Operativos militares de la OTAN en Valencia, Menorca y Cádiz

El destructor estadounidense USS Ross llegó este lunes al puerto español de Rota para incorporarse al escudo antimisiles de la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) coincidentemente con el reforzarmiento de la organización en el este europeo.

El arribo del buque, con sistemas avanzados de misiles, estaba previsto con anticipación, pero se realizó a sólo tres días de la visita al país del secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.
destructor7--647x231
En menos de 24 horas de estancia en España, Fogh Rasmussen se llevó el compromiso español de aportar cuatro cazas Eurofighter, dos fragatas, un Boeing 707 y una brigada mecanizada para el reforzamiento de la alianza en el mar Báltico.

España también ratificó su base de Bétera, Valencia, como centro de mando de fuerzas de respuesta rápida de tierra, mar y aire de la OTAN, para lo cual fue certificada el pasado mayo mediante un ejercicio militar realizado en la isla española de Menorca.

El inicio del despliegue del escudo antimisil en España se inició el pasado 11 de febrero con la llegada del destructor USS Donald Cook a Rota, en cumplimiento de acuerdos de la cumbre de la organización en Lisboa en 2010.

Según la embajada estadounidense en España, estos navíos son la contribución de su país a la defensa antimisiles de la OTAN, que la Alianza acordó instalar para proteger a las poblaciones europeas de las amenazas por la proliferación de misiles balísticos.

Ambas embarcaciones están equipadas con sistemas de combate Aegis modernizados, con capacidad de lanzar los misiles SM3, y serán seguidas en 2015 por otras dos, también de la clase Arleigh Burke, el USS Porter y USS Carney.

Cuando se completen las fuerzas de los cuatro destructores estadounidenses, Rota estará albergando unos 1.300 militares norteamericanos.

Los especialistas consideran que con esta base hispano-estadounidense en territorio andaluz, los medios navales de Estados Unidos se aseguran una fuerza capaz de patrullar simultáneamente el Mediterráneo tanto en su parte occidental como oriental.

Los navíos darán posibilidad de un despliegue rápido en países africanos y Medio Oriente, incluyendo el reabastecimiento de combustible en alta mar a helicópteros o el apoyo a operaciones de aviones no pilotados.

PL / LibreRed

Anuncios