El oculto proceso de liberación y democratización del Pueblo Sirio

Estas son imagenes que los falsimedia occidentales jamás mostrarán en sus corrompidos medios desinformativos. Y como bien reza el dicho: Una imagen vale mas que mil palabras.

A estos descabellados y crueles crímenes  le llaman “liberar y democratizar a los pueblos”

Cuando no, lo llaman “daños colaterales”  Bonita forma de tratar de quitarle hierro al asunto e insensibilizar a las masas.

1535652_658438470879947_29522154_nNiños sirios “liberados y democratizados” por “reveldes” terroristas de Al Qaeda financiados por occidente.

¿Se imaginan que esto se lo hicieran a niños estadounidenses o israelitas?

Otro gallo cantaría….

Esta es la libertad y la democracia que pretenden establecer en todo el planeta, Ucrania también es un cercano ejemplo de este proceso de “liberación”

Esto sucede practicamente  casia diario en todos esos países principalmente árabes y ricos en recursos energéticos que el Imperio del mal trata de “liberar y democratizar”, Siria, Iraq, Afganistán, Palestina, Pakistán,Yemen, etc etc etc.

Vean aquí mas imagenes de niños “liberados y democratizados” por el Imperio de Satanás:

https://www.google.es/search?q=ni%C3%B1os+asesinados+en+guerras&client=firefox-a&hs=HP4&rls=org.mozilla:es-ES:official&channel=sb&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=BmB2U_72MtCa1AWnroDoBw&ved=0CAgQ_AUoAQ&biw=1024&bih=512

Asesinar de esta forma las vidas mas inocentes es algo que no tiene nombre, solo el mismísimo diablo puede hacer algo así y tratar de ocultarlo. Los niños son todos INOCENTES sean del país que sean, porque bien podrían ser nuestros propios hijos y como padres sentimos la empatía y el dolor de otros padres ante esta barbarie. Esto es PEOR QUE ATROZ!!!

Relacionado:

“Cuando muera, le contaré todo a Dios”, fueron las palabras de un niño antes de morir

Occidente ignora masacre de cristianos en Siria

 

En Ucrania como en Irak, EEUU sigue con sus mercenarios asesinos

shamseddin20120808212028590

La actual crisis en Ucrania, provocada, entre otras cosas, por la injerencia occidental y en especial de Estados Unidos en ese país, destapa una vez más el tema de los mercenarios y su papel en la creación de tensiones para conseguir objetivos geopolíticos y de dominación en el mundo. Recientemente la organización académica canadiense Global Research reiteró denuncias conocidas, de que la mayoría de los mercenarios en Ucrania provenían de Estados Unidos y que su objetivo era atacar a los opositores.

Un artículo que aparece en el sitio web de esa organización se hizo eco de una denuncia del periódico alemán Bild am Sonntag, el cual aseguró que unos 400 mercenarios estadounidenses trabajan con el gobierno de facto en Ucrania para suprimir la oposición al golpe de estado en la parte oriental del país

Los mercenarios tienen una participación activa en el esfuerzo para eliminar los grupos anti-golpe en Slavyansk y posiblemente otras áreas de la región de Donetsk, agregó. Aunque no abordó si mercenarios de la organización estadounidense Blackwater participaron en enfrentamientos contra los votantes en el este de Ucrania, el artículo indicó que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el Buró Federal de Investigación (FBI) están involucrados en el esfuerzo para sofocar la resistencia a la junta.

Asimismo señaló que la CIA mantiene vínculos con grupos ucranianos nacionalistas y fascistas desde finales de 1940, por lo cual no es de extrañar que se recurra a mercenarios para lograr objetivos que bajo las leyes internacionales son difíciles de alcanzar.

En marzo, añadió el grupo canadiense, fue informada la presencia de mercenarios en Greystone Donetsk, con amplia experiencia en operaciones de combate en Irak, Afganistán y otras naciones, la mayoría provenientes de Estados Unidos.

Destaca Global Research que esas acciones están dirigidas por la empresa Greystone Limited, registrada en Barbados y que probablemente sirve de fachada a la corporación Academi, que oculta al ejército privado Blackwater, conocido por sus violaciones de los derechos humanos en diferentes regiones, según una denuncia de la cancillería rusa.

La junta directiva de Academi incluye al ex fiscal general estadounidense John Ashcroft y otros altos exfuncionarios.

El diario estadounidense The New York Times abordó el 12 de mayo, en un amplio artículo, un caso que pone al descubierto las actividades de Blackwater y la impunidad que logran estos mercaderes de la muerte en Estados Unidos.

Aún hoy se busca a los culpables de acciones violatorias de los derechos humanos en Irak, donde destacamentos de mercenarios en un tiroteo en 2007 mataron a 17 personas, precisa el Times.

En octubre de 2007 un equipo del FBI, al llegar a esa nación árabe para investigar el tiroteo, se encontró que una empresa privada proporcionaba seguridad a los estadounidenses en una zona de guerra.

Era octubre de 2007, Blackwater Worldwide no quiso decir nada a los agentes. Pero lo que encontraron los sorprendió, señala el Times.

