El Papa Benedicto XVI construye el trono de Satanás en el Vaticano

Con esto se cumple la profecía de Fátima que dice que Satanás establecerá su trono en el Vaticano.

Aqui teneis las pruebas:


Trono de Satán


Y aqui teneis el vídeo donde claramente lo invoca (en el minuto 27:30). Escuchad el canto, aquí en Latin y luego traducido:

Flammas eius Lucifer matutínus invéniat:
ille, inquam, Lucifer, qui nescit occásum.
Christus Fílius tuus,
qui, regréssus ab ínferis, humáno géneri serénus illúxit,
et vivit et regnat in sæcula sæculórum.

Español:

Flaming Lucifer se encuentra la humanidad,
Yo digo: ¡Oh Lucifer que jamás será vencido,
Cristo es su hijo
que volvió del infierno, derramó su luz tranquila y vive y reina en el mundo sin fin.

Nota del webmaster: No he podido constatar si realmente esta información es real o no en lo que se refiere al trono y el mural que de todos modos pone los pelos como alambres por su aspecto siniestro y diabólico,,,,, Suponiendo que sea cierto que esto está construido en el Vaticano, sería tremendo. Pero si es un fake (falso) y esta macabra construcción no está en el Vaticano, no dudaré en borrar este post del blog. No me gusta que me den gato por liebre.
Por otro lado también hacer la apreciación de que es más que chocante que tanto el Papa como su séquito de cardenales, obispos y sacerdotes que lo acompañan en el evento, se hayan dignado a permanecer y exponerse ante tan macabro mural que parece sacado de la película poltergeist. Eso me da que pensar…


….ooooOOOOÖ

Sacerdote abusó de niños indígenas en Oaxaca y el Vaticano lo exculpó

Cuando se trata de pederastia tengo política de cero tolerancia. Para mí, no hay razón que justifique un acto tan atroz cometido contra un niño. No importa si el abuso sexual tuvo lugar en su escuela, en su casa o en la iglesia. Es igualmente deleznable y todos merecen ser castigados. Así que cuando leí que un cura abusó sexualmente de, al menos, 45 niños indígenas en Oaxaca, me hirvió la sangre de coraje, y me enojé más cuando advirtieron que el Vaticano exculpó al probado pederasta y a su protector porque “no pesa denuncia verosímil” en su contra.

¿Qué pasó en Oaxaca? Pedro Mendoza Flores denunció que su hijo fue víctima de pederastia por el cura Gerardo Silvestre Hernández, cuando sirvió como acólito, durante 2006, en el templo parroquial de San Pablo Huitzo. Los testimonios sobre las malas costumbres del sacerdote empezaron a circular desde junio de 2009. Fueron presentados por autoridades municipales, feligreses y nueve curas de la región. Los últimos, comentaron los hechos directamente al arzobispo José Luis Chávez Botello y con su obispo auxiliar, Óscar Campos Contreras –hoy obispo de Tehuantepec–. Posteriormente, notificaron alVaticano.

Pero ni el obispo, ni el arzobispo, ni el Vaticano hicieron algo al respecto. Por el contrario, el Vaticano exculpó a Gerardo Silvestre y a su aparente cómplice, el arzobispo José Luis Chávez. El arzobispo no conforme con permitir que el cura pederasta continuara en ejercicio durante más de tres años, castigó a los sacerdotes denunciantes y, además, elevó de categoría al abusador sexual. ¿Por qué? De acuerdo a los testimonios, porque el obispo es el “pollo” -amante- de Gerardo Silvestre o, por lo menos, eso presume él.

Los testimonios de víctimas y testigos, no sirven de nada cuando de impunidad se trata. Pedro Mendoza, padre de una de las víctimas, narró la historia de su hijo en la que destacan dos intentos de suicidio tras el abuso del que fue objeto, razón por la cual ingresó a la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas para recibir atención médica, legal y psicológica. Y si las autoridades eclesiásticas no hacen nada, las civiles andan igual. De acuerdo con Mendoza, la Procuraduría del Estado no ha consignado a un juez la averiguación previa 22/DS/2012 iniciada por la agresión a su hijo y a otros menores de edad víctimas de abuso en Santiago Camotlán y Villa Alta.

Por su parte, la Arquidiócesis de Antequera, Oaxaca, emitió un comunicado de prensa paralavarse las manos. Ya saben, en el tenor de siempre: repudio a la pederastia, eso es personal, ellos no tienen la culpa, hay muchas denuncias falsa de ese tipo, no tenían conocimiento, la denuncia es anónima y no tiene validez, eso no les toca a ellos sino a la PGR, da la impresión de que existe la intención de un linchamiento mediático a una persona y a la institución que representa… ¡ah! Pero eso sí, son los “primeros interesados en que investiguen los hechos, se conozca la verdad y se evite la impunidad”.

