares al día.

Intervención del diputado S. Kilinkarov en el parlamento ucraniano.

Más que nada para que nos hagamos una idea del ambiente reinante y del tono de las intervenciones. Los diputados opositores se  dedican a boicotear el turno de palabra de aquellos a quien no quieren oír. Imagino que tampoco les hará ninguna gracia que les esté hablando en ruso…

 

“Exigimos armar a las milicias populares”

Los diputados de todos los niveles de las regiones del sur y este de Ucrania que han tomado parte en el Congreso de Járkov, celebrado esta mañana, exigen la creación de milicias  populares armadas, para defenderse de los “extremistas”.  “Es duro enfrentarse a los extremistas sin armas. Exigimos armar a las milicias populares”, declaró el dirigente de la organización “Oplot” (Bastión), Evgueni Zhilin. Los asistentes recibieron la intervención de Zhilin con una ovación y gritos de aprobación.

En Zaporozhie se enfrentan comunistas y maidanistas junto al monumento a Lenin.

Entre ambos se han interpuesto las fuerzas del orden. Los comunistas y la “Guardia eslava” no permiten a los fascistas y ultras derribar la estatua. Estos últimos han arrojado a los pies de los defensores del monumento una cabeza de Lenin, arrancada de otro monumento, que han derribado en la aldea Balabino, a diez minutos en coche desde Zaporozhie.

Los ánimos cada vez se están calentando más. Ambos grupos se muestran muy agresivos, aunque de momento la policía está consiguiendo que no desemboque en una pelea masiva.

¡Fuera de Crimea, hijos de puta!

En la ciudad de Kerch, en Crimea, el mitin de los extremistas de Kiev no les salió del todo bien y tuvieron que escuchar los gritos de “Rusia, Rusia, Rusia”.

 

Mensaje del primer secretario del PCU a los militantes del partido

Queridos camaradas comunistas,

Me dirijo  a vosotros en uno de los momentos más dramáticos en la historia de nuestro país. Durante los trágicos acontecimientos de los últimos tres meses, se ha derramado sangre, ha muerto gente. La integridad territorial de Ucrania se ha visto amenazada, su existencia misma como Estado soberano, independiente y unido.

Estos acontecimientos tienen un carácter ambiguo. La participación en ellos de gran cantidad de gente refleja el profundo descontento en la sociedad con la política del régimen de Yanukóvich y de su entorno, que han mostrado su incapacidad a la hora de gobernar el país, engañando al pueblo, incumpliendo todas sus promesas preelectorales y abandonando cobardemente su puesto en el momento más difícil.

La desvergüenza con la que se ha enriquecido el clan formado en torno a Yanukovich, que recibió el nombre de “Familia”, ha alejado de ellos a la mayoría de sus partidarios y electores.

Pero las manifestaciones de protesta de las masas no adquirieron el carácter de confrontación de clases. Esa lucha cruenta se ha producido entre los dos grupos de la misma clase de explotadores, la burguesía oligárquica, de los cuales la mejor preparada ha resultado el grupo que ha unido a las fuerzas proocidentales, nacionalistas de ultraderecha. Estas fuerzas han sabido hábilmente utilizar el descontento de la gente y con su ayuda consumar un golpe de Estado.

Al mismo tiempo, Occidente abiertamente, sin ceremonias, se ha inmiscuido en los asuntos internos de nuestro país, apoyando al actuación de las fuerzas ultraderechistas, por cuanto están encaminados a una profunda transformación de la situación geopolítica en Europa y el mundo, a destruir los lazos de varios siglos, económicos, culturales y espirituales de los pueblos ruso y ucraniano y de los demás pueblos hermanos de la antigua Unión Soviética, entregando a Ucrania  como protectorado de los EEUU, la UE y la OTAN, del FMI y de varias multinacionales.(…)

Todo esto deja bien a las claras, que las fuerzas que se han hecho con el poder, pueden recurrir a cualquier acto ilegal, sin detenerse ante posibles represalias, no solo contra los dirigentes del partido, sino contra los comunistas de base.

Hay que estar preparados para eso.

(…) Es vital utilizar todas las posibilidades para explicar a los trabajadores el sentido del golpe que se ha dado y el peligro de las consecuencias que acarreará para las gentes sencillas: un dramático empeoramiento de la economía, crecimiento del desempleo, impago de salarios y pensiones, subida de precios y tarifas, el desenfreno de la delincuencia y el empobrecimiento de la gente.