Los testigos dijeron que un convoy de contratistas de Blackwater disparó salvajemente en una rotonda llena de gente en Bagdad el mes anterior, matando a 17 personas. Una mujer iraquí vio morir a su madre mientras subían al autobús. Otra murió acunando la cabeza de su hijo herido de muerte, indica la publicación neoyorquina.

“Esta es la masacre de My Lai de Irak”, recuerda John Patarini, líder del equipo investigador, al hacer una comparación con el criminal acontecimiento ocurrido en una aldea vietnamita durante la agresión estadounidense a esa nación indochina.

Según el Times ese tiroteo en la plaza Nisour, junto con la masacre por los marines de 24 civiles iraquíes en Haditha y los abusos en la prisión de Abu Ghraib, se convirtieron en un hito en la guerra de Irak.

Cinco guardias de seguridad de Blackwater fueron acusados de homicidio y posesión de armas, y un sexto entró en un acuerdo con la fiscalía para declarar contra sus antiguos compañeros.

Sin embrago, la justicia estadounidense una vez más fue burlada y un caso que antes parecía claro se ha visto socavado en varias ocasiones por los propios errores del gobierno.

Los cargos contra uno de los contratistas fueron desechados el año pasado debido a la falta de pruebas.

En abril un tribunal federal de apelaciones dictaminó que la fiscalía había perdido una fecha límite y permitió que la ley de prescripción expirara contra un segundo contratista, Nicholas A. Slatten, un exfrancotirador del ejército residente en Tennessee que los investigadores creen disparó los primeros tiros en la plaza Nisour.

En momentos en que están presentes en el escenario ucraniano, las autoridades estadounidenses se aprestan a dar una nueva dinámica al proceso contra Blackwater al renovar el enfoque de un episodio que inflamó el sentimiento antiestadounidense en el extranjero.

Los hechos de Irak, y tal vez ahora su participación en Ucrania, cimentaron la imagen de Blackwater, cuyos guardias de seguridad estuvieron involucrados en decenas de disparos, como una empresa de gatillo fácil que operó con impunidad debido a sus lucrativos contratos con el gobierno americano, señala el Times.

Ahora conocido como Academi, la empresa fue vendida por su fundador, Erik Prince, a un grupo de inversores privados, tres años después de los asesinatos de la plaza Nisour.

En este caso, los testigos dijeron que fue una acción horrible, mientras los guardias de Blackwater alegaron que el tiroteo comenzó con una emboscada de los insurgentes, algo que militares estadounidenses negaron había ocurrido.

Los acontecimientos en Ucrania y la represión desatada contra pacíficos pobladores por grupos paramilitares, donde no dejan de estar presentes los mercenarios, abren interrogantes sobre hasta dónde la justicia estadounidense puede llegar.

La mesa está servida para que la Casa Blanca impulse alguna acción contra estos grupos que sin aparente explicación se convirtieron en una empresa que es un brazo del esfuerzo de guerra de Washington en Ucrania.

 

Fuente: Contrainjerencia

Relacionado:

¿Hay mercenarios de Blackwater en Ucrania?

 

Terrorismo en Luxemburgo (Stay Behind, CIA, OTAN)

Fuente: Melvecs V

Relacionado:

Stay Behind

GLADIO-El ejército secreto de la OTAN (Canal Historia)

 

 

 

Las masacres en Odesa dan el tiro de gracia a la unidad de Ucrania

Oriental Review

Las masacres que enlutaron Odesa el 2 de mayo de 2014, tanto en las calles como en la Casa de los Sindicatos de esa ciudad, muestran la voluntad del régimen golpista de Kiev de imponer la ley del terror anti-ruso. Lejos de reaccionar condenando esos hechos, los países miembros de la Unión Europea y de la OTAN se encierran en un silencio cómplice. Estos hechos hacen imposible la continuación del experimento ucraniano y marcan el inevitable fin de un Estado artificial.

© Desconocido
2 de mayo de 2014 en la República de Donetsk. La población de Kramatorsk trata de cerrar el paso a un vehículo blindado de la Guardia Nacional, creada por el régimen golpista de Kiev.

Los trágicos acontecimientos de Odesa, donde militantes nazis quemaron a más de 50 personas, resuenan ya en las conciencias como un nuevo Khatyn. Las dos masacres se parecen tanto que la imagen de Khatyn volvió a todas las mentes de inmediato. La población no ha olvidado cómo los mártires de Khatyn fueron quemados vivos por el 118º batallón de la policía nazi, cuyos miembros provenían fundamentalmente de los batallones Roland y Nachtigall, inicialmente creados en 1939 con la colaboración de Stepan Bandera [1] para servir en las filas del ejército nazi y puestos en 1941 bajo las órdenes de la Abwehr [2].

