Minientrada

Los agentes españoles interceptaron un barco de recreo con tabaco de contrabando y cuando lo llevaban a puerto, fueron rodeados y embestidos por los policías del Peñón.

Un agente de la Guardia Civil ha resultado herido con contusiones y un fuerte golpe en el costado que le han obligado a darse de baja del servicio tras un incidente entre los agentes del Servicio Marítimo y los integrantes de la Royal Police de Gibraltar en las aguas de la bahía de Algeciras. Se trata de un nuevo episodio de tensión, de los que ya se han producido varios en las últimas fechas, que en esta ocasión, y como venían alertando los efectivos del Instituto Armado, ha acabado con daños personales. Todo ello, mientras el Gobierno español, declara algo así como que “son roces normales entre países vecinos.

Los hechos, según han confirmado fuentes de la Benemérita al diario El Mundo, sucedieron en la mañana de ayer miércoles, cuando la patrullera española Sierra 3 detectó varios barcos de recreo que se encontraban en la zona conocida como “boquete de poniente”. En concreto, el punto en el que se encuentran las aguas que la colonia se atribuye como suyas. Una vez que la nave semirrígida llegó al lugar localizó, en el interior de uno los pequeños buques, a tres tripulantes que intentaban ocultar 300 cajetillas de tabaco ilícito, procedente de Gibraltar.

Los presuntos narcos se negaron a atender las peticiones de los guardias aludiendo que se encontraban “en aguas no españolas”. Fue entonces cuando uno de los efectivos del Servicio Marítimo se introdujo en el barco para detener a los tres sujetos y tripular la embarcación para llevarla hasta las dependencias de la Benemérita en Algeciras.

Una vez que navegaban, según estas fuentes, rumbo al puerto, “fueron embestidos por una patrullera de la Royal Police Gibraltar (RPCG)”, cuyos agentes pidieron al guardia detener el barco. Éste se negó y recibió un segundo “golpe que le ocasionó una caída y varias contusiones, además de un fuerte golpe en el costado”.

Tensión en aumento. El Estado español abandona a su suerte a los pescadores y a los funcionarios de la Guardia Civil españoles

A raíz de ese instante, y con los contrabandistas a buen recaudo en la Sierra 3 se solicitaron refuerzos a la Comandancia de La Línea, que se hizo cargo de los individuos detenidos. Mientras tanto, desde la colonia acudieron a mar abierto un barco de la Royal Navy y dos neumáticas más de la RPG. “Finalmente la cosa no fue a mayores y el compañero herido pudo ser trasladado a puerto para que fuese observado por los médicos”.

Según la versión de los agentes españoles, la embarcación de Gibraltar abordó el bote e incluso lanzó un cabo para tratar de remolcarla hacia el interior del puerto de Gibraltar, momento en el que se produjo un tenso forcejeo entre la Guardia Civil y la policía británica. Al final, otra embarcación del servicio marítimo español consiguió hacerse con la lancha de los presuntos contrabandistas y logró remolcarla hasta la escollera exterior del puerto de la Línea de la Concepción (Cádiz)

Los agentes españoles van a pedir mañana una reunión con las autoridades de la Comandancia de Algeciras. Ante lo sucedido, el secretario de Comunicación Nacional de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), Juan Antonio Delgado, anunció la presentación de una denuncia. “Consideramos que se ha tratado de un acto delictivo claro contra la Guardia Civil en el ejercicio de sus funciones”. “En un incidente de este tipo puede pasar algo más grave y por eso reclamamos al gobierno que tome cartas en el asunto para frenar esta escalada de acoso de la policía de Gibraltar hacia la Guardia Civil”, añadió Delgado que aseguró estar “indignado” por una situación que se viene produciendo “prácticamente a diario”.

Fuente: http://www.elespiadigital.com/index.php/noticias/historico-de-noticias/5272-un-guardia-civil-herido-tras-ser-atacados-por-la-policia-de-gibraltar-por-detener-un-barco-con-contrabandistas

 

Un guardia civil herido tras ser atacados por la policía de Gibraltar por detener un barco con contrabandistas

Anuncios
Minientrada
 

lennon

La entrevista de la revista Playboy con John Lennon y Yoko Ono de la que están sacados los siguientes párrafos fue publicada en enero de 1981, es decir, unos días después de su asesinato y al parecer, fue grabada unos pocos días antes que el loco Chapman acabara con la vida del genio de Liverpool.

Llama poderosamente la atención que el asesinato del loco MK Ultra de turno matara a Lennon después de que respondiera este bombazo en una serie de preguntas dedicadas al uso de drogas: “Debemos siempre recordar que fue gracias a la CIA y a su Ejército de LSD. Eso es lo que la gente olvida. Todo es lo opuesto a lo que parece, verdad, Harry? (???). Así que sácalo fuera de la botella y relájate. Ellos inventaron el LSD para controlar a la gente y lo que hicieron fue darnos “libertad”.

Pero con ser estas declaraciones un motivo suficiente para que la CIA asesinara a Lennon, en la entrevista hay unas declaraciones de Yoko Ono todavía más jugosas, puesto que demuestran cómo la pareja hippie por antonomasia sabía lo que se estaba cociendo en aquellos días, en torno a la Ingeniería Social. Estamos hablando de hace 34 años, nada menos: si un ídolo como Lennon decía cosas como éstas en 1980, la gente hubiera estado alerta de los planes de los Iluminati, razón por la cual, claramente (desde sus mentes) tenían que eliminarlo.

Si Lennon hubiera vivido, la sociedad hubiera reaccionado a tiempo, antes de lo que venía.

Dice Yoko: “Es difícil realizarse hoy día como familia: la sociedad prefiere gente soltera. Se anima a divorciarse, estar separado, o soltero o gay… lo que sea. Las corporaciones quieren personas solteras porque trabajan más duro si no tienen vínculos familiares. No se tienen que preocupar de estar en casa por la tarde o en los fines de semana. No hay sitio para las emociones, la familia o las relaciones personales. Así que, en lugar de evitar tener niños, la sociedad debería animar a tenerlos porque son importantes. Es la responsabilidad de cada uno. Pero es duro. Una mujer tiene que negar lo que tiene, su útero, si es que quiere tenerlo. Parece que sólo las clases privilegiadas pueden tener familia. Hoy día, sólo los McCartneys o los Lennon pueden tenerlos”.

Lennon: Sólo importamos como trabajadores/consumidores.

Yoko: Y luego vendrá el Gran Hermano y decidirá. Odio usar el término “Gran Hermano”…

Lennon: Gran Hermana: ¡espera, que vendrá!

Yoko: La sociedad pervertirá los roles de hombre y mujer. Los bebés nacerán en tubos de ensayo e incubadoras.

Lennon: Como advirtió Aldous Huxley…

Pinchando a la noticia, las transcripciones de estos párrafos de la entrevista. Entre la segunda y la tercera parte, las encontráis. 

 

PLAYBOY: “Do you use any drugs now?”
LENNON: “Not really. If somebody gives me a joint, I might smoke it, but I don’t go after it.”

PLAYBOY: “Cocaine?”

LENNON: “I’ve had cocaine, but I don’t like it. The Beatles had lots of it in their day, but it’s a dumb drug, because you have to have another one 20 minutes later. Your whole concentration goes on getting the next fix. Really, I find caffeine is easier to deal with.”

PLAYBOY: “Acid?”

LENNON: “Not in years. A little mushroom or peyote is not beyond my scope, you know, maybe twice a year or something. You don’t hear about it anymore, but people are still visiting the cosmos. We must always remember to thank the CIA and the Army for LSD. That’s what people forget. Everything is the opposite of what it is, isn’t it, Harry? So get out the bottle, boy… and relax. They invented LSD to control people and what they did was give us freedom. Sometimes it works in mysterious ways its wonders to perform. If you look in the Government reports on acid, the ones who jumped out the window or killed themselves because of it, I think even with Art Linkletter’s daughter, it happened to her years later. So, let’s face it, she wasn’t really on acid when she jumped out the window. And I’ve never met anybody who’s had a flashback on acid. I’ve never had a flashback in my life and I took millions of trips in the Sixties.

PLAYBOY: “What did change?”

——–
ONO: “It was good for me to do the business and regain my pride about what I could do. And it was good to know what he needed, the role reversal that was so good for him.”

LENNON: “And we learned that it’s better for the family if we are both working for the family, she doing the business and me playing mother and wife. We reordered our priorities. The number-one priority is her and the family. Everything else revolves around that.”

ONO: “It’s a hard realization. These days, the society prefers single people. The encouragements are to divorce or separate or be single or gay… whatever. Corporations want singles– they work harder if they don’t have family ties. They don’t have to worry about being home in the evenings or on the weekends. There’s not much room for emotions about family or personal relationships. You know, the whole thing they say to women approaching 30 that if you don’t have a baby in the next few years, you’re going…
ONO: “So instead of the society discouraging children, since they are important for society, it should encourage them. It’s the responsibility of everybody. But it is hard. A woman has to deny what she has, her womb, if she wants to make it. It seems that only the privileged classes can have families. Nowadays, maybe it’s only the McCartneys and the Lennons or something.”
LENNON: “Everybody else becomes a worker/consumer.”

ONO: “And then Big Brother will decide. I hate to use the term Big Brother…”
LENNON: “Big Sister– wait till she comes!”

ONO: “The society will do away with the roles of men and women. Babies will be born in test tubes and incubators…”

LENNON: “Then it’s Aldous Huxley.”

