EL HOLOCAUSTO SILENCIADO… DE ALEMANES

“Dios, cómo odio a los alemanes ” (Dwight David Eisenhower en una carta a su esposa en septiembre de 1944 )

“En primer lugar , quiero que imagines algo en tu mente. Tú eres un soldado alemán que sobrevivió a través de las batallas de la Segunda Guerra Mundial . No estabas en absoluto involucrado políticamente , y tus padres también eran indiferentes a la política, pero de pronto tu educación fue interrumpida y fuiste reclutado por el ejército alemán y se te dijo dónde debías luchar . Ahora, en la primavera de 1945 ….ves como tu país ha sido demolido por los aliados , tus ciudades están en ruinas , y la mitad de tu familia ha muerto o ha desaparecido. Ahora, tu unidad ha sido rodeada , y llega finalmente el momento de rendirse. El hecho es que no hay otra opción.

Ha sido un largo y frío invierno . Las raciones de comida del ejército alemán no han sido del todo buenas , pero te las arreglaste para sobrevivir. Llegó tarde la primavera este año , con semanas enteras de clima frío y lluvioso, en la Europa demolida. Tus botas están hechas jirones , tu uniforme está cayéndose a pedazos , y el estrés de la rendición y la confusión sobre que te depara el futuro, hacen que tengas las tripas revueltas. Ahora, todo se acabó…debes rendirte o ser fusilado . Esto es la guerra, y así es el mundo real.

Eres llevado como prisionero de guerra alemán…a manos de los estadounidenses . Los americanos tenían 200 campos de prisioneros de guerra, dispersados por toda Alemania . Marchas a pie hacia uno de ellos, vallado con alambradas de púas que alcanzan todo lo que el ojo puede ver . Miles y miles de tus compañeros soldados alemanes ya están en ese corral improvisado . No ves ninguna evidencia de una letrina y después de tres horas de marcha por el barro de la lluvia de primavera , la comodidad de una letrina es lo que predomina en tu mente. Eres empujado a través de una puerta fuertemente custodiada…te encuentras libre para moverte, y empiezas la búsqueda inútil de la letrina. Por último, preguntas, y se te informa de que no existe tal lujo.

No puedes aguantar más . Encuentras un lugar y te pones de cuclillas . Primero te sentías exhausto, luego hambriento, después temeroso, y ahora… sucio. Cientos más de prisioneros alemanes están detrás de ti, empujándote, todos atascados juntos y cada uno de ellos en busca de la letrina tan pronto como pudieron hacerlo. Ahora, al final del día , no hay espacio siquiera ni para ponerse en cuclillas , y mucho menos para sentarse a descansar tus piernas cansadas. Ninguno de los prisioneros , te das cuenta rápidamente, ha recibido comida alguna ese día, de hecho, ningún prisionero superviviente pudo testificar que viese comida , mientras estuvieron en las manos de los americanos .Nadie ha comido ningún alimento durante semanas , la gente se está muriendo poco a poco de hambre. Pero , no pueden hacernos esto ! Existen las normas de la Convención de Ginebra para el trato a los prisioneros de guerra . Tiene que haber algún error!… La esperanza continúa durante toda la noche , sin ningún refugio contra la fría y penetrante lluvia .

Tu uniforme está empapado , y a tu alrededor soldados que habían sido valientes, están ahora llorando , viendo como compañero tras compañero van muriendo, a causa de la falta de alimentos, agua, sueño y abrigo de la intemperie . Después de semanas así, tu propia esperanza pasa a convertirse en desesperación , y, finalmente comienzas a envidiar a los que , después de haber entregado primero su hombría y su dignidad , ahora también entregan la vida misma. Van pasando más semanas sin esperanza .Finalmente, la última cosa que recuerdas es que te estás cayendo, incapaz de levantarte y acostado boca abajo en el barro mezclado con excrementos de los que se han ido antes.

Tu cuerpo será recogido mucho tiempo después de que esté frío , y lo llevaran a una tienda especial donde la ropa se te arrancará. De modo que serás olvidado rápidamente , y nunca identificado de nuevo,…Tu etiqueta para perros la partirán por la mitad y tu cuerpo junto con los de tus compañeros de armas será cubierto con productos químicos para la rápida descomposición y enterrado. No fuiste una de las excepciones …más de 1.000.000 de prisioneros de guerra alemanes murieron debido a una política deliberada de exterminio por hambre ,exposición a la interperie y a la enfermedad, bajo las órdenes directas del general Dwight David Eisenhower”…

Este fué el “Holocausto Silenciado” …del que posiblemente nunca oíste hablar…el “Holocausto de Eisenhower”…

 

Fuente del texto: http://www.rense.com

Fuente: TheVedicObserver