La dirección del partido, nuestro grupo parlamentario en la Rada, va a hacer todo lo posible, para en estas dificilísimas condiciones, defender los intereses de los trabajadores, conservar el partido y defender la unidad del país.

Piotr Simonenko

Ahora sí, la compra de una nueva colonia: La UE está dispuesta a destinar 20.000 millones de euros a Ucrania

Después de la formación del “nuevo” gobierno en Ucrania, la UE está dispuesta a proporcionar 20.000 millones de euros como rescate a Kiev para realizar reformas, informó el jefe del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok.

Según la agencia ucraniana UNN, Brok expresó la esperanza de que en Ucrania se forme pronto un nuevo gobierno que lleve a cabo las reformas necesarias. “Nosotros respaldaremos a este gobierno. La gente no debería tener miedo de que el impago [de la deuda] obstaculice la realización de reformas y de que Ucrania se quede sola, sin apoyo”, indicó el diputado europeo. 

La ayuda financiera de la UE, según precisó Brok, se centrará en “la creación de mejores condiciones económicas para el futuro con el fin de preparar al país para la firma del Acuerdo de Asociación con la UE”. 

El presidente interino de Ucrania, Olexandr Turchínov, declaró el domingo que el país vuelve a la senda de la integración europea.

Por su parte, EE.UU. también está dispuesto a apoyar a Kiev para obtener la ayuda financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI). “La única forma viable para la economía de Ucrania es acudir al FMI”, afirmó este viernes en condición de anonimato una representante de alto rango del Departamento de Estado de EE.UU. Pero Washington ha establecido unas condiciones: la reforma constitucional (que fue ya aprobada por el Parlamento ucraniano este viernes) y la formación de un gobierno de coalición.

En el marco de la situación catastrófica de la economía de Ucrania, EE.UU. y la UE quieren utilizar su influencia sobre el FMI para que conceda a Kiev un importante crédito que provocaría medidas impopulares y caída del nivel de vida de la población.

“La situación en la economía de Ucrania es catastrófica, la tesorería está absolutamente vacía. Tenemos enormes problemas con el fondo de pensiones, con el sistema bancario”, ha afirmado este domingo el presidente de la Rada Suprema y presidente interino del país, Olexandr Turchínov. El político ha añadido que en el marco de esta grave situación la formación de un nuevo gobierno no debe ser retrasada, informa Itar-Tass.

Mientras tanto, el secretario de Relaciones Exteriores británico, William Hague, y el vicecanciller alemán, Frank-Walter Steinmeier, declararon que iban a hacer un esfuerzo para convencer al FMI para que proporcione a Kiev la “muy necesaria” asistencia financiera.

Al mismo tiempo, el FMI se muestra precavido a la hora de prestar dinero a Ucrania, cuya economía está extremadamente debilitada. La reciente experiencia del FMI en Grecia demostró que esos temores no son fundados. Además, tanto la ayuda del FMI, como el cumplimiento con las condiciones para su obtención no garantizan al país una salida de la crisis financiera.

Anteriormente, Víktor Yanukóvich dijo que para integrarse con la UE su país necesitará más de 27.000 millones de dólares al año.

La democracia norteamericana: EE.UU. ya no considera presidente a Yanukóvich

La consejera de Seguridad Nacional de EE.UU., Susan Rice, anunció que el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich ha perdido toda la legitimidad y ya no gobierna en el país. “Consideramos que se ha ido. No gobierna el país como presidente”, dijo en una intervención emitida por el canal NBC.

Anteriormente este domingo el Parlamento de Ucrania aprobó transferir las funciones del mandatario del país al presidente del Parlamento, Olexandr Turchínov, quien se ha comprometido a conformar un gobierno de unidad nacional para el martes próximo.

Cabe recordar que el sábado el Parlamento ucraniano, aprobó la destitución del presidente, Víktor Yanukóvich, que a su vez anunció que no iba a dimitir y tachó lo sucedido en el país de un “golpe de Estado”, especificando que no iba a firmar ningún documento.

 

Análisis: ¿Por qué Ucrania se parece tanto a Siria ?

