Retrospectiva: Los atentados en Madrid – ¿Qué pasó realmente?

Joe Quinn
SOTT
Traducido por El Averiguador

Por su profesionalismo a sangre fría, los atentados con bomba de Madrid el 11 de Marzo de 2004 dejaron todas las marcas de una operación de bandera falsa (ver nota al final del artículo) del Mossad Israelí. Uno de los aspectos más interesantes de este particular ataque de “terror islámico” fue un caso extraño en el que el plan tuvo un resultado totalmente opuesto al esperado.

Un día de trabajo del Mossad

Los bombardeos del tren ocurrieron en marzo del 2004, aproximadamente un año después de que 1 millón de españoles se sumaron a otros 30 millones alrededor del mundo en protesta contra la inminente invasión a Irak y en un contexto de rechazo abrumador sobre la presencia de tropas españolas en Irak.

Los planificadores del Mossad estaban indudablemente convencidos de que un ataque sin previo aviso involucrando un gran número de civiles españoles y atribuido a “Al-Qaeda” no solo afectaría el pensamiento de la opinión pública española, forzándola a alinearse detrás de la guerra contra el terror y en contra de los “terroristas islámicos”, sino que también aseguraría un nuevo mandato del Primer Ministro y partidario de la causa de la guerra, José María Aznar (tres días antes de que la invasión a Irak comenzara el 19 de Marzo de 2003, Aznar se reunió con Bush y Blair en las Azores para un largo y tendido fin de semana de conversaciones sobre cómo vender mejor a las masas la invasión a Irak).

Por estas razones el Mossad eligió el 11 de marzo de 2004, tres días antes de las elecciones generales para perpetrar su ataque sin previo aviso en los trenes de Madrid, en los cuales viajaban muchos trabajadores de clase baja e inmigrantes.

En Madrid, en plena hora punta de la mañana del 11 de Marzo de 2004, diez explosiones tuvieron lugar a bordo de cuatro trenes, causando la muerte de 191 personas e hiriendo a otras 2050. Lo extraño es que los ataques ocurrieron exactamente 911 días después de los ataques del 11-S en Nueva York y Washington y esto fue interpretado por la fiscal Olga Sánchez como un claro simbolismo Cabalístico Judío ortodoxo. De todas maneras, como hemos dicho, el ataque no tuvo la respuesta que el Mossad esperaba. Mientras que el Mossad dejó cuidadosas pistas apuntando a “terroristas islámicos”, la población española, lejos de culpar a Al-Qaeda, culpó a Aznar y a su Gobierno por haber despertado la ira de los “terroristas islámicos” al enviar tropas españolas para participar en la cruzada Israeloamericana en Irak, por sobre la voluntad de los españoles.

Otro dato interesante de este evento es que parece bastante claro que el Gobierno de Aznar estaba en total desconocimiento de que el ataque iba a suceder – (El Mossad operó aparentemente con completa independencia, lo cual requiere una significativa influencia y control) – ya que apenas ocurrido, el Gobierno, sin evidencia alguna, intentó culpar al grupo separatista vasco ETA. Esto se debió a que las autoridades pensaron que era poco probable que se tratara del Mossad, visto y considerando el clima político y social del momento, y porque un ataque de Al-Qaeda sería el toque de muerte para cualquier Gobierno que apoyara a los EE.UU. Es lógico entonces pensar que si Aznar hubiera recibido un previo aviso de los ataques, seguramente habría informado a los perpetradores que esto eran una muy mala idea para apoyar a su Gobierno y para que la población se alineara a la guerra del terror.

Gracias a la forma meticulosamente psicopática en la cual el Mossad lleva a cabo su trabajo, simplemente no había manera de que Aznar convenciera a la población española de que ETA era la responsable porque, como ya mencionamos, el Mossad había preparado muy bien un detallado camino de pistas de “evidencia” que señalaban a los “terroristas islámicos”, incluyendo versos ubicuos del Corán y, además, que los “terroristas” se hubieran hecho volar en pedazos en un departamento tres semanas después de los ataques. Todo muy oportuno.

El Gobierno español tuvo pues que lidiar con una doble explosión, ya que no sólo los medios fueron provistos de “pruebas” de que “terroristas islámicos” habían llevado a cabo el ataque, sino que además el Gobierno de Aznar quedó expuesto por haber mentido a la población española al hacer responsable casi inmediatamente a ETA.

En una gran demostración de poder del pueblo, 11,4 millones de españoles salieron a las calles, casi el 30% de su población total.

Como resultado, en las elecciones que tuvieron lugar dos días después, el Gobierno socialista de Jose Luis Zapatero ganó de forma arrasadora.

En la misma semana, Zapatero confirmó que las tropas españolas se retirarían de Irak.

Durante el ataque israelí sobre civiles libaneses en 2006, el primer ministro español hizo acto de presencia en un encuentro de jóvenes socialistas donde unos jóvenes palestinos le entregaron una bufanda de su país. Zapatero, se la colocó debidamente sobre el cuello y permitió sacarse algunas fotografías que fueron difundidas en todos los periódicos.

Zapatero con la kufiyya palestina

Ese mismo día, Zapatero acusó a Israel de utilizar una “fuerza abusiva” y declaró que “nadie debe defenderse utilizando una fuerza abusiva que no protege a seres humanos inocentes”.

Como no es de sorprender, Mauricio Hatchwell, miembro de la pequeña comunidad judía de España, respondió acusando a Zapatero de ser antisemita, básicamente por haber dicho la verdad.