ONO: “But we don’t have to go that way. We don’t have to deny any of our organs, you know.”

LENNON: “Some of my best friends are organs.”

ONO: “The new album…”

LENNON: “Back to the album, very good.”

ONO: “The album fights these things. The messages are sort of old-fashioned. Family, relationships, children.”

 

Fuente: www.rafapal.com/?p=25819#more-25819

Relacionado:

Desde la sombra. Control mental. El sueño dorado de los dueños del mundo (E38) e Instituto Tavistock: los arquitectos del futuro (E39)

Tavistock: La Dictadura Sin Lagrimas

Arquitectos del Control: manipulación de masas y el futuro de la humanidad

El secuestro de la mente humana

 

 

Lennon denunció que la CIA dirigía el tráfico de drogas en su última entrevista para Playboy y Yoko advirtió de la Conspiración Gay

Minientrada

Todos los que llevéis más de cinco años visitando esta web o hayáis leído el periódico El Jaque Mate conoceréis al menos una parte de la increíble historia de este agente especial del presidente Ronald Reagan que viene reclamando la suma de 47 billones de dólares de la que él es testaferro, fruto de unas cuentas procedentes del final de la guerra fría.
Lo que vais a conocer hoy hará temblar algunas de vuestras creencias conspiranoicas, pues os obligará a matizar la opinión generalizada de que todas las sociedades secretas han estado al servicio del Mal, por no hablar de elementos como Ronald Reagan.
La historia que la biógrafa de Leo -o Lee- Wanta (utiliza los dos nombres), Marilyn Barnewall, relató en un programa de radio hace tres años se convertirá, de seguro, en una película algún día, pero hoy es vital para entender la situación actual geopolítica actual porque explica -nada más y nada menos- cómo cayó la URSS y, por extensión, el bloque comunista.
Hasta ahora, como sabéis, la historia oficial no ha explicado nada más que la URSS vivió una crisis financiera y, de repente, como un castillo de naipes, tras la acción de Gorbachov, se sucedieron MÁGICAMENTE revolución tras revolución en Polonia, Hungría, Bulgaria, Rumania, Checoslovaquia, y todos sus dirigentes fueron depuestos.
Es evidente que estas “revoluciones” fueron calcadas a las “primaveras árabes” o el mismo golpe de Ucrania, por lo que es fácil deducir que la CIA estuvo detrás de estos acontecimientos.
Lo que vais a obtener de este largo relato es una explicación coherente de estos hechos que os ayudará a entender la situación actual y cómo puede caer, a su vez, el bloque capitalista, con Estados Unidos e Inglaterra a la cabeza: el mismo modus operandi de hace 20 años puede que esté actuando hoy día.
Una de las pruebas de la verosimilitud este relato, que nos conduce a los míticos “Caballeros Blancos” o la conspiración de los buenos, es que en él aparece el general Vernon Walters, al que el escritor español JJ Benítez ha nombrado en repetidas ocasiones como uno de sus informadores. Los directores de la CIA Bill Colby y Bill Casey, ambos muertos en extrañas circunstancias son otros actores importantes en esta trama. El propio Vernon Walters murió de repente tras dar estas declaraciones a una televisión en las que venía a confirmar que Stanley Kubrick filmó el alunizaje de 1969. Como muchos ya sabréis, Kubrick vivía encerrado en su casa, temiendo que acabaran con su vida, como al fin pasó en el año 1999.

Esta historia comienza en 1980, cuando el presidente Ronald Reagan quiere hacerse con un equipo de personas en las que pueda confiar al 100% para acabar con la guerra fría (es decir, el bloque comunista) y, a través de los directores de la CIA William Colby y Bill Casey, contacta con Leo Wanta, a quien incorpora en un equipo en el que también participan militares cuyo objetivo será hacer caer la Unión Soviética mediante ingeniería financiera. Es decir, desestabilizando su moneda, el rublo.
Reagan le dio a Leo Wanta 150.000 millones de dólares con la promesa de que debería devolver ese dinero al Tesoro en el plazo de 6 meses. Cosa que hizo, lo cual es muy importante para conocer quién posee actualmente el dinero del que más tarde hablaremos.
Wanta se fue a Viena, donde se comenzó a realizar contactos con diplomáticos y empresarios que realizaban negocios con la URSS, como los iraníes e iraquíes, que le vendían su petróleo en rublos, para saber cómo desestabilizar el país. Para ello, creó una compañía, con un nombre muy sugerente: El Grupo Financiero de la Nueva República USA. [No puedo dejar pasar por alto el hecho de que la escuela de economistas Antinuevo Orden Mundial está radicada en Viena, conocida precisamente como “Escuela austríaca”. Con bastante probabilidad, fueron ellos los que formaron a Leo Wanta].
Wanta se dio cuenta de que el rublo sólo se podía utilizar en el bloque comunista, y allí encontró el punto flaco de la URSS.
Empezó a vender productos alimenticios al bloque comunista obteniendo rublos y utilizó el ya mítico software Promise (que como recordaréis, tenía un agujero de seguridad) para abrir cuentas bancarias por todo el mundo.

Así fue como Wanta fue obteniendo rublos a un cambio de 18-28 céntimos de dólar en un momento en el que los fondos de pensiones soviéticos estaban en un momento tan complicado como los de los países occidentales hoy día. Por eso todos (militares, fondos de inversión, KGB, bancos) estaban encantados de obtener dólares a cambio. Con la ganancia del dólar que le había prestado el Tesoro, se hizo con una gran cantidad de rublos.
En diciembre de 1981, Ronald Reagan firmó el decreto 12333 que autorizaba a los agentes de inteligencia a crear compañías en el extranjero que podían firmar contratos con el propio gobierno USA. Leo Wanta se convirtió así en “el perro de presa favorito” de Ronald Reagan, y le reportaba directamente al presidente. Era lo que hoy día conocemos como un “economic hit man”, en la terminología del ya conocido John Perkins.
Leo Wanta y sus socios hablaron también con países como Alemania del Este, China, Polonia, Paquistán o Hungría que les debían dinero a los soviéticos y les intercambiaron rublos a 32 céntimos de dólar, con lo que pudieron pagarles sus deudas a los soviéticos, desestabilizando de esa manera la moneda rusa, que pasó a cotizarse en el mercado a esos 32 céntimos de dólar. En otras palabras, los rusos se lo habían prestado a 1,20 dólares el rublo, mientras que se lo devolvían a un precio de 32 céntimos de dólar. Así, varió la cotización del rublo frente al dólar, desestabilizando su sistema financiero.
Ello provocó la caída de la divisa rusa-soviética, y como necesitaban dinero, vendieron su oro, que Wanta les compró: 2.000 toneladas a un precio de 1,08 dólares el rublo, pero que a él le había costado nada más que entre 18 y 28 céntimos cada uno.
La biógrafa de Wanta recalca que todo ese oro fue comprado directamente por el agente, puesto que ya había devuelto los 150.000 millones que el Tesoro le había prestado.
Acto seguido, Wanta se metió en el negocio de las garantías bancarias, y así fue como ganó la fabulosa cifra de 27 billones de dólares, que dio origen a los famosos fondos Wanta. En ese tiempo, su prestigio era tan grande que e senador Chuck Grassley y el congresista Roth recomendaron a Wanta para el puesto de inspector general del departamento de defensa, lo cual aparece en el memorándum del periodo Reagan en la Casa Blanca.
Wanta se unió a los chinos en contra de la Unión Soviética y compró un banco de Singapur (Aneko Point Credit) en colaboración con el hijo de un alto mandatario chino, apellidado Howe. El asunto es que un buen día apareció por las oficinas el vicepresidente de los Estados Unidos y ex jefe de la CIA George Bush Senior y se quedó de piedra cuando vio a Leo Wanta al frente del banco: Reagan y Bush eran mortales enemigos a pesar de compartir el poder. Bush ordenó un pago al banco de ese dinero que Wanta decía poseer y el socio de Wanta le respondió que sólo lo haría a instancia del presidente Reagan.
El tal Howe apareció muerto a los pocos días fruto de un envenenamiento. Wanta también fue envenenado pero se salvó.
Dan Quayle ayudó a escapar a Wanta y le consiguió asilo en Canadá donde ejerció de embajador de Somalia durante la era Reagan.
Tiempo después, Wanta fue asignado en una misión a Ginebra donde debía arrestar al mafioso judío Marc Rich por cuenta del FBI pero él mismo fue arrestado en torno a un ridículo asunto de unos impuestos locales, pasando 134 días en una prisión suiza, de donde fue sacado gracias a un mensaje en clave del presidente israelí, Isaac Rabin, que moriría víctima de un atentado a los pocos días…
La razón del arresto es que los hombres que le quería fuera (Los Iluminati, para hablar claro) querían impedir que Wanta restituyera el dinero ganado al Tesoro USA, pagando sus correspondientes impuestos.
Wanta fue interrogado por una fiscal en Nueva York, a quien el agente de Reagan mostró las 14 órdenes de pago por valor de 1.000 millones de dólares cada una. Esos fondos desaparecieron.
Aunque salió como hombre libre de ese juzgado, fue nuevamente detenido a la salida, sin cargo alguno, y colocado bajo arresto durante tres meses, de donde fue enviado a Wisconsin (donde supuestamente no había pagado los impuestos).
Le condenaron a 22 años de cárcel por unos impuestos que había pagado. ¿Sabéis a cuánto ascendía la cifra del supuesto fraude?
14.000 dólares.
Como lo oyes.
Evidentemente, todo el juicio fue una farsa suprema para impedir que la tremenda cantidad de dinero que Wanta había ganado revirtiera en el interés del pueblo americano.
Wanta fue encarcelado en Wisconsin de 1993 a 1998 y confinado en una celda de aislamiento durante otros 3 años, hasta que fue liberado en el año 2001.
Pero el tipo está hecho de una pasta especial, y en cuanto salió rellenó un impreso ante el Juzgado de Alexandria para recobrar su dinero, que había desaparecido de sus cuentas, pero como disponía del software Promise pudo rastrear donde estaba.
El juez que le tocó en su suerte (llamado “Bruce Lee”, por cierto) reconoció como suyos los 27’5 billones de dólares que había ganado tras pagar al Tesoro los 150.000 millones que le habían prestado.
Tras rastrear sus cuentas, comprobó que habían desaparecido 23 billones.
En mayo del 2006, el Banco Central de China reconoció su propiedad sobre el dinero y le envió 4’5 billones a una cuenta en el Banco de América, en Richmond, dinero que desapareció “en un agujero negro del Tesoro, vía la Reserva Federal”. El dinero fue enviado, el dinero fue recibido, y el dinero desapareció.
El secretario del Tesoro Snow y el jefe de la Reserva Federal en ese tiempo (año 2006), Greenspan, son los responsables del robo.
Actualmente (año 2011) Wanta es el poseedor legal de esas cuentas pero no puede acceder a ella porque los testaferros son el presidente de la Reserva Federal, el presidente de los Estados Unidos y el jefe del Tesoro.
Cuando pague los impuestos, Wanta pondrá en el Tesoro 1.575 billones de dólares.
Wanta planeaba construir trenes de alta velocidad para todo norteamérica.
El mencionado general Vernon Walters, embajador USA en la ONU por un tiempo y más tarde, embajador en Alemania cuando cayó el muro y se produjo la reunificación, confirmó en esta entrevista que la caída del bloque comunista fue gracias a operaciones financieras.
De todo lo expuesto, se comprende que los llamados “Caballeros Blancos” o militares patriotas están envueltos en una guerra frente a los iluminati desde hace décadas (o siglos): se comenta que tienen una alianza con los militares franceses y rusos conocida por el nombre en clave de “Michigan”.
Podemos deducir que el intento de asesinato de Reagan en 1980 y el conseguido de Isaac Rabin tienen que ver con el tema Leo Wanta y, por tanto, los movimientos que se están llevando a cabo ahora mismo para tumbar el dólar y traer un sistema monetario basado en oro los están llevando a cabo esta misma alianza de militares y agentes de inteligencia patriotas, que están coaligados con los rusos desde tiempos de Gorbachov.
Frente a ellos: los Bush, Rockefeller y Kissinger que todos conocéis.
PD. El artículo del que he obtenido esta información aparece en la web oficiosa de los militares patriotas USA, por lo que podemos deducir que la cúpula de este ejército conoce la verdad sobre este dinero.
PD 2. Es prácticamente seguro que el intento de asesinato de Reagan (30 marzo 1981) por parte del loco MK Ultra John Hinckley fue obra del entonces vicepresidente Bush Sr. Hoy se conoce que el padre de Hinckley era buen amigo de Bush.
Con el mismo razonamiento, el intento de asesinato de Juan Pablo II (13 mayo 1981) tuvo por objetivo que desistiera de su plan (junto a Reagan y otros Caballeros de Malta) de acabar con la guerra fría, anulando al bloque comunista. Como es sabido, él dirigió la caída del régimen polaco, apoyando al sindicalista Lech Walesa, que se convertiría en presidente cuando cayó el muro de Berlín.
PD 3: Otra curiosidad. El asesinato de Lennon y los intentos de asesinato de Reagan y Juan Pablo II sucedieron en solo ¡seis meses! Entre el 8 de diciembre de 1980 que murió Lennon y el 13 de mayo de 1981 que intentaron matar al papa polaco.

