“The Intercept” denuncia manipulación de internet como método frecuente de agencias de inteligencia

 

El portal estadounidense reveló que las principales agencias de inteligencia occidentales (de Estados Unidos, Australia, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda) manipulan las distintas redes sociales en función de sus propios intereses. Tal es el caso del “Twitter cubano” que se conoció la semana pasada para fomentar la disidencia y los procesos desestabilizadores en la isla por parte del Gobierno de Estados Unidos. La inyección de todo tipo de material falso y la utilización de las ciencias sociales para la manipulación del discurso en línea son la clave para destruir la reputación de sus objetivos y generar resultados oportunos, maniobras que obedecen a la llamada Guerra de Cuarta Generación.

The Intercept, el portal estadounidense creado para informar sobre los documentos filtrados de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), reveló la frecuente manipulación de internet por parte de las agencias de inteligencia occidentales en función de sus propios intereses.

Un claro ejemplo de ello es el proyecto de Zunzuneo, el llamado “Twitter cubano” revelado días atrás, una red social promovida y financiada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Gobierno de Estados Unidos para realizar tareas de inteligencia secretas con el objetivo de fomentar la “disidencia” y procesos de desestabilización contra el Gobierno de Raúl Castro. Operaciones similares, “amenazan la integridad de la propia internet, pues la utilizan como espacio para propaganda subversiva disfrazada de libre expresión y organización”, subraya el portal estadounidense.

La propaganda, el engaño, la mensajería masiva y la construcción de historias falsas son parte de las tácticas que llevan adelante las distintas agencias de inteligencia, señala The Intercept al tiempo que destaca que dichas actividades aparecen repetidamente en los materiales filtrados por el ex contratista de la NSA, Edward Snowden.

Asimismo, revela un documento elaborado por el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés), uno de los tres servicios de inteligencia del Reino Unido, para la reunión anual del llamado “Grupo de los Cinco Ojos“, la alianza de espionaje integrada por Estados Unidos, Australia, Canadá, Reino Unido y Nueva Zelanda -que ejerce el control del 90 por ciento de las comunicaciones mundiales-, donde se propone explícitamente explotar Twitter, Facebook, YouTube y distintas redes sociales como plataformas secretas para la propaganda.

“Estas agencias están tratando de controlar, infiltrar, manipular y deformar el discurso en línea, y al hacerlo, están comprometiendo la integridad de la propia Internet”, denuncia el portal.

Entre las principales propósitos figuran, “inyectar todo tipo de material falso en internet con el fin de destruir la reputación de sus objetivos” y “utilizar las ciencias sociales y otras técnicas para manipular el discurso en línea y el activismo para generar resultados oportunos”. Algunos de sus métodos son, las “operaciones de bandera falsa (publicar material en internet y atribuir falsamente a otra persona), blogs de víctima falsos (haciéndose pasar por un víctima de la persona cuya reputación quieren destruir), y la publicación de información negativa en diversos foros”, precisa el documento.

De acuerdo a otro documento de la NSA publicado por The Intercept, la conferencia anual del Grupo de los Cinco Ojos, “permite una visibilidad sin precedentes de las actividades de desarrollo de Inteligencia de Señales (SIGINT) de todas las necesidades de la comunidad, sus segundas partes y las comunidades de inteligencia de Estados Unidos”. En este sentido, describe la importancia de las reuniones anuales para “sincronizar los esfuerzos que permitan descubrir acciones, compartir los avances, y facilitar el intercambio de conocimiento para los análisis”.

Dichas operaciones obedecen a la llamada Guerra de Cuarta Generación, la cual privilegia el uso de los medios de comunicación y las Tecnologías de la Información y Comunicación para conseguir sus objetivos: el control social, político o militar, sin llegar al uso de la armas, según sea la etapa de la confrontación social y política en el lugar en que se desarrolla. La misma se caracteriza por el empleo planificado de la propaganda y de las acciones psicológicas orientadas a direccionar conductas mediante el accionar de expertos en comunicación y psicología de masas.

Fuente: PIA