La misma mentalidad criminal orquestó y perpetró ambas masacres. Al principio de la guerra (1939-1945 [el autor se refiere a la Segunda Guerra Mundial]), el batallón Nachtigall estaba bajo las órdenes de Roman Shukhevych. Este individuo reasignó posteriormente su banda de asesinos a otra unidad de las fuerzas represivas que acababa de crearse. El 2 de mayo de 2014, los habitantes de Odesa murieron entre las llamas del incendio provocado por la nueva generación de fascistas ucranianos que hoy se pasea por las calles del país agitando los retratos de sus predecesores, Stepan Bandera y Roman Chukhevytch.

La masacre de Odesa puso fin a una etapa. Una nueva realidad se impone ahora a los ciudadanos ucranianos que sólo aspiran a defender su derecho a hablar su lengua materna, a preservar su modo de vida y los valores en los creen y que, para lograr eso, no tienen otra opción que levantarse contra el régimen neonazi que se ha apoderado de Kiev, la capital de su país.

Contrariamente a lo sucedido en la región de Donbass, donde se formó una milicia armada, Odesa siguió siendo, hasta el 2 de mayo, una ciudad tranquila y las manifestaciones que allí se registraron eran totalmente pacíficas. A pesar de ello fue precisamente en esa ciudad donde se cruzó el Rubicón. Allí se violó el principio que prohíbe que hombres armados asesinen pacíficos ciudadanos. No es por casualidad que, horas después de la masacre de Odesa, la Guardia Nacional abrió fuego sobre los habitantes de Kramatorsk que trataban de cerrar el paso a sus vehículos blindados interponiéndose físicamente en su camino. Muchos de ellos ignoraban sin dudas lo sucedido a sus conciudadanos de Odesa, quemados vivos en presencia de fuerzas de policía indiferentes a su suerte, mientras los neonazis vociferaban consignas como «¡Fríanse, sucios rusos!» y «¡Muerte a los diablos rusos!». Quienes lograban salir del edificio en llamas eran exterminados a garrotazos y hachazos mientras resonaba el himno nacional ucraniano, manchado para siempre por la huella infamante de la masacre de Odesa, convertida en una nueva Khatyn.

Informaciones recientes demuestran que los dirigentes del régimen de Kiev planificaron y organizaron las provocaciones que sirvieron de pretexto a las operaciones represivas desatadas el 2 de mayo contra la población de Odesa, para intimidar a los opositores. El objetivo era ahogar y liquidar un foco de agitación que podía extenderse y desembocar en la organización pública de una resistencia frontal al régimen de los sucesores de Stepan Bandera, como ya estaba sucediendo en Donetsk, Lugansk y Slaviansk.

Es para eso que los hombres de la fuerza de intervención especial de la región este (Vostok) y las tropas de asalto patrocinadas por el multimillonario ucraniano Igor Kolomoisky fueron enviados a Odesa disfrazados como civiles. La llamada «14ª compañía de las fuerzas de autodefensa de Maidan», proveniente de Kiev y ya implicada en los motines que allí se produjeron el 29 de abril, también participó en la operación de Odesa.

© Desconocido
Abril de 2014. Vista de las tiendas de campaña instaladas por los militantes antifascistas de Odesa en el barrio de Kulikovo después del golpe de Estado perpetrado en Kiev en febrero pasado.

© Desconocido
Extraña mezcolanza de emblemas contradictorios (la cinta de San Jorge y la bandera ucraniana) sobre el chaleco blindado de uno de los participantes en la matanza perpetrada en las calles de Odesa. Obsérvese además el brazalete rojo que porta este individuo.

El grupo de tiendas de campaña de los ciudadanos de Odesa contrarios al régimen ilegal instaurado en Kiev fue instalado en el centro de la ciudad desde finales de febrero de 2014, inmediatamente después del golpe de Estado. A lo largo de los meses subsiguientes, miles de ciudadanos se reunieron allí y expresaron repetidamente en aquel lugar su decisión inquebrantable de manifestarse públicamente en defensa de sus derechos y de sus libertades fundamentales en una Ucrania donde la camarilla nacionalista de Kiev trata de extender su control a todo el país.

El 2 de mayo de 2014, el club de futbol local FC Chornomorets recibía en Odesa al FC Metalist de Jarkov en un partido correspondiente a la Liga 1 de Ucrania. Multitudes de aficionados llegaron de Jarkov y se dirigieron al estadio. Pero se vieron agredidos repentinamente por encapuchados armados que portaban al mismo tiempo la cinta de San Jorge (adoptada como símbolo de los opositores al régimen de Kiev) y un brazalete rojo. El mismo brazalete rojo podía verse sobre los uniformes de algunos policías ucranianos.

En varias fotos, muy fáciles de encontrar, puede comprobarse que los agresores contaron como mínimo con la neutralidad de las fuerzas de policía. Otras imágenes demuestran que el despliegue, las agresiones y los desmanes de los agresores estuvieron coordinados por individuos que portaban uniformes de la policía. Uno de los coordinadores identificados no es otro que el jefe delegado de los servicios del ministerio del Interior en Odesa, el coronel Dimitri Fucheji.

© Desconocido
El responsable de las fuerzas de policía delegado por el ministerio del Interior (visible en el círculo rojo y en la foto insertada en la esquina derecha) supervisa las acciones y el despliegue de individuos armados que extrañamente portan la cinta de San Jorge.