El ministro de asuntos exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, no tardó en contrarrestar la acusación declarando que uno puede ser un aliado leal de Israel y aún así puede criticarlo sin ser antisemita. De hecho, le dijo personalmente a Hatchwell que no repita tales críticas sobre el Gobierno:

“Que esta sea la última vez que usted publica tales denuncias expresando que el Gobierno español es antisemita”

El punto de todo esto es que tenemos una situación donde el actual Gobierno español fue esencialmente ayudado por el Mossad a entrar en el Poder, y aún así es uno de los más críticos hacia Israel.

Así que el Mossad no obtuvo el resultado esperado tras los atentados en Madrid. Supongo que algunas cosas no salen como uno las planea. Sin embargo, los ataques están lejos de ser el último intento de Israel por alinear a la población española con la visión psicopática del mundo que pretenden imponer los Gobiernos estadounidense e israelí. El Mossad, y sus banqueros internacionales, no son de los que abandonan fácilmente la tarea al fallar. Cuando una táctica no funciona, existen otros métodos y medios.

Recientemente, la economía española se ha visto en problemas, específicamente el mercado local ha experimentado un serio “boom” durante los últimos 5-10 años, con los precios de propiedades y desarrollo saliéndose un poco más que fuera de control (incluyendo la corrupción que acompaña). Recientemente, el Gobierno de Zapatero introdujo nuevas leyes para prevenir que los propietarios codiciosos escaparan del crimen (literal y figurativamente), la peor parte de ellos concentrados en la costa sureña de Marbella (incidentalmente un paraíso para el negocio mundial de las drogas y lavado de dinero del Mossad, CIA y MI6, entre otros).

Hace un par de semanas, esta noticia apareció en el UK Telegraph:

España enfrenta crisis sobre reservas desaparecidas – ¿Dónde ha ido todo el dinero?

Las reservas de España han caído a pique dejando al país expuesto a una posible crisis bancaria si el mercado de propiedades pasa del boom a la crisis.

Las reservas del Banco de España en dinero y oro extranjero han caído a 13,2 miles de millones de euros, el equivalente a 12 días de importaciones.

Durante los últimos dos meses, el Banco de España ha vendido 80 toneladas de oro, lo suficiente como para inundar el mercado mundial con lingotes. El banco ha reducido también reservas del tesoro de EE.UU., oro Británico, y otras inversiones a un índice similar.

Las reservas totales ahora han caído dos tercios desde los 41,5 miles de millones de euros a comienzos del 2002. Grecia y Portugal tienen caídas similares.

En contraste, las reservas del sistema de la eurozona se han mantenido estables. Francia (76 miles de millones), Alemania (86 miles de millones), Italia (59,5 miles de millones) han mantenido sus reservas desde el lanzamiento del Euro.

El Banco de España se ha negado a comentar sobre las ventas, dejando poco claro por qué las reservas han caído tan bajo o dónde ha ido a parar el dinero.

Parece ser que el banco ha drenado sus reservas para contrarrestar el déficit de cuentas actual, el cual alcanzó los 8,6 miles de millones de euros solo en Enero.

“La cuenta corriente está completamente fuera de control”, dijo Alberto Mattelan, economista de Inverseguros en Madrid.

“Tenemos el peor déficit de nuestra historia y el peor de todos los países del mundo occidental. Todavía no lo ve como ‘un problema en la calle’, pero puedo asegurar que es una gran preocupación para nosotros los economistas. Esto se va a poner feo en los próximos 18 meses”, declaró.

El artículo pregunta: “¿Dónde se ha ido el dinero?”. Los bancos centrales de los países no son propiedad ni son controlados por los Gobiernos, el Banco Central de cualquier país es, de hecho, el acreedor de los Gobiernos, y para ser viable, cualquier Gobierno depende 100% de las finanzas. Al ser así, un banco central puede organizar una crisis financiera de tal naturaleza que, con la ayuda de los medios, pueda forzar a un Gobierno a dejar el Poder. Entonces la pregunta es, ¿Quién maneja, en este caso, el Banco de España?

¿Los banqueros internacionales?

Es interesante que la potencial crisis financiera de España esté a punto de desatarse justo después que Sarkozy tomó el Poder en Francia. El actual Gobierno español es definitivamente socialista. Incluso Zapatero se dejó fotografiar el año pasado cometiendo el crimen de usar una bufanda palestina. España es el último Gobierno en contra de la globalización que existe en Europa. Cuando termine el mandato, se cerrará el candado sionista-conservador. Si el Gobierno socialista de España es derribado, ¿será a causa de una “crisis financiera”?. ¿Y a quién habrá que culpar? La respuesta, por supuesto, es a “nadie”, porque todos sabemos, que estas cosas “tan solo pasan”…

Las operaciones de bandera falsa son operaciones encubiertas conducidas por Gobiernos, corporaciones y otras organizaciones, las cuales están diseñadas para aparecer como si estas fueran llevadas a cabo por otras entidades. El nombre se deriva del concepto militar de izar colores falsos; esto quiere decir la bandera de una país diferente al propio. Los ataques terroristas en algunas ocasiones son operaciones de bandera falsa, como la estrategia italiana de tensión en la cual varios explosiones de bombas en los años 1970 se atribuyeron a organizaciones de extrema izquierda, y que fueron en realidad llevadas a cabo por organizaciones de extrema derecha en cooperación con los servicios secretos italianos.

Avatar

Joe Quinn

Un reconocido Cyber-ensayista y autor de medios impresos, Joe ha estado escribiendo contundentes editoriales para Sott.net por 8 años y es el autor de los The Sott Report Videos de Sott.net. Sus artículos han aparecido en muchos sitios alternativos y ha sido entrevistado en varios programas radiales de Internet. Sus artículos pueden ser encontrados tambien en su blog personal JoeQuinn.net

Fuente: http://es.sott.net/article/26380-Retrospectiva-Los-atentados-en-Madrid-Que-paso-realmente