Fuente:

http://www.rafapal.com/?p=25804#more-25804

Relacionado:

Geopolítica Imperial: La Teoría del Corazón Continental de Mackinder y la contención de Rusia

Leo Wanta: el agente que hizo caer la Unión Soviética (y testaferro de los fondos de prosperidad mundial)

Minientrada
Vicenç Navarro
Público
Estoy preocupado y francamente indignado con la cobertura mediática de la situación en Ucrania por parte de los mayores medios de comunicación españoles (incluyendo catalanes), que está alcanzando niveles dignos del Tea Party de EEUU.
 
© Desconocido

Sé que es una acusación fuerte, pero me baso en el siguiente hecho. Cada mañana, cuando me levanto, leo algunos de los mayores rotativos de EEUU y de Europa, y luego leo la prensa española. Además de ello, tengo amigos en Alemania y en el este de Europa que publican en sus blogs lo que está ocurriendo en aquellos países.

Y creo que es muy preocupante el enorme sesgo que aparece tanto en la prensa más importante basada en Madrid como en la basada en Barcelona, en las que se está demonizando al Presidente Putin como el responsable de lo que ocurre en Ucrania, atribuyéndole unas ansias expansionistas y un intervencionismo en aquel país que es la causa de la gran crisis que podría abocar a una guerra entre los países de la OTAN y Rusia para parar este expansionismo, liderada por el primero para parar las ansias imperialistas del segundo.

Una campaña idéntica aparece en la televisión. Por ejemplo, el otro día en TV3 el “economista de la casa” explicó las consecuencias económicas que creará en Europa el imperialismo del Sr. Putin.

En EEUU, los portavoces de la Guerra Fría, con la hipocresía que los caracteriza, y presentándose una vez más como defensores de la libertad, están intentando por todos los medios reavivar un complejo militar-industrial (contra el cual el Presidente Eisenhower alertó) que estaba de capa caída con la retirada de las tropas estadounidenses en Afganistán.

El senador republicano John McCain, máximo exponente de este complejo, y defensor de las intervenciones en Kosovo e Irak (las dos claramente violaciones del derecho internacional), ha exigido al Presidente Obama que ponga bases de misiles orientados hacia Rusia en Polonia y en la República Checa. Hoy hay un intento claro de crear, de nuevo, una histeria (y no hay otra manera de decirlo) colectiva, demonizando al Presidente Putin, al cual el “economista de la casa” de TV3 equiparó nada menos que con Hitler.

Ya indiqué en otro artículo que creo haber sido uno de los intelectuales que ha criticado más a la Unión Soviética, habiendo sido declarada persona non grata por el gobierno Breznev. Y también he escrito muy críticamente sobre lo que está ocurriendo en Rusia, que dista mucho de ser una sociedad democrática. Ahora bien, tiene que también denunciarse la enorme manipulación que está ocurriendo para justificar unas políticas que son, además de erróneas, profundamente peligrosas, y que nos pueden llevar a un auténtico desastre.

En esta demonización de Putin y el gobierno ruso se ignoran y ocultan hechos básicos, tales como que fueron EEUU y la UE los que estimularon el golpe contra un gobierno que había sido democráticamente elegido, siendo sustituido por un gobierno en el que los nazis (los herederos de aquellos que habían invadido la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial) eran un fuerza dominante, eliminando el carácter oficial del idioma ruso en aquellas partes de Ucrania donde tenía carácter de oficial, iniciándose una persecución violenta de los ucranianos de cultura e idioma ruso, todo ello enmarcado en una hostilidad clara hacia Rusia. Todo esto no lo inició el gobierno ruso.

Y, para mayor ofensa a las autoridades rusas, estos hechos culminaban toda una serie de acciones tomadas por EEUU y por la UE para continuar la expansión de la OTAN (máximo organismo militar fruto de la Guerra Fría) hacia el Este, expansión que ha tenido como objetivo rodear a Rusia de bases militares y de misiles en contra suya.

Como bien han señalado el unificador de Alemania, el cristianodemócrata Sr. Helmut Kohl, así como también el canciller socialdemócrata Helmut Schmidt, Rusia ha sido puesta en una situación insostenible, a la defensiva y acorralada. Rusia no podía tolerar que Ucrania se convirtiera ahora en otra base militar de la OTAN, de la misma manera que el gobierno Kennedy en EEUU no podía tolerar una base militar soviética en Cuba.

En realidad, la hostilidad y expansionismo de la OTAN hacia el Este eran claramente provocadores. No ha sido Rusia la que se estaba expandiendo hacia el Oeste. Han sido EEUU y la UE los que se han estado expandiendo hacia el Este. Era totalmente predecible y lógico que Rusia apoyara el alzamiento de la población de Crimea, la mayoría rusófona, cuando mediante el referéndum se separó de Ucrania y pidió su anexión a Rusia.

Fue el ministro de Asuntos Exteriores ruso el que propuso la reunión de Ucrania, EEUU, la UE y Rusia, que alcanzaron un primer acuerdo sobre Ucrania. De nuevo, los medios españoles han informado de forma muy insuficiente sobre dicho acuerdo. La propuesta rusa recogía el establecimiento de una nueva Constitución ucraniana, de carácter federal, que respetaría la autonomía de las distintas regiones de Ucrania, y muy en especial de aquellas en las que la mayoría de la población sea rusófona.