Odesa, 2 de mayo de 2014. Individuos con brazaletes rojos escuchan las instrucciones que les imparte un personaje en uniforme de la policía ucraniana.

Encapuchados armados (ver arma en el círculo rojo) se mueven tranquilamente entre los agentes de la policía local. Obsérvese que estos individuos también llevan brazaletes rojos.

© Desconocido
Individuos armados disparan contra la multitud de aficionados al futbol.

© Desconocido
Un individuo armado (en el círculo rojo) apunta y dispara contra los aficionados al futbol sin que los agentes de la policía de Odesa traten de impedirlo o se interesen por él.

No es por lo tanto sorprendente la reacción de los aficionados al futbol, quienes se lanzaron a perseguir a los agresores destruyendo todo lo que encontraban a su paso. Luego de aparentar brevemente que se «interponían», las fuerzas de policía se replegaron dejando libre el camino hacia el barrio de Kulikovo, donde se hallaba el campamento de base de los antifascistas que protestaban pacíficamente en Odesa.

En ese preciso instante se sumaron los matones de Pravy Sektor a los grupos de aficionados al futbol, luego de dejar la Casa de los Sindicatos a los manifestantes antifascistas que en su mayoría se habían refugiado en aquel lugar. La horda que así se constituyó se abalanzó entonces dentro del edificio matando a todo el que encontraban a su paso e incendió la construcción lanzando gran número de cocteles molotov.
Al final de la jornada se contabilizaron 116 víctimas como resultado de los enfrentamientos callejeros y del incendio. Más de 200 personas resultaron heridas y mutiladas, 20 quedaron gravemente heridas y están en estado crítico. Al menos 8 personas murieron al saltar por las ventanas de los últimos pisos tratando de escapar a las llamas. Los últimos informes recogidos revelan que se hizo uso de gases tóxicos contra las personas que ya se habían refugiado dentro del edificio. La Red Voltaire publicó un estremecedor reportaje fotográfico sobre las atrocidades perpetradas dentro de la Casa de los Sindicatos [3]. Víctimas que habían sobrevivido y que lograron salir del incendio fueron masacradas en la plaza. Sus cuerpos fueron fotografiados después junto a una serie de cadáveres calcinados con letreros que proclamaban «¡Esto es Ucrania!».

De todas las imágenes registradas en Odesa, las peores no son ni siquiera las fotos de los cadáveres calcinados apilados a la entrada de la Casa de los Sindicatos. Son las imágenes de video que muestran un grupo de neofascistas rabiosos desbaratando la pierna derecha de un joven en medio de la calle [4]. Los verdugos no disimulan el deleite que sienten al oír los alaridos de la víctima y el ruido de sus huesos al romperse, mientras se embadurnan las manos con su sangre lanzando gritos de júbilo. No queda en ellos ni un átomo de humanidad. Son bárbaros de la peor especie. El país que alguna vez llevó el nombre de Ucrania ha desaparecido definitivamente.

Ya puede verse claramente que el régimen no ha logrado lo que quería. Los ciudadanos de Odesa han renunciado a las manifestaciones pacíficas y ahora optan por la guerrilla y el contraataque al estilo de los partisanos. Los habitantes de los territorios ocupados no tienen ya otra opción para oponerse a los fascistas que hoy profanan su tierra, como ya sucedió durante la Segunda Guerra Mundial.

En vez de ahogar las brasas de la guerra civil que ya podían verse en Ucrania, el régimen de Kiev ha arrojado pacíficos ciudadanos a las llamas. Pero ha incendiado así el país entero.

Los que militaban por la preservación de la identidad ucraniana en el marco de un Estado federal fueron quemados vivos. Se ha violado así un fatídico límite. Nada justifica en lo adelante que se prorrogue la existencia del Estado ucraniano en sus actuales fronteras.

Por supuesto, a Occidente le interesa que se instaure un Estado neonazi ucraniano. La cuestión es saber cuál será su perímetro. Y no es una cuestión que afecte únicamente a Rusia. Es muy probable que los rumanos, los húngaros y los polacos no vean tampoco con entusiasmo la proximidad de un vecino tan poco recomendable.

Por lo pronto, ya pueden sacarse varias conclusiones de la tragedia de Odesa.

Primeramente, fue con el concurso de la policía local, que se ha mantenido fiel al régimen de Kiev, que los individuos armados de Pravy Sektor – identificados con sus brazaletes rojos – iniciaron la provocación organizada a expensas de los aficionados del club de futbol que habían llegado a la ciudad para respaldar el equipo de Jarkov en ocasión del partido correspondiente al campeonato local.

Segundo: La cuestión de saber si la reunificación de Crimea con la Federación Rusa fue una buena decisión está definitivamente resuelta. 7 millones de personas se pronunciaron por un porvenir de seguridad y prosperidad. Optaron por sumarse al proyecto autentico, respetable, libre de argucias que se les proponía. Y lo hicieron a sabiendas del tipo de vida que han de encontrar como ciudadanos de la Federación Rusa.

