Regalan dinero en Japón, gravan el bitcoin, invasión sionista de Venezuela, Islandia e Israel preparan nuevo sistema monetario (en español)

¿Si tú fueras el jefe de los malos en la Tierra atacarías la página web de un loco que dice estar en contacto con la Federación Galáctica? ¿Gastarías el tiempo en colocar un virus en su web para que nadie entre?
¿Verdad que no?
Bueno, pues intenta entrar en la web de Sheldan Niddle y veás lo que te ocurre.
Evidentemente, esta es la prueba, no sólo que sus informes contienen información valiosísimos como brújula de los acontecimientos sino, lo que es más importante, que en estos momentos han de mantenerle callado, señal de que el Momento esperado se acerca a pasos agigantados (probablemente lo tengamos encima).
¿Qué sentido tiene que el Banco de Inglaterra reconozca que el dinero se fabrica a partir de las deudas? ¿El reconocimiento de la verdad más oculta es señal de que ese paradigma está a punto de terminar?
¿Por eso el gobierno norteamericano acaba de dictar una orden para considerar al bitcoin un “bien” y no una moneda, de manera que exige el pago de impuestos por comerciar con él?
Evidentemente, la sinagoga no quiere renunciar a su tecnología más preciada y por eso exige tributos a todo aquel que quiera salirse del culto…
… Y de pronto, en Japón, unos desconocidos comienzan a regalar miles de yenes. ¿Cómo se explica? ¿Nos están queriendo decir que el momento para la liberación de los fondos de prosperidad ha llegado?
Antes de que veáis el vídeo traducido de Bill Still que anuncia la llegada del nuevo dinero libre de deuda en Islandia, unos pequeños apuntes sobre Venezuela porque me cuentan que la situación allí se asemeja a la que se creó en Siria y Libia. Las bandas de mercenarios pagadas por los sionistas están causando el caos por numerosas ciudades, en algunas de las cuales han sido los propios alcaldes quienes las han liderado. Asesinatos de polícias, francotiradores y algaradas perfectamente organizadas buscan sembrar el caos como recientemente sucedió en Ucrania.
La mayor parte de la población se ha unido para detener esta orgía de violencia sionista.
Mi impresión particular es que, tras la ruptura con Rusia (y según dice Fulford, con Arabia Saudita), Estados Unidos necesita imperiosamente hacerse con el petróleo venezolano.
PD. Gracias a Javi y Eduard por el trabajo de traducción y subtitulación.

 

Fuente: http://www.rafapal.com/?p=25484