Dicha constitución restablecería el ruso como el segundo idioma oficial de toda Ucrania, y definiría el Estado de Ucrania como neutral, sin que perteneciera a ningún bloque militar. Y el gobierno ucraniano expulsaría a los nazis de su gobierno. Por parte rusa, el gobierno ruso reconocería al nuevo gobierno ucraniano, proveería de nuevo gas a precio reducido a Ucrania, reactivando las relaciones económicas con aquel país, desmovilizando a su vez sus tropas en las fronteras con Ucrania, y el ministro ruso de Asuntos Exteriores incluso abrió la posibilidad de que la nueva Crimea tuviera una relación especial con el Estado de Ucrania. Gran parte de estas propuestas fueron aceptadas en el acuerdo, que es un buen acuerdo, alcanzado en Ginebra entre Ucrania, EEUU, UE y Rusia.

Como era de esperar, los favorecedores de la Guerra Fría (que son muchos) ya han protestado que Occidente ha cedido a favor de Rusia y que el tema central, el supuesto expansionismo del Presidente Putin, no se ha tocado. Y ahora se está ya indicando que Rusia no ha respetado los acuerdos, cuando los que fueron asesinados recientemente, después del acuerdo, fueron los ucranianos de habla rusa, es decir, los aliados de Rusia.

Pero mientras tanto el lector español ha estado sujeto a una avalancha ideológica en la que detalles como los que he indicado, tanto en los artículos anteriores como en este, apenas se conocen en España.

Es un indicador más de que los mayores medios de información españoles tienen más la misión de persuadir que de informar. La ausencia de auténtica pluralidad en estos medios (que se está reduciendo todavía más) es uno de los mayores problemas que tiene la democracia española, y de ello, como es lógico y predecible, ni siquiera se habla en los medios.

Las falsedades de los mayores medios españoles en su cobertura de Ucrania

Minientrada
Víctor Wilches
Agropolis
“Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista. Después vinieron por los socialistas y los sindicalistas, y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío. Después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí.”

Martin Niemoeller Pastor protestante, 1892-1984 .

“Todo tiene sus límites, y en el caso de Ucrania nuestros socios occidentales se han pasado de la raya, se han comportado de manera grosera, irresponsable y poco profesional”
“San Petersburgo fue la cabeza de Rusia, Moscú su corazón, pero Kiev la madre”.

Vladimir Putin Discurso sobre Crimea, 2014

© Desconocido

Los tambores que anuncian el inicio de una gran guerra mundial continúan repicando en Ucrania. La injerencia a fondo por parte de EE.UU./UE/OTAN en la desestabilización de Ucrania entraña unas connotaciones geopolíticas que van más allá del golpe de estado inducido para instalar un régimen/laboratorio neonazi a las puertas de Europa.

Los acontecimientos conducen a conjeturar que con esta agresión se busca alterarle el rumbo al orden internacional multipolar gestado en la última década e impedir su consolidación, y en su lugar imponer un orden internacional hegemónico, opresor, militar/mercenarizado y violento capitaneado por la plutocracia de EE.UU.

La agresión político-militar desplegada por EE.UU./UE/OTAN para forzar un nuevo orden internacional que responda a los intereses de EE.UU. está develando que inevitablemente todos los caminos conducen finalmente a una guerra frontal con China.

Para llevar a cabo este arriesgado sueño imperial, Washington y Bruselas tienen que controlar/derrotar tres lugares emblemáticos: La Plaza Maidan, la Plaza Roja, y la Plaza Tiananmen. Tarea no fácil, pero el desespero puede llevar a cualquier demencial aventura, así ésta sea una pugna intercapitalista.

Esta peligrosa jugada por parte de EE.UU./UE/OTAN es producto de la pérdida de influencia y de poder global de EE.UU., cuyo declive acelerado viene acompañado de una profunda crisis económica y energética sin retorno. El modelo capitalista de producción depredó, destruyó y agotó los recursos naturales y energéticos, y contaminó todos los ecosistemas del planeta en su afán de acumulación. El crecimiento económico es cosa del pasado. Sin energía es imposible crecer. Para crecer económicamente se requiere aumentar el consumo de energía, y a la inversa, sin aumento del consumo de energía es imposible crecer económicamente. Por lo tanto, si un sistema basado en el crecimiento económico infinito no puede crecer está abocado a un colapso societal.

El modelo capitalista ha llegado a su punto límite y ha comenzado su implosión arrastrado por una crisis multidimensional inherente al propio modelo. “La decadencia y caída del imperio global de Estados Unidos es el hecho más importante de la geopolítica en el mundo de hoy” (1), el colapso está en camino y su impacto es de grandes proporciones telúricas a nivel global. Ucrania acusa ser un revelador síntoma para evitar que el sistema colapse. Esta encrucijada hace que los apetitos imperiales de Estados Unidos en su huida hacia adelante por el control de territorios y de los recursos que quedan conduzcan a una guerra mundial nuclear.

© Desconocido

El sistema capitalista estocado de muerte en el alma hegemónica imperial ha entrado de lleno en un giro geopolítico de eje geográfico/Asia/ acelerado. Los acontecimientos internacionales están testificando que la transición de paradigma post imperial-USAmericano se precipita a empellones, dejando a su paso profundas y graves crisis económicas, sociales, ecológicas, políticas, culturales, éticas y humanitarias.

Ninguna transición y disolución imperial hegemónica puede ocurrir sin crisis, violencia, ni guerras, así ese escenario sea el menos deseado por la mayoría de la humanidad. Lo ideal sería que ésta fuera pacífica, pero un poder hegemónico erigido a base de violencia y de destrucción no va dar el paso al lado de manera pacífica para que otros llenen este vacío.

La actual ofensiva geopolítico puesta en marcha en Ucrania por EE.UU./UE/OTAN para remodelar el orden internacional -aparte de sus peligros, costos y desenlace final- ha dejado al descubierto dos líneas relevantes interrelacionadas que deben ser analizadas con atención: instauración de un régimen/laboratorio neonazi en Kiev; y una gran crisis energética en especial gas y el petróleo.

¿Por qué Ucrania es centro de rivalidad?

Ucrania juega un rol estratégico en los intereses y en las aspiraciones hegemónicas de EE.UU. desde siempre en su afán por controlar el mundo. Estas tendencias vienen desde tiempo atrás. A inicios del siglo XX la teoría del “Heartland” de Halford Mackinder sostiene que “Quien gobierne en Europa del Este dominará el Heartland; quien gobierne el Heartland dominará la Isla-Mundial; quien gobierne la Isla-Mundial controlará el mundo.” Y más concretamente quien domina el “Heartland”, domina el mundo, especialmente si controla Ucrania.

La particular situación geopolítica de comienzos del siglo XXI revive y da un nuevo impulso y valor funcional a la región euroasiática como segmento espacial a controlar para dominar el mundo, lo cual choca frontalmente con las visiones geopolíticas del euroasianismo ruso y de la alianza sino-rusa de revivir la Ruta de la Seda . Este nuevo impulso en “occidente” vendrá de las pretensiones imperiales delineadas por el estratega de seguridad de EE.UU. Zbigniew Brzezinski, quien enfatiza la doctrina que el Estado que domine este vasto continente, el cual constituye un eje geopolítico, de hecho controlaría dos de las tres regiones económicas más productivas y avanzadas del mundo, subordinaría a África y tornaría el hemisferio occidental y Oceanía geopolíticamente periféricos.

En Eurasia, vive el 75% de la población mundial y están depositadas 3/4 de las fuentes de energía conocidas en todo el mundo . Y más en concreto afirma que “Rusia sin Ucrania deja de ser un imperio, pero Rusia con Ucrania sobornada y luego subordinada, automáticamente se convierte en un imperio”. Estos parámetros expuestos muestran por qué EE.UU./UE/OTAN están dispuestos a jugar sus últimas cartas en una aventura bélica en Ucrania; y además, por qué en sus propósitos de alcanzar sus metas de dominio y control de Eurasia no existe parámetros de ninguna especie que les impida acudir a los métodos y alianzas execrables, como el apoyo a grupos neonazis y extremistas violentos de derecha.

En el complot dirigido y patrocinado por EE.UU./UE/OTAN para derribar el gobierno de Viktor Yanukóvich y empotrar un régimen neonazi en Kiev, hace gala de la combinación de una serie de elementos entrelazados que deben ser analizados.

Laboratorio neonazi en Kiev

En Ucrania no se empleó el típico golpe de estado blando sustentado en el modelo “revolución de colores” del Albert Einstein Institution, de Gene Sharp, en este caso se recurrió a la aplicación de diferentes instrumentos para llevar a cabo el golpe de estado. Estos van desde la utilización de la protesta social pacífica hasta métodos abiertamente radicales, en los que prevalecen formas de violencia extrema apuntaladas con grupos neonazis y extremistas nacionalistas y mercenarios-francotiradores.

Cambios y variantes al modelo de Gene Sharp ya se habían visto en Egipto, Libia, Siria. Allí se acude abiertamente a yihadistas islámicos como complemento central. En el actual complot en Ucrania por su importancia geoestratégica se sincronizan, se actualizaron y se ejecutan nuevos mecanismos.