Tercero: El sudeste de Ucrania nunca aceptará someterse a la autoridad de un régimen que cuenta fascistas entre sus miembros. Las llamas de Odesa hicieron desaparecer no sólo el acuerdo de Ginebra sino también la idea misma de una posible federalización de Ucrania, que para muchos se ha convertido incluso en obscena.

Cuarto: La opción aplicada en Donetsk de adelantarse a los acontecimientos y distribuir armas a la población resulta finalmente una sabia decisión. El régimen de Kiev ha demostrado no tener la más mínima intención de recurrir al diálogo con las regiones del sudeste. Lo que sí ha demostrado, por el contrario, es que no vacila en matar y quemar vivos a quienes no comparten sus puntos de vista.

Quinto: Los rusos pueden ahora decidir a su conveniencia el momento oportuno para desplegar sus tropas en el terreno y acudir en auxilio de la población, si la situación así lo exige, ya que las milicias creadas en esos territorios son ahora capaces de enfrentarse eficazmente a las tropas del régimen. La Federación Rusa estará en todo su derecho de aportar a las regiones del sudeste, a las regiones de la Nueva Rusia, la ayuda humanitaria que estas necesiten. Las necesidades serán considerables, dada la importancia de la destrucción y el hambre que sufre gran parte de la población.

Sexto: Es inaceptable la organización de una elección presidencial en una situación de guerra civil. El régimen de Kiev no podrá por lo tanto reclamar ni una onza de legitimidad después del 25 de mayo. Y todos los discursos de Angela Merkel y Barack Obama no podrán modificar esa situación.

El día mismo del drama de Odesa tuvimos la oportunidad de comprobar la diferencia entre el comportamiento de los rusos y el de los individuos que dicen ser ucranianos.

Pobladores de origen ruso de Lugansk derribaron un helicóptero del régimen. Los soldados del régimen que respondieron al pedido de auxilio del piloto herido se preocuparon por recuperar su armamento, pero abandonaron el herido a su suerte. Fueron los pobladores rusófonos de las fuerzas de milicia local quienes lo recogieron y lo llevaron al hospital más cercano, donde le salvaron la vida las mismas personas que él estaba dispuesto a ametrallar.

Notas

[1] Stepan Bandera (1909-1959), líder nacionalista ucraniano que colaboró con la Alemania nazi. Fundador de la Organización de Nacionalistas Ucranianos.

[2] La Abwehr (vocablo alemán que significa “defensa”) fue el servicio de inteligencia del Estado Mayor de las fuerzas armadas alemanas desde 1921 hasta 1944. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Abwehr implantó numerosas estaciones en los países ocupados por la Alemania nazi y sus agentes se encargaban de la represión y liquidación de la resistencia contra la ocupación nazi.

[3] «Crimen en Odesa», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 7 de mayo de 2014.

[4] «Одесса о*рубили ногу», por Украинский Медведь – , YouTube, 2 de mayo de 2014.

La Masacre de Odesa : ¿Qué sucedió realmente?

Contrariamente a lo que los medios de comunicación han tratado de convencerte, no es en absoluto un misterio cómo comenzó el incendio en Odesa, Ucrania, y no es en absoluto un misterio que lo empezó. Se lo debemos a las víctimas, exponer lo que realmente sucedió.

 

Links de los videos y notas: http://scgnews.com/the-odessa-massacr…

Video creado por: StormCloudsGathering

Subtitulado por Melvecs V

Visto en: http://periodismo-alternativo.com/2014/05/14/la-masacre-de-odesa-que-sucedio-realmente/

Las 6 estrategias de los ricos para reducir la población y conservar su estatus

Muchos lo consideran un farsante o, si acaso, un loco. Para otros es un visionario. Daniel Estulin (Vilnus, Lituania, 1966), exespía y, ahora, periodista de investigación, dice cosas que resultan difíciles de creer pero, cara a cara, es extremadamente convincente. Se dio a conocer con el libro La Verdadera Historia del Club Bilderberg (Planeta, 2005), en el que desvelaba los entresijos de este poderosísimo lobby del que hasta entonces apenas se conocía su existencia. El libro se convirtió en un bestseller internacional y Estulin empezó a ser habitual en los medios de comunicación. Desde hace un año tiene un programa en Russia Today (el canal de televisión controlado por el Kremlin que emite en ruso, español, inglés y árabe), Desde la sombra, que asegura ven más de 7 millones de personas en todo el mundo. Es, en definitiva, una estrella de las conspiraciones.

En su nuevo libro, El Club de los inmortales (Ediciones B), Estulin continúa desarrollando sus ideas en torno a una élite financiera mundial que lo controla todo y cuyo objetivo, que es la tesis central de este libro, es, y ha sido siempre, preservar su situación privilegiada, aunque esto pase por arrollar al resto de la población.

En un rincón de una cafetería en el centro de Madrid, Estulin ha explicado a El Confidencial cuál es la estrategia de esta élite para seguir controlando el mundo en los años venideros.