Por Daniel McAdams

En Ucrania, los rebeldes apoyados por Estados Unidos incautan armas de un depósito militar y comienzan a disparar contra la policía – matando por lo menos a diez personas. Los grupos rebeldes ocupan e incendian edificios del gobierno, la sede de sindicatos, el edificio central de correos, y las sedes de partidos políticos. Ocupan instalaciones gubernamentales locales en otras ciudades y atacan físicamente a las autoridades locales. Su objetivo es derrocar al gobierno elegido.

Informes de refuerzos rebeldes llegando, con ” mochilas voluminosas cerca de la escena de las últimas protestas” son sospechosamente una reminiscencia de la “Internet en una maleta” proyecto financiado por el gobierno de EE UU para proporcionar herramientas para  ”activistas” en los países candidatos a cambio de régimen . Los EE UU han entrenado y equipado a los rebeldes sirios de manera similar.

Rebeldes apoyados por Estados Unidos son fotografiados en todo el  territorio ucraniano con armas, a veces disparando contra la policía. En Siria, los EE UU siempre proveeron secretamente armas y aprobaron que Arabia Saudita, Qatar y otros “amigos de Siria” puedan proporcionar aún más. Un funcionario ruso acusó a los EE UU de armar a la oposición ucraniana.

Al igual que en Siria, donde el embajador de EE UU, Robert Ford adoptó a los rebeldes desde el comienzo de la insurrección, las autoridades estadounidenses han abierto una trayectoria a los rebeldes de Ucrania ofreciéndoles  su apoyo y asistencia. El senador John McCain incluso ha cenado con el presidente del partido Svoboda, Oleh Tyahnybok. La  subsecretaria de Estado, Victoria Nuland, fue sorprendida orientando el derrocamiento y la sustitución del gobierno de Ucrania con el embajador de  EE UU en Ucrania, Geoffrey Pyatt.

Pyatt , un hombre sin duda carente de cualquier sentido de auto-reflexión,  proclamó que el grabado donde se oye conspirando para derrocar al gobierno de Ucrania se limitó a “ayudar a construir puentes entre el gobierno y la oposición.” Por supuesto, en un sentido estricto es verdad: está comprometido activamente en la construcción de un puente hacia  el poder para  la oposición ucraniana.

Los rebeldes sirios se presentan como un grupo moderado de aspirantes a demócratas que buscan la reforma política; los de Ucrania, rebeldes ucranianos se presentan como un grupo de “manifestantes pacíficos” pro-occidentales y pro-UE. En ambos casos, el poder real en las calles ha sido el de radicales extremistas con los que funcionarios de Estados Unidos han tenido un contacto constante.

En Siria, el presidente Assad respondió desde el principio a los disturbios con ofertas de compromiso, incluido el de celebrar un referéndum constitucional que pondría fin a generaciones de gobierno de partido único. En Ucrania, el presidente Yanukovich concedió amnistía a los manifestantes violentos; rescindió una legislación vista como origen de la protesta; despidió a su gobierno a petición de la oposición e incluso se ofreció a nombrar líderes de la oposición en  un nuevo gobierno interino. Cada movimiento hacia el compromiso y el apaciguamiento de la oposición terminó con el aumento de la violencia y las demandas crecientes por parte de los rebeldes. El caso más reciente ocurrió después que líderes de la oposición se reunieran con funcionarios de Estados Unidos y de la UE en una conferencia de seguridad en Munich .

El presidente Obama advierte con severidad al gobierno ucraniano contra la restauración del orden: “Esperamos que el gobierno de Ucrania mostrará moderación, para no recurrir a la violencia en el trato con los manifestantes.” En una alusión a una posible escalada dijo: ” Vamos a estar monitoreando muy cuidadosamente la situación,  junto con nuestros socios europeos y la comunidad internacional. Habrá consecuencias si se pasa la línea”.

Similarmente advirtió al presidente sirio Assad en contra de tomar medidas para defender al país contra los rebeldes armados que luchan por su derrocamiento.

Dibuja ahora una otra línea roja ¿Esta vez a las puertas de Rusia?

También en este caso es la pregunta del millón: ¿Qué haría  Washington si rebeldes decididos a derrocar al régimen de Obama allanaban depósitos de armas militares, mataban al menos a diez policías y decenas más resultarían heridas; incendian Washington DC; ocupaban edificios gubernamentales claves, incluyendo el  complejo del Capitolio, y exigían un cambio en la Constitución a favor de su ascenso al poder?