Por un lado tenemos el modelo de “golpe de estado blando” con toda su parafernalia: la mass media corporativa de “occidente” acusando de lo peor y demonizando hasta el paroxismo al gobierno de Yanukóvich, a Rusia y en especial a Putin (Nota: aquí el autor de ninguna manera está afirmando que Yanukóvich y Putin sean unos santos, se está es analizando el desarrollo de los acontecimientos de rivalidad intercapitalista); las ONGs actuando a tope para velar por los “derechos humanos” y las “libertades civiles y democráticas”. Además, ahora encontramos que las cancillerías, embajadas, parlamentos e instituciones de EE.UU., Unión Europea, Canadá, OTAN, OSCE, tienen una nueva misión diplomática participar abiertamente y en masa en las revueltas de la Plaza Maidan de Kiev, abrazados de partidarios de la neonazi Svoboda de Stepan Bandera y del Sector Derecho.

Por otro lado, esto va acompañado con la participación de multinacionales como Chevron orientadas a la apropiación del gas esquisto de región oriental de Ucrania – en cualquier análisis con relación a Ucrania es básico ver el papel que juegan las multinacionales en la crisis-.

La firma de un acuerdo de 10 mil millones de dólares para la producción compartida de gas esquisto entre el Gobierno ucraniano y Chevron, es tomado desde Washington como un paso en dirección de la independencia energética de Rusia, y en la tradición de unir los intereses de las corporaciones multinacionales bajo el paraguas y pretexto de la seguridad nacional de EE.UU.

Al respecto el International Business Times afirmó que “el acuerdo de Chevron con Ucrania fue apoyado por USA como parte de su estrategia de seguridad nacional para ayudar a reducir la dependencia energética de Europa y de Kiev de Rusia.” A la par de esto, la multinacional Cargill apunta al control de la producción de los alimentos fortaleciendo la posición comercial de la corporación en uno de los negocios al invertir más de 200 millones de dólares en las acciones de UkrLandFarming (Financial Times , enero 12, 2014). Esta empresa ucraniana que posee 500 mil hectáreas de tierra, es la octava cultivadora de tierra más grande del mundo y el segundo mayor productor de huevos. Cargill también tiene en Ucrania negocios en plantas de procesamiento y terminales de exportación en el Mar Negro. Seguramente necesitaba un puerto para aumentar el grado de control sobre el mercado.

No se debe olvidar la importancia mundial agrícola de Ucrania y de la franja de tierra de gran fértil que abarca la mayor parte de las llamadas “tierras negras” o chernozem , al centro y oeste del país. Y para completar el cuadro, Monsanto, la empresa de semillas transgénicas más grande del mundo, también está ganando espacio en Ucrania donde ya controla el 40% del mercado de semillas. Jugada comercial de control agrícola que busca cerrarle espacio a China en el mercado ucraniano. Lo cual se puede inscribir dentro de las guerras por las tierras fértiles y la alimentación desatada a nivel mundial.

Esto se complementa con las medidas que el Gobierno neonazi títere de Kiev ha comenzado a tomar para preparar al país para “que afronte las dolorosas pero necesarias reformas sociales y económicas” impuestas por la medicina del FMI. Una de los primeros requerimientos del FMI es que los subsidios al gas de los hogares se reduzcan en un 50%. Otros requisitos onerosos del IMF incluyen recortes a las pensiones, en el empleo estatal y la privatización de los activos y propiedad del Gobierno (traducción: que las corporaciones occidentales puedan comprar a precio de regalo los bienes públicos); así como otras reducciones en los programas de gastos sociales en Ucrania ( Voice of Russia : Ukraine’s economic crisis: Who benefits ? Who pays?).

El laboratorio neonazi/neofascista de Kiev no es un mero hecho coyuntural para Ucrania o para ciudadanos de tercera o cuarta clase . Ese es el modelo que UU.EE., la Unión Europea, Canadá y en los países del autoproclamado “occidente” vienen adecuando y refinando para implantar en sus propios países. La pérdida y la restricción continuada de las libertades civiles, políticas, sociales y derechos democráticos avanzan a pasos agigantados. Las demandas sociales y políticas son acalladas. Nada de esto existe mientras no esté en la falsimedia corporativa. La protesta ciudadana es criminalizada y penada severamente. El desmonte del estado de bienestar es a marchas forzadas y a golpe de decreto. Todo lo público y los bienes comunes son saqueados.

El control e interceptación de todas las fuentes de información y a todos los ciudadanos, pese a ser uno de los más aberrantes ataques a la libertad, no es otra cosa que el miedo de estas plutocracias y sus amos.

© rojosrojos

Las legislaciones nacionales del autoproclamado occidente se están ajustando a un modelo neofascista en ciernes para ser aplicado a sus ciudadanos. Por ello, EE.UU./Obama, el Gobierno de Canadá y los Gobiernos de Europa salieron presurosos a afirmar y ratificar que el Gobierno títere neonazi montado en Kiev tras el golpe de estado es un ” gobierno legítimo “.

Ese experimento puesto en escena en Kiev es todo un laboratorio neonazi/neofascista que esperan trasladar depurado a sus propias naciones. Un ejemplo palmario de lo que puede pasar en inmediato futuro es la destitución del periodista finlandés Jari Sarasvuo y el cierre fulminante de su programa por entrevistar al catedrático de la Universidad de Helsinki, Johan Beckman, quien exigió la liberación de Europa de la “junta fascista” ucraniana y acusó al canciller de Finlandia de apoyo a los nazis.

Que nadie se llame a engaño. Alguien puede imaginarse a EE.UU., la Unión Europea, Canadá, la OTAN, entregándole 5000 millones de dólares a unos grupos ucranianos sin saber quiénes eran éstos (dinero confirmado por la misma la Secretaria de Estado adjunta Victoria Nuland ). Ni quiénes son los que conforman esos grupos, y mucho menos darse por enterados quiénes son sus líderes. Naturalmente que todos sabían que sus pupilos/marioneta encargados del golpe eran miembros de grupos neonazis y de extrema derecha.

Este monto económico aportado no es una bicoca, ni tampoco gratis. Ante la magnitud de los objetivos occidentales se podría pensar que es mucho más dinero. La infraestructura y los niveles de coordinación entre los interesados en el caos y el complot contra el Gobierno de Yanukóvich y el control de Ucrania pueden ser mucho más oscuros de lo que cualquier mente pueda imaginar. La apuesta de EE.UU./UE/OTAN es una jugada geopolítica temeraria, pero ante la crisis multidimensional por la que están atravesando los conduce inevitablemente a esa aventura.

Crisis energética: Gas y petróleo

La crisis económica mundial galopante desde 2007/2008, y en especial, en los países desarrollados (mal-desarrollados es la mejor definición), se debe a la escasez y el declive de los hidrocarburos. Al no poder disponer de ingentes cantidades de energía en el mercado, fundamentalmente de petróleo, hace que el complejo sistema industrial y tecnológico, sustentado en esta fuente de energía, no pueda funcionar y mucho menos crecer. Por consiguientemente, el sistema al no poder continuar con su crecimiento y su consumo sin límites entra en crisis. El sistema ha chocado con un mundo que es finito, realidad física de la cual no se puede escapar: el cenit del petróleo.

El cenit del petróleo que ya hemos pasado, y que la propia Agencia Internacional de la Energía en su informe anual de 2010 ( World Energy Outlook 2010 ) finalmente reconoce, y afirma que éste tuvo lugar en 2006. Además, muchos expertos y estudios señalan que el cenit de los hidrocarburos más el uranio tendrá lugar en 2018, de ser así estamos ante un problema muy grueso. Estas gráficas de diferentes reportes lo ratifican: el de la izquierda es de Energy Watch Group : Fossil and Nuclear Fuels, the Supply Outlook 2013 . Y el otro tomado de The Future.

Esto cambia el panorama y le da un vuelco total a las políticas de seguridad y a relaciones internacionales de los países de las economías (mal) desarrolladas, pues en su afán de garantizar el acceso, disposición, transporte y control de los recursos energéticos chocan frontalmente con los intereses de otros países y poderes que también están compitiendo por los mismos escasos recursos. Por ello, EE.UU./UE/OTAN han estado involucrados en la última década en cantidad de agresiones e invasiones a países que cuentan todavía con recursos como gas y petróleo, o con abundante agua dulce y tierras fértiles.

En la actual situación internacional de crisis, Ucrania es una puerta crucial en la búsqueda del control de los hidrocarburos de Rusia y de las regiones del Mar Caspio y de Asia Central. Ucrania es una zona geoestratégica que juega un papel central en la estrategia de EE.UU. en sus ansias de hegemonía global. Con esta arremetida Washington, en primer lugar, busca sacar a Rusia de Ucrania y a su vez, quitarle la posibilidad de acceso al Mar Negro y a las aguas del Mediterráneo. Segundo, correr las fronteras de la OTAN si es posible al centro de la Plaza Roja. Tercero, desmembrar a Rusia para controlar sus hidrocarburos y su vasto territorio. Cuarto, tratar de estrangular a China por sus flancos norte y occidental como refuerzo de la llamada política del “pivote Asia-Pacífico” de Obama, para entrar a asestarle de golpe de gracia.

Por lo tanto, nadie se puede auto-engañar o dejarse engañar. Aquí todo tiene que ver con petróleo y gas: energía.

Petróleo es casi sinónimo de poder. La trama ucraniana de EE.UU./UE/OTAN obedece al acceso y control del petróleo y el gas de Rusia, Mar Caspio y Asia Central. Sin energía y sin petróleo no hay posibilidad de sostener la máquina de dominio y es imposible parar la caída del imperio. Sin petróleo el dólar chatarra es eso chatarra, pues no hay fuerzas armadas, ni misiles amenazantes que lo impongan como moneda global.