Detroit desde las afuertas. (reuters)Detroit desde las afuertas. (reuters)

1. Desindustrializar el mundo para crear pobreza extrema

“El plan de la élite siempre ha sido desindustrializar y despoblar el mundo”, asegura Estulin. “Somos 7.000 millones de personas en el planeta Tierra, un espacio reducido, pequeño y con recursos naturales limitados. Esto es algo que aunque esa gente no lo entiende –dice señalando las mesas que nos rodean en la cafetería–, porque no entienden nada de nada, los Rockefeller y la élite financiera mundial lo entienden perfectamente. Es muy muy sencillo, para que ellos coman nosotros tenemos que morir”.

 

Detroit es una muestra perfecta de lo que va a pasar con el mundo

Detroit, asegura, es el ejemplo vivo de este plan de desindustrialización: “Una ciudad que ha sido el pulmón de la economía americana durante tantas décadas la han dejado en un estado lamentable al factor de 1.000. Ya no existe como ciudad, y es una muestra perfecta de lo que va a pasar con el mundo. ¿No sabe Obama que esto es malo? Por supuesto que lo sabe. ¿No sabe que la ciudad da de comer, a nivel económico, a todo el país? Por supuesto que lo sabe. Pero el plan de la élite es reducir la población mundial, de una forma u otra, y desindustrializar el mundo utilizando el crecimiento cero”.

“La pobreza va a ser tan profunda a nivel mundial y el desarrollo tecnológico va a aumentar tanto, que la separación entre el 99% de los pobres y los super ricos va a ser más grande que nunca”, aegura Estulin.

Rajoy interviene ante el council of foreign relationsRajoy interviene ante el council of foreign relations

2. Acabar con los estados-nación

“La política nunca ha estado al servicio de los ciudadanos”, explica Estulin. “Es una mentira piadosa pensar que uno vota a Rajoy. ¿Quién es ese tipo? Es nadie. Porque viene la famosa troika, los men in black, que no han sido elegidos por nadie en el mundo y le dicen al presidente del Gobierno qué tiene que hacer”.

No es que haya una serie de personas que le dicen a Rajoy ‘haz esto’, es que si no lo hace la comunidad de las naciones controlada por la élite le dice ‘te voy a destrozar’No es que Rajoy forme parte de una conspiración. Una cosa que Estulin quiere dejar claro es que “no hay cuatro viejos sentados en una sala oscura, con un cigarro en la mano, mirando la bola de cristal para planificar el futuro del mundo”, una imagen con la que se ha asociado siempre sus historias. “Esto no es real”, se defiende, “no es que haya una serie de personas que le dicen a Rajoy ‘haz esto’, es que si no lo hace, la comunidad de las naciones controlada por la élite dice ‘te voy a destrozar. Te vamos a recortar todo. Vamos a hacer complicado que puedas vender la deuda a un cierto porcentaje. Y no sólo eso, a través de los inversores vamos a hacer un ataque a tu bolsa y la vamos a destrozar’. Como lo han hecho antes en muchos países del mundo. El FMI, el Banco Mundial, la WTO… La comunidad mundial es eso. Los gobiernos son títeres de la élite financiera mundial y el que no lo quiera ver que no lo vea”.

Congreso de ciberacoso en berlínCongreso de ciberacoso en berlín

3. Controlarnos a través de la tecnología

“¿Hace 6.000 años quién dominaba el mundo? ¿Quién tenía el conocimiento?”, pregunta Estulin. “Los sacerdotes, que lo administraban con cuentagotas al resto de la humanidad”. Era un sistema piramidal del conocimiento que se ha invertido gracias a la reciente revolución tecnológica. “Ahora un indio sentado en la jungla de Bolivia con un ordenador y acceso a internet tiene más acceso al conocimiento que la humanidad entera hace 15 años”, asegura el escritor. “Para los poderosos es una putada, porque la gente tiene acceso al conocimiento que han tratado de proteger durante miles de años. Este modelo ya no funcionaba, necesitaban otro modelo, un modelo basado en la tecnología, pues si controlan la tecnología ellos vuelven a controlar el mundo”.

La gente dice que no se puede poner puertas a Internet. No tienen ni idea de nadaEstulin asegura que la principal preocupación actual de la élite super rica es controlar el desarrollo tecnológico, algo que, asegura, es mucho más fácil de hacer de lo que pensamos. “La gente dice que no se pueden poner puertas a Internet”, explica el periodista. “La gente que habla así no tiene ni idea de nada, no ha visto nada más que un ordenador en su casa y saben cómo enchufarlo. Nada más. Los dos cambios a nivel informático más importantes son el smartphone y el GPS. Están atados a tu culo 365 días al año, 24 horas al día. ¿Por qué crees que la calidad de las cámaras son tan altas? Porque la élite quiere ver lo que estás viendo, y lo ven a través de tu teléfono. Quieren ver cómo te organizas y para eso crean las redes sociales. El modelo ha cambiado. El control es total en todo”.