Obama advirtió al gobierno de Ucrania que se asegurará de que los “militares de Ucrania no intervengan para resolver las cuestiones que puedan ser resueltas por los civiles.” El ejército de EE UU fue llamado para sofocar una protesta mucho menos significativa en Seattle durante la reunión de la Organización Mundial del Comercio en 1999.

La zona del Capitolio de los EE UU ha estado en “lockdown” innumerables veces durante tales ”amenazas” como una mujer con problemas mentales conduciendo erráticamente. Estaba desarmada y fue asesinada a tiros por la policía.

Uno no tiene que ser partidario de ninguno de los grupos de oposición en Ucrania para señalar la hipocresía asfixiante de la posición de EE UU.

Pero lo que es verdaderamente notable son las muchas similitudes entre lo que viene sucediendo en Siria y lo que está pasando ahora en Ucrania. Casi como si la misma mano con el mismo libro de jugadas estaba tramando ambas operaciones de cambio de régimen…

Político ucraniano aviso en el 2011: “Soros prepara un escenario libio para Ucrania”

El partido político más importante de Ucrania ha dicho que el financista internacional George Soros está preparando un “escenario libio” para el país.

El jefe de la facción parlamentaria del Partido de las Regiones Aleksandr Yefremov ha dicho en un comentario televisado el miércoles que posee información de que George Soros ha destinado fondos para el derrocamiento de las autoridades políticas de Ucrania.

“Incluso tengo información que Soros ha destinado algunos fondos con el fin de preparar a un cierto grupo de jóvenes aquí en Ucrania que podría poner en marcha los proyectos existentes sobre la base de los ejemplos del Norte de África “, dijo Yefremov. Asimismo, añadió que esperaba que el pueblo ucraniano será lo suficientemente sabio como para no seguir tales provocaciones .

La información sobre la participación de George Soros en la política ucraniana fue revelada abiertamente por Yulia Timoshenko en 2008. Timoshenko, la entonces primer ministro del país, dijo que ella estaba tratando de minimizar el efecto de la crisis financiera mundial, siguiendo los consejos de George Soros. Esto levantó las sospechas de que a través de este tipo de asesoramiento George Soros podría influir en la tasa de la moneda nacional de Ucrania para sus propios intereses especulativos. Varios funcionarios de la administración del presidente Yushchenko dijeron que querían poner en marcha una investigación sobre las actividades en Ucrania de Soros , pero ésto no sucedió.

Fue sólo en 2010 que el Servicio de Seguridad del Estado de Ucrania comenzó a revisar las actividades de la fundación Vozrozdeniye, patrocinada oficialmente por Soros, y sus vínculos con otras organizaciones no gubernamentales de Ucrania, pero esta sonda no dio resultados factibles.

La Fundación Soros reaccionó a la declaración de Yefremov casi de inmediato y rechazó todas las acusaciones. La fundación dijo en un comunicado especial que todos los fondos asignados a los programas de Ucrania se gastan en el desarrollo de la sociedad abierta y democrática, y también para ayudar a los ciudadanos de Ucrania, que sufrieron los efectos de la crisis financiera internacional.

La declaración también dijo que las acusaciones de financiación de algunas actividades antigubernamentales deben estar respaldadas por pruebas y que la política de la fundación era la máxima transparencia que no dejaba lugar a tales críticas.

Análisis: Ucrania en el punto de mira

El sionismo internacional, encabezado por el macro-golem imperialista USA y su colonia la “UE”, ha impuesto sanciones al Gobierno de Ucrania, por „reprimir las protestas populares“ (consistentes éstas “protestas populares” en asesinar, mediante disparos por parte de francotiradores y brutales linchamientos, a agentes del orden y simpatizantes del partido gobernante, en reducir a cenizas propiedad pública y vehículos, en calcinar edificios, en ocupar oficinas y sedes administrativas, en saquear y demoler todo lo que encuentran a su paso y en atacar con armas de fuego a ciudadanos y policías). La escalación que en los últimos días se está produciendo en la capital Kiev, con el exponencial crecimiento de la violencia que ya deja decenas de muertos, y en la parte occidental del país, especialmente la región secesionista de Lviv, responde  a un plan muy meticulosamente orquestado por “occidente”, al menos desde el 2006.

