Las claves de la gira de Lavrov por América Latina

El ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Serguéi Lavrov, ha finalizado su gira por varios países de Latinoamérica.
Las claves de la gira de Lavrov por América Latina
Serguéi Lavrov visitó Cuba, Nicaragua, Perú y Chile. Fuente: E. Pesov / Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

“Se puede decir que la visita de Lavrov a América Latina es un evento extraordinario, – comentaba a RBTH el director del Instituto de Latinoamérica de la Academia Rusa de Ciencias, Vladímir Davydov. – Las relaciones de Rusia con esta región están en auge. Y es que se pueden contar con los dedos de la mano los países que están dispuestos a recibir amistosamente a un enviado de Rusia, contra la que Occidente impone una sanción tras otra. Pero si bien Cuba y Nicaragua comparten la opinión de Rusia y Crimea y por ello votaron en contra de la resolución de la Asamblea General de la ONU sobre la integridad territorial de Ucrania, en la que se declaraba “no vinculante” el referéndum, Chile y Perú apoyaron esta resolución. Es comprensible, pues, que Lavrov considerara oportuno “dar una explicación” al gobierno de estos países. Y al parecer, tanto en Santiago como en Lima escucharon la opinión de Moscú”.

Prueba de ello es, en particular, el hecho de que la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, invitara a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a visitar su país. Según especificaba el ministro chileno de Asuntos Exteriores, Heraldo Muñoz, el viaje de Putin a Chile podría incluir una expedición con Bachelet a la Antártida para visitar las bases científicas.

“Haré llegar a Vladímir Vladímirovich Putin la invitación a visitar Chile y, quizás, organizar un viaje conjunto a la Antártida”, – declaró Lavrov. Este señaló que Rusia y Chile poseen una sólida base para la cooperación. Y durante sus encuentros con el gobierno de Chile se mencionó el deseo de profundizar en el diálogo político y económico con Moscú. Según Lavrov, a finales de junio en Moscú se celebrará una asamblea de la comisión intergubernamental ruso-chilena en la que ambas partes estudiarán futuros proyectos concretos.

Tras la visita de Lavrov se anunció que Chile tiene especial interés por reforzar los contactos con Rusia en el ámbito del litio y la cooperación tecnológica militar, así como por alcanzar acuerdos sobre libre comercio con la Unión Aduanera. También en Lima han expresado un gran interés por la Unión Aduanera. “Nuestros socios de Perú se han mostrado interesados en establecer unos vínculos más fuertes con la Unión Aduanera y firmar acuerdos sobre libre comercio, – declaraba Lavrov tras unas negociaciones con la ministra de Asuntos Exteriores de Perú, Eda Rivas. – Creo que a medida que se vayan desarrollando nuestros vínculos llegaremos a discutir también estas cuestiones”.

Según estadísticas aduaneras de la Federación Rusa, el volumen de comercio ruso-peruano en 2013 ascendió a 452,5 millones de dólares. En parte, esto se debe al impulso que ha ganado la cooperación en ámbitos como el sector petrolero y minero, el desarrollo de la infraestructura ferroviaria y portuaria, la pesca y la industria energética, automovilística y tecnológica.

Además, Lavrov compartió con sus homólogos latinoamericanos información sobre Ucrania, ya que al parecer estos países no están del todo informados sobre la cuestión.

Fuente: Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República del Perú

“Nos ha dado la sensación de que en Latinoamérica existe un déficit de información respecto a lo que sucede en Ucrania, – señalaba el ministro ruso en Lima. – Hemos intentado rellenar este hueco. El presidente de Perú, Ollanta Humala, ha declarado que nuestra conversación sobre Ucrania le resultó muy instructiva”. Como resultado, Moscú y Lima se manifestaron a favor de regularizar todos los conflictos y las crisis, incluyendo la ucraniana, “exclusivamente por la vía pacífica”, respetando las leyes del derecho internacional y la Carta de la ONU, mediante acciones colectivas y evitando dar pasos de forma unilateral.

En este sentido, Cuba y Rusia han comenzado a comprenderse mutuamente como nunca antes, ya que ambos países han sufrido sanciones de Estados Unidos. La resistencia a la presión de Occidente fue uno de los temas principales de la visita de Lavrov a La Habana. Según Lavrov, el embargo comercial de Washington a Cuba establecido hace más de 50 años es algo del todo “inadmisible”. Su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, confirmó que La Habana condena categóricamente “la imposición de sanciones contra Rusia”. Además, los ministros estudiaron el modo de recuperar la antigua dinámica existente en las relaciones económicas bilaterales.

En 2013 el volumen de comercio entre Rusia y Cuba se redujo en comparación con el año anterior en 35 millones de dólares y ascendió a sólo 185 millones. Según se ha anunciado, ambos países ya tienen planes conjuntos en ámbitos como el sector energético, el transporte, la infraestructura, el espacio y la farmacéutica. Recientemente en Cuba se aprobó una ley que facilita la actividad de los inversores extranjeros. Lavrov subrayó que Moscú decidió condonar a La Habana el 90% de una deuda con la Unión Soviética.

Fuente: E. Pesov / Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia

Este acuerdo se encuentra ahora en la fase final de su ratificación, y el 10% restante (unos 3200 millones de dólares) se invertirá según lo acordado en la economía cubana.

Del mismo modo que Cuba, Nicaragua se ha declarado fiel aliada de Moscú. En una reunión con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, Lavrov señaló que “dada la situación actual en el mundo, Rusia considera muy importante ‘sincronizar los relojes’ con sus amigos y aliados más cercanos y acordar un plan de acción sobre distintas cuestiones de carácter regional y global”. Como respuesta, Ortega declaró que “Rusia y Nicaragua poseen vínculos históricos muy antiguos y son pueblos hermanos”. El presidente nicaragüense recordó que Rusia está construyendo en Managua un centro de preparación de la policía antidroga y que el país importa de allí cereales, tractores, automóviles, camiones de bomberos y hospitales móviles.

Por su parte, el gobierno de Nicaragua está dispuesto a permitir que en su territorio se establezca un punto de servicio técnico de la Flota Marítima Militar de la Federación Rusa.

Aunque, en general, Managua ofrece a Moscú apoyo moral. “Hemos apoyado, apoyamos y apoyaremos las iniciativas rusas de regulación pacífica de conflictos, desde el caso de Siria hasta el de Ucrania”, – aseguraba Ortega. Este se mostró en contra de la introducción de sanciones por parte de Estados Unidos y la Unión Europea contra Rusia, señalando que “la vía de las sanciones sólo lleva a una mayor inestabilidad en todo el mundo”.

Fuente: http://es.rbth.com/internacional/2014/05/03/las_claves_de_la_gira_de_lavrov_por_america_latina_39801.html