Miley Cyrus en su famosa actuación en los MTV Awards. (Efe)Miley Cyrus en su famosa actuación en los MTV Awards. (Efe)

4. Apostar por la guerra cultural

Hasta hace muy poco la mejor herramienta que tenían los ricos para controlar la población, y que siguiera habiendo recursos para mantenerse en el poder, eran las guerras. Pero a día de hoy matar sale muy caro. Lo mejor, explica Estulin, es que la población acepte sin grandes pataletas el mundo que está por venir.

Elysium está preparando el terreno para que cuando veas lo que pasa en realidad digas ‘ah sí, lo he visto en el cine’, asegura el escritor. La industria cultural, explica, tiene dos funciones claras: que cale el discurso que se quiere trasmitir –”somos muchos, no todos podemos sobrevivir, y es lógico”– y que la población no se preocupe por discutir sobre lo que realmente importa: qué va a ser de la humanidad.

Mientras piensas en Miley Cirus no piensas en cosas importante, como el futuro del mundo“Lo más sencillo sería matarnos a todos, pero la gente se daría cuenta, y se levantaría”, explica Estulin. “Como somos muchos más sería muy complicado: sus ejércitos son nuestra familia. Es mucho más sencillo hacer lo mismo a través de la guerra cultural. Es lo que están haciendo constantemente: películas, información falsa, degeneración del ser humano, degradación de la escala de valores… Esto no es casualidad, alguien lo ha pensado antes. Alguien ha creado a este animal de compañía llamado Miley Cyrus. Ella no decidió levantarse un día y hacer eso. No, le han puesto allí y la han promovido. Esto está hecho a propósito, para que hablen mal o bien de ti, crear separación y debate. Mientras piensas en Cyrus no piensas en cosas importantes, como el futuro del mundo. Y si esto lo multiplicas por 100.000 elementos, como el trabajo que estás haciendo, que no te deja pensar, llegas a la cama y ¿qué has hecho por el mundo? Nada”.

Prototipo del proyecto Mars One. (Mars One)Prototipo del proyecto Mars One. (Mars One)

5. Preparar la colonización del espacio

“La obligación del ser humano es descubrir y conquistar el espacio para que dentro de poco dejemos la Tierra, y vayamos a emigrar”, asegura con rotundidad Estulin. “Es algo que es normal. Aquí, además de ser prisioneros, estamos en peligro constante de los asteroides. ¿No has visto lo que pasó en Rusia? Esto no es nada, puede caer un asteoride grande en el Polo Norte y estamos muertos todos. Necesitamos llegar a Marte, que es una colonia avanzada, y por eso dentro de cuatro años enviaremos naves tripuladas allí”.

Hay una pregunta que todos tenemos que hacernos, si alguien muy importante se va a Marte y lo deja todo aquí ¿qué va a pasar?El periodista vuelve a usar una película como analogía. “2012 era una mierda”, puntualiza, “pero hay una escena muy impactante donde la élite embarcaba al espacio para huir de la tierra. No lo sé, pero es muy lógico pensar que si esta gente va y no vuelve [dice en referencia al proyecto Mars One] igual va más gente y no lo sabes. Y si se van es porque saben algo que nosotros no sabemos. Hay una pregunta que todos tenemos que hacernos, si alguien muy importante se va y lo deja todo aquí ¿qué va a pasar?”.

Gran premio de la liga diamante en nueva yorkGran premio de la liga diamante en nueva york

6. Allanar el camino para la llegada de la transhumanidad

Oscar Pistorius, el atleta con dos piernas biónicas, fue, según Estulin, el primer transhumano. “Le estrenaron en los Juegos Olímipicos de Londres y le vieron 2.000 millones de personas. No es casualidad”. En su opinión, Pistorius es sólo un anuncio de lo que está por llegar: “Una pareja normal será un tipo con ojo de cyborg, una mano de Terminator y una tipa con piernas como las de Pistorius. Va a ser algo totalmente normal porque van a promoverlo los medios de comunicación, las noticias, los reportajes, las películas, las modelos… Va a ser lo último. Si tienes piernas normales vas a ser un gilipollas. Este es el futuro”.

La tecnología es magnífica salvo si la usas para matar a la gente o para crear gente que no sea humana porque puedes controlar su ADNY claro, la implantación del modelo transhumanista no tiene nada de inocente. “El transhumanismo acabará con la humanidad”, afirma Estulin de forma contundente. “Como tal no es negativo, nada es negativo por sí sólo, pero es que nos van a matar. La tecnología es magnífica salvo si la usas para matar a la gente o para crear gente que no sea humana porque puedes controlar su ADN, con tecnología cibernética, y así poder castigarles si, como yo, te portas mal”.

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013-10-01/las-6-estrategias-de-los-ricos-para-reducir-la-poblacion-y-conservar-su-estatus_34781/

 

Sombras del 11S: Los agresores antirrusos de la “derecha ucraniana” respaldados por EE.UU. observan a personas saltando del edificio en llamas

Una persona cayendo desde la Casa de la Federación de Sindicatos en Odesa, Ucrania.