La ” aparente sensación de empate” que se presenta en la crisis ucraniana encierra muchos peligros escondidos. Esto no para ahí. Por un lado, porque EE.UU. y sus aliados europeos aunque estén contentos con su gobierno-títere neonazi en Kiev, no se van a quedar satisfechos con lo logrado. Y por el otro lado, Rusia no duerme tranquila pese a la rápida adhesión de Crimea tras el masivo referendo autodeterminación.

El forzoso alto en la marcha al que se vio obligado EE.UU./UE/OTAN, tras la rápida jugada del Kremlin al consolidar su posición en Crimea y de un control seguro de la base militar de Sebastopol, es un simple interregno para preparar los siguientes pasos. Mientras tanto, la obscura realidad es maquillada con sanciones y expulsiones de organismos que ya no juegan un papel preponderante en el contexto internacional.

La pregunta que surge es ¿qué obligó a EE.UU./UE/OTAN a hacer este alto en la marcha de conquista? Respuesta, la carencia y garantía de insumos energéticos (gas y petróleo) suficientes y seguros que permitan seguir a delante con la agresión.

Por tal motivo, petróleo y gas y su garantía de abastecimiento es el tema recurrente en actual la crisis ucraniana por parte de las élites gobernantes europeas y de EE.UU., asunto que contiene dos vertientes centrales: 1) que los países de Europa no disponen de gas y petróleo, y 2) que Europa en gran parte depende las importaciones de gas y de petróleo de Rusia.

Esta baza a favor de Rusia y el hecho de que Moscú pueda cortar el suministro de energía hace que las agresiones se detengan un momento, mientras se resuelve cómo garantizar el abastecimiento para que la economía europea no se vea comprometida y paralizada. Ante esta circunstancia han surgido las más variadas soluciones y respuestas. Estas van desde acudir a la supuesta abundancia e independencia energética de EE.UU. para usarla como arma energética estratégica contra Rusia, hasta llegar a plantearse el supuesto abastecimiento energético con gas del norte de África.

Ninguna de estas alternativas son reales, ni tampoco fáciles de concretar, por más que sus líderes las den como ciertas. En cuanto al gas procedente del norte África, surge una inquietud, si esa vía puede abastecer con tanto gas a Europa por qué no se ha puesto en marcha de tiempo atrás. Y súmele a esto que Europa no cuenta con gasoductos, ni con plantas de licuefacción de gas en Europa. Ni con plantas de almacenamiento de grandes cantidades. Por lo tanto, esto para tranquilizar a los ciudadanos puede estar bien, pero con meros deseos no basta para garantizar la seguridad energética de un continente que no cuenta con petróleo y gas.

Con relación a la abundancia de gas y de petróleo de EE.UU. encontramos argumentaciones de que Washington podría suplir las necesidades de gas de Europa o, como afirma Angela Merkel que ” El gas estadounidense podría ser una opción “. Sabrá Merkel lo que esconde la historia del gas esquisto, que no existe tal abundancia que permite exportar, y que esto no es más que una gran burbuja energética más parecida a una pirámide Ponzi. Que el decline del gas esquisto de Estados Unidos ya está en camino como lo señala este artículo de Oil Price.com “Shale Bust: North America Natural Gas Production set to Seriously Decline”.

Además, ella debería saber que los inversores están huyendo del negocio por la baja rentabilidad y la oposición de los habitantes de los lugares afectados por el fracking , por los graves problemas de contaminación medioambiental. Ella y los gobernantes europeos podrían consultar el completo estudio sobre el tema: “Baby, Drill, Baby” de David Hughes, para que no especulen con el gas pizarra de EE.UU., ni de Polonia.

Veamos cómo quedan las pretensiones de inundar a Europa con gas estadounidense, escuchemos que dicen al respecto los militares y expertos que se reunieron en la última cumbre de diciembre del Dialogo Transatlántico de Seguridad Energética. Afirma el coronel US Army Daniel Davis:

“La producción del gas pizarra de USA ha soportado una meseta en el último año que es poco probable que consiga mantener la sostenibilidad a largo plazo debido al modo impresionante de las altas tasas de declive, y debido a que gran parte de la producción proviene sólo de dos o tres campos.”

Y qué hablar de crear una “unión energética europea”, esto parece más un pomposo discurso para el oído de los ciudadanos europeos. Es algo así como no hace falta el gas ruso, no lo necesitamos. No se preocupen que si vamos a la guerra les garantizamos que no pasarán frio en el invierno. La pregunta es dónde están los hidrocarburos, quizá la UE cuenta con los recursos de otros países.

Asimismo el petróleo esquisto de EE.UU. tampoco inundará a Europa. La abundancia e independencia procedente del boom petróleo esquisto ha tocado las cumbres del pico y comienza su declive acelerado. Contemplemos la relación que presenta BP para el año 2012 con relación a importación/exportación de EE.UU., para ver si de verdad puede enviar petróleo a los sedientos países europeos. EE.UU. produjo 8.9 millones de barriles diarios, consumió 18.5 Mbd e importó 10.5 Mbd. Según la U.S. Energy Information Administration (EIA), en enero de 2014 el consumo fue de 18.89 Mbd y su producción de 8.39 Mbd, lo cual indica que tiene un déficit de 10.5 Mbd, que deben importar. Por lo tanto, en dónde está el petróleo para enviar a Europa y evitar la dependencia de las importaciones europeas procedentes de Rusia.

Al mismo tiempo, encontramos información que corrobora cuál será el devenir del boom energético de EE.UU. en el corto tiempo, y existen muchas preguntas sobre qué va a pasar cuando la burbuja procedente del gas y petróleo pizarra se desinfle.

Le Monde de Francia se pregunta “según Washington, el boom del petróleo de esquisto estadounidense alcanza el pico en 2016. ¿Después qué?

Por su parte Christian Science Monitor, enero 21 de 2014, pregunta “Qué pasará cuando el boom del shale finalice?”

Mientras que Bloomberg, feb. 27 de 2014, se refiere a que “El sueño de la independencia del petróleo de USA le tira la puerta por la cara contra los costos del petróleo pizarra”.

Y Wall Street Journal, enero 28 de 2014, preocupado por los negocios se refiere a que “Las grandes compañías petroleras luchan para justificar los crecientes costos de los proyectos”.

Y a manera de remate tomemos lo que dice el experto Arthur Berman en una entrevista el 5 de marzo de 2014: Seamos honestos, después de todo. La producción de combustibles pizarra no es una revolución, es una fiesta de jubilación. (Oilprice.com y en Produktionen från Skiffer är inte en Revolution utan ett Pensionärsparty!).

Lo anterior completa el cuadro. Esto sugiere y reitera que la aparente “calma que se presenta” en la crisis ucraniana, post-adhesión de Crimea a Rusia, es un periodo de preparación mientras EE.UU./UE/OTAN resuelven de manara expedita y ” segura ” el problema central: los energéticos, para poder seguir con los planes de copar a Ucrania, desmembrar a Rusia y continuar la marcha a Pekín.

Aquí en este momento del análisis es que aparece de forma diáfana la pieza del puzle energético que hace falta en toda esta aventura bélica: Venezuela. Los hidrocarburos de Venezuela son los que van a garantizar que EE.UU./UE/OTAN puedan continuar con sus pretensiones de imponer un nuevo orden internacional hegemónico.

La desestabilización del gobierno de Nicolás Maduro es parte de la obra geoestratégica. Por lo tanto, lo que viene para Venezuela es un ataque con la combinación de todos los instrumentos posible de parte de Washington para derrocar al Gobierno bolivariano, pues ese petróleo es requerido con urgencia. Ese petróleo para EE.UU. es la garantía de que no desaparezca de la escena internacional como imperio. Aquellos países que cuentan con recursos energéticos suficientes y que pueden ser apropiados para los intereses de EE.UU., deben esperar la misma medicina. País que cuente con gas o petróleo será agasajado con “bombardeos humanitarios” y la democracia le llegará con drones.

A manera de conclusión hay que resaltar el selecto gambito Sebastopol Севастóпoль de Putin, de la profiláctica defensa Crimea que acusa extenderse por el flanco oriental, y que su vez, amenaza por rayos X con su poderosa pareja de alfiles: gasífero y petrolífero, el corazón de la industria y de la economía jadeante europea que no vislumbra signos de recuperación.

El Zar prepara enroque corto, mientras se introducirse en las complejas estrategias del weiqi 围棋 (Go), juego de los eruditos chinos. Todo acontece bajo la atenta mirada de los bric+s , jugadores de un moderno chaturanga.

Pero a pesar de tan rápidos movimientos y de las obligadas alianzas defensivas para detener el monstruo, en el tablero global danza amenazantemente una guerra mundial nuclear.

En el escenario global, el orden mundial que más probable se percibe es el de un darwinismo social militar-mercenarizado regido bajo dictámenes de un neofascismo social, capitaneado por la plutocracia de EE.UU. y secundado por la Unión Europea e Israel.

Si esta seria amenaza a la humanidad no logra ser contenida por los poderes que han venido consolidando el orden internacional multipolar actual, el futuro será demasiado aciago.

Y si a la par de esto, los pueblos del mundo y sus luchas no cuentan con la suficiente unidad y fortaleza el futuro de las nuevas generaciones será sombrío. Por ello, todos los esfuerzos y las luchas que se emprendan para detener a la barbarie puesta en marcha son una conquista.

