Los golpistas de Kiev mandan vehículos blindados, matones y mercenarios contra Lugansk para reprimir a la población. Significativo y patético silencio de la UE

Vehículos blindados han entrado a la ciudad ucraniana de Lugansk, donde ayer manifestantes partidarios de la federalización de Ucrania ocuparon el edificio del Servicio de Seguridad. “La fuerza militar procede de Dnepropetrovsk”, ha informado la cadena ucraniana 1+1, comunicando que actualmente se desconoce la ubicación de los blindados.  

Además, según informa la agencia Tass, una numerosa brigada del grupo ultrarradical Sector Derecho ha llegado a una base militar de Lugansk. Citando a una fuente en el Servicio de Seguridad de Ucrania, la agencia informa de que en la ciudad próximamente se llevará a cabo una operación represiva contra los manifestantes.

Este miércoles el ministro del Interior de Ucrania, Arsén Avákov, declaró que la situación en el este del país se resolverá en las próximas 48 horas “por medio de negociaciones o mediante la fuerza”.

Los manifestantes que se encuentran dentro del edificio, según informa Tass, están elaborando un documento oficial con sus demandas. Según los activistas dentro de la sede regional del Servicio de Seguridad hay un millar de personas.

Ayer en las redes sociales aparecieron vídeos en los que, según sus autores, se observa equipo militar dirigiéndose a Lugansk. De acuerdo con los activistas, Kiev ha mandado blindados hacía el este del país.

Según los datos de la Cancillería, Kiev ha enviado al sureste de Ucrania a soldados de las unidades especiales junto con milicianos de Sector Derecho y cerca de 150 mercenarios de la compañía militar privada estadounidense Greystone, uniformados como los soldados de la unidad especial Sókol.

Tensión máxima en Donnestk

Los partidarios de Rusia han erigido barricadas en la administración estatal regional de Donetsk, y se preparan una nueva confrontación con las unidades de orden público enviadas por la noche desde Kiev a Donetsk.

Alrededor del edificio que todavía está controlado por las fuerzas de la milicia popular de Donbass, se levantaron otros dos anillos de barricadas. Ahora son tres los anillos de barricadas alrededor del edificio. No se ven agentes del orden.

Barricadas de neumáticos y muebles, tableros, bolsas de arena, bobinas de alambre de púas… todo vale para detener a las bandas enviadas por los golpistas. Sobre las barricadas se extiende un lema “Donbass no quiere fascismo!”, “América, Europa. Manos fuera de Ucrania, somos un pueblo! “. Los edificios disponen de ambulancias de servicio.

Los mineros se están movilizando en defensa del Estado regional de Donnestk

Cansados de la anarquía y de la mafia de Kiev, no quieren la esclavitud que pretenden imponer los tiranos de Kiev. Los mineros de Donbass quieren expresar su palabra sobre la sociedad y los derechos civiles y van hacia Donetsk.

De toda la región están llegando autobuses de mineros. Están hartos de mítines, hartos de promesas vacías de la junta, hartos de la traición generalizada de los funcionarios locales.

En la víspera intentaron controlar a los mineros en algunas ciudades de la región: Yenakievo y Mariupol. En Yenakievo la policía en pleno se despidió y se pasó al lado del pueblo. En Mariupol después de la detención del alcalde en el asedio de la ciudad fue tomada la administración.

Análisis: Un “ejército privado” de la CIA se suma a la represión militar de los levantamientos pro-rusos en ucrania

[Manuel Freytas] Con las fuerzas rusas desplegadas en la frontera, militantes pro-rusos en regiones de este de Ucrania se movilizan en las calles pidiendo la convocatoria de referendos regionales para separarse del gobierno golpista pro-yanqui de Kiev, que declaró a toda la zona en emergencia. En un escenario explosivo, y mientras se suman los muertos y heridos en los disturbios, Moscú advierte sobre una “guerra civil”. Washington por su parte acusa a Rusia de estar detrás de una operación para separar a las regiones pro-rusas y repetir en varias zonas la anexión que realizó en Crimea, complementada con planes de invasión militar.

En las últimas horas Ucrania movilizó tropas militares y policiales para reprimir las protestas, y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia denunció que con el envío de unidades del Ejército ucraniano se desplazaron hacia las zonas de conflicto e efectivos del “ejército privado” de mercenarios Greystone de EEUU. Posteriormente, el Ministerio ruso confirmó que los mercenarios proceden de la empresa estadounidense Greystone Limited, que Kiev habría contratado para entrenar a los milicianos ucranianos pro-EEUU y reprimir las protestas que se multiplican.

Registrada en Barbados y perteneciente a la corporación Academic, este ejército privado está vinculado a las agencias estadounidenses, principalmente, la CIA, y el Pentágono que contrata como mercenarios para reprimir en diversas partes del mundo, incluidos Irak y Afganistán.

Con el advenimiento de la “guerra contraterrorista” y de las invasiones militares “preventivas”, los mercenarios reciclaron su negocio y se convirtieron en exitosos empresarios trasnacionales que brindan servicios de inteligencia y seguridad a los ejecutivos y empresas privadas que se benefician con el botín de la ocupación militar. Como producto de la “integración bélica” de los nuevos ciclos de ganancias y expansión capitalista trasnacional, las corporaciones militares privadas han pasado a ocupar un lugar clave en los nuevos planes de conquista militar del Pentágono. Pero, a diferencia de sus hermanos del pasado, los perros de la guerra modernos tienen su principal fuente de ganancia en los suculentos contratos que suscriben con el Pentágono estadounidense en todas las aéreas de despliegue de las tropas norteamericanas.

Con el advenimiento del libre mercado, las privatizaciones y el desmoronamiento de las estructuras de los estados nacionales impulsados por Washington, y montados en la “guerra contraterrorista”, estos ejércitos privados comenzaron a sustituir eficazmente a la inteligencia y a los ejércitos en los países dependientes de Asia, África y América Latina, cuya expresión más acabada se da en Irak, Afganistán y Colombia. No sólo se dedican al área de la seguridad represiva y la inteligencia, sino que estas empresas de guerra también realizan tareas de entrenamiento militar y de programas de interrogatorios (torturas) como quedó claramente demostrado por las investigaciones en las cárceles de Irak.

Según los datos del departamento diplomático ruso, el ejército privado Greystone, con unos 200 mercenarios, tiene como misión entrenar a las milicias derechistas del gobierno de Kiev en operaciones de contrainsurgencia, y para sustituir al Ejército ucraniano en las tareas sucias de la represión. De cualquier manera, la escalada militar en el este ucraniano, con las tropas rusas desplegadas en la frontera, preanuncia un nuevo salto militar en el conflicto.

Fuente:

http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/5107-los-golpistas-de-kiev-mandan-vehiculos-blindados-matones-y-mercenarios-contra-lugansk-para-reprimir-a-la-poblacion-significativo-y-patetico-silencio-de-la-ue

 

Anuncios