Alrededor de 1.500 partidarios de las autoridades de Kiev, acompañados por violentos fanáticos del club de fútbol local Chernomorets, trataron de marchar ayer a través del centro de la ciudad coreando “Gloria a Ucrania”, “Muerte a los enemigos”, “Chuchillo a los Moskals [una forma despectiva de referirse a los Rusos]”.

Muchos llevaban la insignia del movimiento ultra-nacionalista de la derecha ucraniana que fue visto por última vez en Kiev durante la supuesta protesta “pacífica” de Euromaidán en febrero que derrocó al presidente electo democráticamente Yanukovych, e instaló un régimen marioneta elegido por los EE.UU.

A medida que las bandas de la derecha comenzaron a expulsar a los activistas anti-gobierno-instalado-por-la-fuerza en Kiev de vuelta a su campamento, muchos de los manifestantes anti-Kiev, finalmente, se escondieron dentro de la delegación local de la Casa de la Federación de Sindicatos.

“Mujeres y niños se ocultaron en el edificio de los sindicatos. En primer lugar, hombres armados prendieron fuego a las tiendas de campaña, luego comenzaron a lanzar cócteles molotov y granadas contra el edificio. Oímos disparos y vimos humo”, comentó un testigo a RT News.

El primer piso del edificio fue devorado rápidamente por las llamas. Las personas que estaban dentro quedaron atrapadas.

¿El resultado? Al menos 35 personas muertas e imágenes como éstas:

Otro residente de Odesa que sobrevivió a las llamas dio este reporte de primera mano:

“Estaba allí, en el edificio en llamas. Casi sofocado […] los bomberos se tomaron un tiempo inadmisiblemente largo para llegar, cerca de 20 minutos pasaron, […] supongo que no fue una coincidencia. La absoluta ausencia de personal policial tampoco fue una coincidencia. Me ayudaron a escapar del edificio personas sin uniforme – aparentemente eran civiles corrientes. Los bomberos aún no habían llegado.

La única razón por la que había gente en aquel edificio, fue porque los “ultra” y otros “patriotas ucranianos” estaban atacando a las personas desde todos lados con palos, rocas, cadenas y cócteles molotov. No había otro lugar para escapar de semejante brutalidad. Las personas se apresuraron a entrar en el edificio y quedaron atrapadas. Los que vi en el edificio estaban pobremente armados: palos, bates, pedazos de madera, […] eso era todo. Nada de pistolas o cosas por el estilo. Había también allí muchas mujeres y ancianos que había llegado hasta el centro de Odessa para ofrecer ayuda médica, […] yo era uno de ellos. Quiero destacar que no había profesionales militares, mercenarios o extranjeros.

Tan pronto como los cócteles molotov traspasaron las ventanas del edificio, el corredor fue invadido por el fuego. Había un extintor de incendios, pero fue absolutamente inútil contra el avance rápido de las llamas. Once de nosotros nos ocultamos en una de las habitaciones, todo estaba oscuro debido al denso humo. Nos tiramos al piso donde todavía quedaba algo de aire respirable. Cerca de mí había gente gimiendo y orando, otros tratando de contactar con sus familiares por teléfono, suplicándoles que llamaran al departamento de bomberos. Al menos había una ventana abierta en nuestra habitación, a través de la cual entraba algo de aire fresco. La situación en el corredor era infinitamente peor. Nosotros gritábamos suplicando ayuda. Nadie acudía. Más tarde, mis familiares me contaron que nadie contestaba el teléfono en la brigada antiincendios o que la línea daba ocupado…

Después de alrededor de 20 minutos, nos alcanzaron una soga, la atamos a un radiador y las personas lentamente comenzaron a bajar por ella. Gente común que habían subido a la cornisa del edificio nos ayudó a bajar debido a que existía un serio riesgo de derrumbe. No podía ver a nadie viniendo tras de mí […] todo lo que recuerdo es que oímos un teléfono móvil sonando dentro del edificio, pero su propietario no lo contestaba.

Cuando alcancé el exterior me dieron agua; los mismos “partidarios del Euromaidán” que iniciaron este infierno comenzaron a acosarme, pero yo escapé antes de que llegaran más de esos “simpatizantes de Europa y la Democracia” y comenzaran a golpear a las personas que, apenas unos minutos antes, habían evitado ser quemadas vivas. […]

Por primera vez en mi vida deseé salir de Odesa y Ucrania por mi bien”.

La “libertad y la democracia» de los EE.UU. y Europa han desembarcado definitivamente en Ucrania. Al que no le guste tendrá que aguantarse o irse al infierno… literalmente.

Fuente: http://es.sott.net/article/27954-Sombras-del-11S-Los-agresores-antirrusos-de-la-derecha-ucraniana-respaldados-por-EE-UU-observan-a-personas-saltando-del-edificio-en-llamas

 

La Estafa de los Salarios

Video del 8/8/2013: El FMI, la Comisión Europea, la CEOE y Olli Rehn, se han empeñado en que la solución a la crisis económica pasa por bajar los salarios de la gente al mismo tiempo que se retribuye de forma estratosférica a los directivos de los bancos y cajas rescatados con dinero público.

Fuente: simonfilm