Cada segundo que se gane para evitar que el leviatán avance es un tiempo valioso para la humanidad. El aleteo de la mariposa puede desencadenar olas de emancipación social y política a nivel global y la sed de libertad de los pueblos puede derribar imperios.

Notas:
1. John Michael Greer: Decline and Fall. The end of empire and the future of democracy in 21 century America. Ed. New Society, 2014.

Relacionado:

Laboratorio neonazi, gas y petróleo

Geopolítica Imperial: La Teoría del Corazón Continental de Mackinder y la contención de Rusia

 

RUSIA QUIERE GUERRA. Vean lo cerca que ponen su país de nuestras bases militares.
 –

“Lo que ha ocurrido en Crimea es una respuesta al modo en que colapsó la democracia en Ucrania. Y hay una única razón para esto: la política antirrusa de EE.UU. y algunos países europeos. Ellos buscan cercar a Rusia para debilitarlo y eventualmente destruirlo… Existe una cierta élite transnacional que durante 300 años a anhelado este sueño.”

~ Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, 19 de marzo de 2014

“La historia no se repite, pero rima”.

~ Atribuido a Mark Twain

Lo que ha estado ocurriendo recientemente en Ucrania tiene muy poco sentido si no se ve en un amplio contexto histórico y geopolítico; así que en la búsqueda de un firme entendimiento de los eventos que se están desarrollando, he estado consultando libros de historia. En primer lugar es necesario decir que Ucrania ha sido históricamente parte de Rusia. Se constituyó como “una nación independiente” sólo en nombre a partir de 1991, pero ha sido completamente dependiente de la ayuda externa desde entonces. Y la mayoría de esta “ayuda” no ha sido, al menos, en su mejor interés.

La respuesta corta a por qué EE.UU. ha puesto en acción su descabellado plan para derrocar a Yanukoych recientemente en noviembre, es que el verdadero objetivo es Rusia, quien se interpone constantemente en los planes de dominación mundial de la élite bancaria, cuyo imperio se centra en los EE.UU. La respuesta larga es algo más compleja, pero en el proceso de trabajar sobre ella hemos descubierto sorprendentes precedentes históricos para todo lo que está ocurriendo en la actualidad, y hasta en los mismos fundamentos políticos se vislumbra una respuesta de por qué hacen lo que hacen.

La narrativa occidental dice que esto es propaganda, pero en realidad estába más cerca de la verdad que la propaganda inversa sobre lo malo que era el comunismo soviético.

Desde la desastrosa invasión de Napoleón a Rusia en 1812 (y quizá desde antes, si alguien pudiera resolverlo porque el Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se refirió a “300 años”), han existido esfuerzos sostenidos por parte de los poderes Occidentales por “contener a Rusia”. ¿De dónde proviene este deseo? Bien, en la actual narrativa Occidental en relación a la “agresiva incorporación de Crimea” por parte de Rusia, proviene de la necesidad de “contener el intento de Putin de recrear el Imperio Soviético”, y “evitar que la Rusia de Putin actúe como la Alemania Nazi”.

En el centro de esta narrativa está toda la retórica sobre que la Unión Soviética fue un “Imperio Malvado” del cual Ucrania y otras Repúblicas ex-soviéticas, Asia Central y ex-estados miembros del Pacto de Varsovia en Europa del Este, como Polonia, se liberaron para unirse al Libre Mercado Mundial alrededor de 1990, cuando “el Imperio Soviético colapsó”. Y todo esto, por supuesto, está basado en la narrativa Occidental de que el Comunismo Soviético fue “la raíz de todos los males”, y que tenía que ser erradicado de donde fuera que él se instalara o propagara (o se sospechara que se propagaba) tras la Segunda Guerra Mundial.

De hecho, podemos ir más lejos, pero antes de hacerlo, vamos a considerar en primer lugar la participación del FMI durante el último cuarto de siglo en Europa del Este. El FMI no está apareciendo en escena sólo recientemente con la “muy necesitada inyección de dinero” a la economía ucraniana. Los economistas occidentales, los académicos, banqueros e industriales, han estado, efectivamente, operando desde el terreno en las economías de Europa del Este desde que ellas “recuperaron su libertad al independizarse de Rusia”. Lea este reporte del parlamento ucraniano para hacerse una idea del daño que sufrió Ucrania durante los 90 – su población se redujo en un número mayor a los muertos durante la Segunda Guerra Mundial.

Los préstamos del FMI, generalmente, no están destinados a incrementar las arcas de los países que se suscriben a su “asistencia”; más bien están orientados al pago de los intereses devengados por las deudas de las naciones. A cambio, los suscriptores a estos préstamos mortales reciben “consejos” que deben seguir si quieren el dinero – entregado a cuentagotas – para seguir adelante con respecto a sus deudores y así evitar que sus deudas crezcan aún más. Dichos consejos – “condicionamientos estructurales” en términos técnicos – esencialmente se reducen a: “Vender absolutamente todo… a nosotros”.

Así que no fue el “espontáneo caos del momento” lo que provocó las extendidas calamidades económicas en Europa del Este en los 90. El desastre resultante fue consecuencia directa de la política monetaria y económica impuesta por Occidente sobre la región. Así se pudo observar la miseria extrema de millones de polacos repentinamente impedidos para comprar alimentos que estaban siendo exportados con el único fin de pagar las deudas contraídas – deudas que implicaban indefectiblemente un intercambio por las verdaderas riquezas de esos países, en especial sus recursos naturales y las industrias nacionales.

La hoguera de la democracia: la Duma de Rusia atacada por el Gobierno de Yeltsin controlado por el FMI en 1993.

Rusia también obtuvo su parte de esta “terapia de shock”. Échele un vistazo al capítulo 11 de La Doctrina del Shock de Naomi Klein para ver la auténtica historia de horror de lo que pasó allí (“La Hoguera de una Democracia Joven: Rusia elige la opción Pinochet”). El Pueblo ruso sin embargo no sucumbió al genocidio económico. Para el año 1993, se dieron cuenta de que la única “libertad y democracia” que iban a obtener era, de hecho, una forma extrema de “terapia de shock económica” de la derecha. Ocuparon edificios gubernamentales en Moscú en un esfuerzo por detener el saqueo de su país y restaurar el orden. En medio de un tenso punto muerto, he aquí que “francotiradores desconocidos” aparecieron de la nada y comenzaron a disparar a la gente a la cabeza. Yetsin pensó que las balas estaban viniendo de una facción del ejército atrincherada en la Casa Blanca de Moscú y ordenó a fuerzas leales a él atacar el edificio. Cientos de personas resultaron muertas y, junto con ellas, murió la primera (y última) incursión rusa en la Democracia Liberal Occidental ®.

Así es como la “Mafia de Estado” de la oligarquía “cercana a Yeltsin” apareció. Fueron enteramente criaturas nacidas de los Intereses Financieros de Occidente. No había billonarios en Rusia antes de 1991. Y a través de todo esto, los medios de comunicación occidentales cantaron alabanzas a Rusia puesto que había implementado las “difíciles pero necesarias reformas” que redujo el Estado del bienestar, la base industrial y la población en general. Rusia entonces fue “libre y liberal” y todo fue maravilloso. ¡Ay de nosotros ahora que Putin ha dado la vuelta a la tortilla y Rusia está en posición nuevamente de frustrar la propagación de la Libertad y la Democracia ®! Rusia es una vez más “autoritaria y antidemocrática”, es decir, lisa y llanamente “pura maldad”.

Cuanto buscamos en retrospectiva a través de la historia, encontramos una serie de abruptos desplazamientos de la actitud de Occidente en relación a Rusia, donde esta nación pasa de ser “amiga” a “enemiga” casi de la noche a la mañana. Lo vemos claramente al final de la Segunda Guerra Mundial cuando la Unión Soviética de Stalin pasó de ser “nuestro increíble aliado” a el “nuevo Hitler”, incluso cuando la esfera de influencia de Europa del Este y el Oeste fue discutida a fondo y acordada por las potencias aliadas mientras que duró la guerra (ver La Controversia de Zion de Douglas Reed).

Previo a la Primera Guerra Mundial, Rusia fue “nuestro aliado” a partir de la coalición del “Triple Entente” conformada junto a Gran Bretaña y Francia; para el final de la guerra, se transformó en la “amenaza bolchevique”. Y comprensiblemente Rusia ahora es vehementemente antiimperialista y anticapitalista. Pero menos conocido es el hecho de que los bolcheviques también fueron enteramente criaturas nacidas de los Intereses Financieros Occidentales (ver Wall Street y la Revolución Bolchevique de Anthony Sutton).

A lo largo de la historia del siglo XX, todas o casi todas las acciones de Rusia fueron defensivas en naturaleza. Ahora bien, no pretendo subestimar ninguno de los delitos de sus líderes – de los cuales hay varios, a los países vecinos y a los propios – sino que, en términos de “imperialismo comparado” por decirlo de algún modo, no recuerdo a las milicias rusas a 13.000 Km. de distancia causando “conmoción y terror” y aniquilando en el proceso a millones de personas de otras naciones – personas que, por cierto, no tenían ninguna conexión con el pueblo ruso.

Soldado soviético ondeando la bandera roja sobre la plaza central de Stalingrado en 1943.