El de Ucrania no es precisamente un gobierno ejemplar, es cierto que existe un más que justificado descontento popular (como hace tres años en Túnez y en Egipto – cuyos cambios de régimen también fueron maniobras de desestabilización atlantistas) debido a la precariedad laboral y otros factores (la corrupción galopante que se extendió a todos los niveles por el país desde la implosión de la URSS), y también es verdad que Yanukovich no es un líder modelo, como sí lo son Bashar al-Assad, Alexander Lukashenko o el Mártir Muammar Gaddafi. Yanukovich no está, ni mucho menos, a ese nivel. Pero su Gobierno se encuentra en el punto de mira por darle la espalda a la “UE” (al globalismo) y acercarse a Rusia (al multipolarismo).

Si hay algo que se le pueda reprochar al presidente ucraniano en éstos momentos, no es una supuesta “represión”, sino muy al contrario la lentitud de su gobierno para reaccionar, la pasividad y la indecisión, el haber permitido que la subversión alcance éstas proporciones sin haberla sofocado a tiempo. Yanukovich, sin embargo, es el presidente legítimo elegido por la mayoría de los ucranianos en elecciones monitorizadas por organismos internacionales, y en los últimos comicios ese “dictador” obtuvo más votos que, por ejemplo, la “democrática” Merkel.

El Ejército tiene las manos atadas porque Yanukovich, titubeante ante las amenazas de la OTAN y de Obama, no le ha dado todavía la orden de actuar. Por mucho menos de lo que está pasando ahora en Ucrania, la policía española, alemana o francesa ya habría reprimido a sangre y fuego cualquier conato de insurrección contra el sistema mundialista en esos países vigente.

Hasta ahora, el Gobierno sólo había recurrido a los heroicos agentes antidisturbios del Berkut, que se han limitado a tratar de contener a la chusma pro-atlantista y a intentar evitar la toma de los edificios públicos, sin emplear para ello armas de fuego (al contrario de los “manifestantes”, que ya están pertrechados hasta con fusiles automáticos), algunos de ellos incluso dando la vida por defender a Ucrania de ésta versión eslava de los takfiristas, esbirros de la Anti-Europa de la “UE”.  Ayer, Kiev anunció finalmente la movilización de las Fuerzas Antiterroristas. Lo que sin más dilación debe hacer Yanukovich es proclamar el estado de emergencia y autorizar la intervención del Ejército.

Se dirá que “no todos los manifestantes son pro-UE”. Cierto, además hay mercenarios a sueldo… Y los que no son mercenarios pagados ni directamente pro-UE (chauvinistas anti-rusos acérrimos que prefieren ver a Ucrania como colonia de Bruselas que como asociada a Moscú), son tontos útiles, cuyo descontento, por muy legítimo que sea, está siendo manipulado. No se dan cuenta de que los problemas sociales y económicos que padecen han sido provocados (en los años ´90) por los mismos que hoy quieren meter a Ucrania en la cárcel de pueblos denominada “UE”. Es decir, esos inconscientes pretenden apagar el fuego con gasolina, o como se dice popularmente “ir de Guatemala a Guatepeor”…

Es de prever que próximamente los medios occidentales inicien una campaña de desinformación masiva acusando al gobierno de Yanukovich de todo tipo de atrocidades contra los “pacíficos manifestantes” o incluso de “crímenes contra la Humanidad” como ya hizo uno de los “líderes” opositores, la marioneta atlantista Vitali Klitschko.

El siniestro Bernard Henri-Levy, por su parte hizo las siguientes inquietantes declaraciones, toda una reminiscencia: “El presidente de mi país va a reunirse en las próximas horas con el de Estados Unidos: ¿quién sabe si le convencerá de unirse, una vez más, en una operación de salvamento de esa parte de Europa que se encuentra secuestrada?” (Artículo “A todos los pueblos de Ucrania” en el diario “El País” (16.2.)

Cada vez está más claro que están calcando el escenario sirio en Europa. Van a por Ucrania.

Fuente: http://elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/4628-se-consumo-el-golpe-occidental-en-kiev-crimea-y-las-regiones-del-sur-y-el-este-de-ucrania-preparan-la-defensa-contra-los-golpistas

Anuncios