Mackinder y la Teoría del Corazón Continental

Antes del Imperio Norteamericano existió el Imperio Británico, y antes de Zbigniew Brzezinski existió Halford Mackinder. Este gurú académico de Oxford devenido en político fue ostensiblemente un “geógrafo”, aunque también el poseedor de una cierta “diligencia” que lo llevó a ser un hacedor de reyes de Gran Bretaña, en nombre de los Estados de Europa del Este y en detrimento de los imperios caídos de Europa después de la Primera Guerra Mundial. En 1904 Mackinder envió un artículo a la Sociedad Geográfica Real titulado “El pivote geográfico de la historia”, en el cual formulaba la “Teoría del Corazón Continental”, que él mismo, tiempo después, reduciría a esto:

“Quien domine Europa del Este controlará el Corazón Continental;
quien domine el Corazón Continental controlará la Isla Mundial;
quien domine la Isla Mundial controlará el mundo”.

~ Mackinder, Ideales democráticos y realidad, p.194.

Podrías estar preguntándote ¿qué diablos significan esos términos arcaicos? “Europa del Este” es suficientemente obvio: los Balcanes, Ucrania, Belarús, Polonia, la Rusia “Europea” y los estados Bálticos. El “Corazón Continental” se extiende desde el río Volga hasta el Yangtze y desde el Himalaya hasta el Océano Ártico. La “Isla Mundial”… se lo imagina… es toda la masa de tierra contigua de Europa, Asia, Oriente Medio y África – así que, básicamente, todo el mundo salvo América y Australia. Échele una mirada a su mapa mundial:

© Royal Geographical Society

Etiquetando a América como la “Isla de la periferia”, y a las islas británicas como las “Islas Exteriores”, Mackinder estaba remarcando el hecho de que eran periféricos al “centro”, la “zona de pivote”, que sencillamente pasa a ser Rusia. Aquí es donde la contribución como geógrafo de Mackinder finaliza, y su contribución como sirviente del imperio comienza. Él entendió hace 100 años que era (y es) una quimera para los administradores de imperios como los actuales de EE.UU. y la Unión Europea (la Alianza del Atlántico) obtener completa dominación sobre la “Isla Mundial” a través de los medios convencionales, simplemente porque las poblaciones y los recursos combinados de la vasta, interconectada y mutuamente dependiente masa de territorios opacarían sus “Islas Periféricas” como Gran Bretaña y EE.UU. Así que ¿qué hacer?

Halford Mackinder

Mientras su propaganda constantemente proyecta “el permanente peligro de Rusia” (y a la vez de otros poderes de Eurasia, pero mayormente de Rusia) como una amenaza global que está presta a romper la contención ceñida sobre ella y tomar el control de la “Isla Mundial” y luego de las “Islas de la periferias”, el verdadero propósito de su “Gran Juego” es “contrarrestar esos factores físicos y tecnológicos que favorecieron la formación de grandes imperios continentales en la masa terrestre de Eurasia”.1

En otras palabras, dándose cuenta de que fueron naturalmente excluidos del centro de la acción por su posición marginal en las “Islas de la periferia”, ellos se figuraban que la única esperanza de poder establecer un imperio global era organizar periódicamente “escaramuzas destructivas”, manipulando a los países del Corazón Continental poniéndolos unos contra otros, de modo tal que antes de que cualquiera de éstos pueda recuperarse del shock y volverse lo suficientemente fuerte económica y militarmente, se apresurarán a volver a cero la relación entre los pueblos, intentando de este modo que la situación sea favorable para mantener y avanzar en la hegemonía Anglo-Americana.

A propósito, Mackinder estuvo directamente involucrado en el nuevo trazado del mapa de Europa del Este como lo conocemos hoy en día. Participando en la Conferencia de Paz de París al final de la Primera Guerra Mundial a favor de la Oficina de Relaciones Exteriores Británica, directamente supervisó la disolución de cuatro imperios eurasiáticos (el alemán, el austro-húngaro, el otomano y el ruso) en arbitrarios pequeños estados “con el fin de cerrar las puertas de las tierras centrales de Eurasia a los enemigos de Gran Bretaña y mantener un status quo internacional favorable a los intereses de la nación Anglosajona”.2 Esta es exactamente la misma “lógica” que se sigue en la actualidad.

Por supuesto, esta “lógica” precede a la Teoría del Corazón Continental de Mackinder y nuevas formulaciones han sido “inventadas” desde entonces, pero la mente en la cual surgen tales ideas sigue siendo tan estéril y ajena a la percepción humana normal como siempre. William Engdahl sugiere en La Guerra del Siglo: La política Anglo-Americana del petróleo y el Nuevo Orden Mundial que la teoría del Corazón Continental fue simplemente la más clara explicación del concepto de “balance de poder” que fue “venerado” por la élite británica en el siglo XIX:

La diplomacia británica cultivó [la] doctrina cínica [de balance de poder], la cual dictaba que Gran Bretaña nunca debería mantener relaciones sentimentales o morales con otras naciones como respetables socios soberanos, sino más bien debería obrar únicamente en favor de sus propios “intereses”. Las alianzas estratégicas británicas fueron dictadas estrictamente por lo que ellos determinaron en un período dado que podría servir mejor a sus propios “intereses”.

Esta forma paramoralista y psicopática de ver el mundo nos muestra a las claras el lenguaje dominante de la “diplomacia” y las relaciones internacionales – “el Gran Juego”, “el Gran Tablero de Ajedrez”, “el balance de poder”, “los intereses especiales”, etc… Esto no significa que todos los países y todas las alianzas mundiales perciben el mundo en estos términos. Ellos ciertamente tienen que responder a veces como si estuvieran envueltos en un juego de ajedrez geopolítico, pero esto suele deberse a que “el Juego”, como tal, es impuesto a ellos por la dominación de Occidente. Tome nota, por ejemplo, de Putin menospreciando la jerga diplomática y describiendo su asombro en relación a los juegos mentales de occidente en una conferencia de prensa tras el golpe de Estado armado en Kiev en febrero:

“La lengua de los diplomáticos, como sabemos, está allí para ocultar sus pensamientos. […] A veces siento que en algún lugar cruzando el charco, en Norteamérica, hay gente sentada en un laboratorio conduciendo experimentos, como con ratas, sin en realidad entender las consecuencias de lo que ellos están haciendo. ¿Por qué necesitan hacer esto? ¿Quién puede explicarlo? No hay ninguna explicación en absoluto para esto.

Lo que nos permite ver la “Teoría del Corazón Continental” – y similares formulaciones como la “Teoría del Juego” – ideada por la mente psicopática, es un sentido del complejo insular eterno de las élites de Occidente. Esto puede verse claramente cuando acusan a Eurasia o a otros de todas las cosas que ellos mismos hacen, y de poseer “el mal” que ellos mismos padecen: ese insaciable impulso por dominar absolutamente todo. El hecho mismo de que existan ciertas personas en este planeta quienes ven el mundo de este modo megalomaníaco, es lo que da lugar a este “Gran Juego” y el metódico esfuerzo por dominar y controlar el planeta entero. Sí, es psicopático, y es conducido por la codicia ciega y por sea cual sea la forma en que sople el viento en ese momento, pero también hay un método para su locura. Si pudieran, colonizarían otros mundos también.

Pero no hace falta que me crea a mí…

El mundo esta dividido casi en su totalidad, y lo que queda está siendo dividido, conquistado y colonizado. Pienso en esas estrellas que vemos sobre nuestras cabezas cada noche, esos vastos mundos a los que nunca podremos llegar. Anexaría los planetas si pudiera, con frecuencia pienso en ello. Siento tristeza al verlos tan claros y aún tan lejos.

~ Cecil Rhodes

Mientras tanto, quizá el lector quiera escuchar nuestra entrevista a Eric Wallberg en el SOTT Talk Radio del último domingo. Autor de Imperialismo posmoderno: Geopolítica y el Gran Juego, pienso que Wallberg ha hecho un buen trabajo dándole sentido a la “geopolítica” y sobre cómo este imperio mundial tomó forma en los últimos 150 años más o menos.

Notas

1. “Geopolítica, Federalismo, y Defensa Imperial: Halford Mackinder y Europa del Este, 1919-20”, artículo presentado en “Europa Central y del Este en la política mundial después de Versalles: Hacia una Nueva Historia Internacional”, Universidad de Oxford, Facultad de Historia, 4-5 de Octubre del 2013

Niall Bradley
Sott.net

2. Ibid.

Avatar

Niall Bradley

Niall Bradley es editor de Sott.net desde 2009. Es tambien editor de la versión impresa de Sott.net, Dot Connector Magazine y ha aparecido como comentador de PressTV. Niall ha escrito numerosos artículos para Sott.net, en donde se focaliza en analizar las tendencias geopolíticas en el contexto del denominado cambio climático.

Fuente: http://es.sott.net/article/27575-Geopolitica-Imperial-La-Teoria-del-Corazon-Continental-de-Mackinder-y-la-contencion-de-Rusia

Relacionado: 

Minuto a Minuto: Varios muertos y heridos en severos combates cerca de Sláviansk

“La era de un mundo unipolar en beneficio de EE.UU. llegó a su fin”

¿Rusia y China ya tienen lista la tumba del dólar? Gazprom quiere colocar eurobonos en yuanes

Polonia entrenó a los golpistas nazis de Ucrania/Rusia se dispone a intervenir

Manipulación de la opinión pública. EE.UU. dice que hay pruebas de la presencia de tropas rusas en Ucrania… y nosotros decimos que hay tropas españolas