Aclaro que, aunque atea, no soy de las personas que piensan y dicen que “todos” los sacerdotes son pederastas, habrá unos que sí, otros que no -y quiero creer que los que no lo son, son mayoría-. Pero existe un patrón muy marcado en este tipo de casos por parte de las autoridades: encubrir y solapar. Y lo hacen en todos los niveles. A veces piden perdón a las víctimas, lloran, hacen un evento, pero no hablemos de castigar a los culpables porque ahí se hacen los desentendidos.

Si bien, mi primera reacción fue la indignación, procuro calmarme para escribir -no siempre lo logro- para tratar de presentar un panorama más amplio y hacer un análisis, si no objetivo -eso es imposible y no hablaré de epistemología en este espacio-, al menos ligeramente crítico. Las acusaciones por pederastia son complicadas. Es la palabra del menor contra la del agresor. En ambos casos presuntos, es decir, el abuso se tiene que comprobar -una de las cosas más humillantes que existen para alguien que fue objeto de este tipo de actos, que en muchos casos lo único que quiere es tratar de bloquearlo o ignorarlo-. Si se dan cuenta, ese patrón de las instituciones para encubrir y solapar a los pederastas tiene un fuerte apoyo en situaciones de poder, es decir, el abusador sabe que difícilmente se le podrá comprobar o acusar del delito porque no es un violador cualquiera, es más bien una persona integrada a la sociedad, o sea, el típico “pero cómo crees que fulano va a hacer eso, si es bien hombre o es incapaz o es tan bueno o, etc.”.

Este caso en particular, se dio a conocer por los medios -especialmente La Jornada-, ante la inactividad de las autoridades que se supone deberían hacer algo al respecto. Los medios hacen su papel: denunciar. Y con la denuncia viene el juicio: es culpable. ¿Lo es? Si me lo preguntan a mí, yo creo que sí, por el testimonio del padre de la víctima, el comportamiento encaja con el cuadro de abuso sexual. El problema es que las leyes son mucho más complicadas que un mero juicio infundado y tampoco podemos salir con antorchas a quemarlos vivos -aunque no es mala idea-. Personalmente me gustaría que existieran penas más severas para los pederastas, que dejen de encubrirlos y solaparlos, que paguen el daño que le hacen a los niños. Pero parece que en este caso -como otros tantos-, es mucho pedir.

Fuente: http://vivirmexico.com/2012/06/sacerdote-abuso-de-ninos-indigenas-en-oaxaca-y-el-vaticano-lo-exculpo

Visto en: http://cazadebunkers.wordpress.com/


….ooooOOOOÖ

Emanuela Orlandi fue esclava sexual en el Vaticano, según el exorcista jefe

Ya de por sí cabe esperar palabras sorprendentes e inesperadas del principal exorcista del Vaticano. Pero nada podía haber preparado a la Santa Sede para sus últimas declaraciones: el padre Gabriele Armoth ha asegurado que Emanuela Orlandi, la famosa quinceañera romana que fue secuestrada en 1983, estuvo en realidad en el Vaticano durante el tiempo que estuvo desaparecida. Allí, los clérigos la convirtieron en su esclava sexual y la usaron en varias orgías. Cuando se cansaron de ella, la asesinaron.

“El crimen tuvo un objeto sexual”, ha aseverado el exorcista. “Se organizaban fiestas y uno de los gendarmes del Vaticano se encargaba de reclutar a las chicas. La red implicaba al personal diplomático de una embajada de la Santa Sede en el extranjero y estoy convencido de que Emanuela fue víctima de este círculo”, ha remachado para el periódico La stampa.

Relacionado: Manifestantes critican al Papa por la falta de interés en la desaparición de Emanuela

MásDifícil Pentecostés para el Papa por el caso ‘Vatileaks’

Emanuela Orlandi antes de su secuestro

Emanuela Orlandi antes de su secuestro

De ser cierto lo que dice Gabriele Armoth, Orlandi habría sufrido uno de los peores finales imaginables. Y eso que se han imaginado muchos desde que desapareció hace tres décadas y se convirtió en objeto de debate y especulación por toda Italia. Muchas de esas teorías están relacionadas con el Vaticano, donde ella vivía. Por ejemplo, una dice que quien la secuestró fue una famosa banda de criminales que quería recuperar un dinero que le había prestado a la Santa Sede. Otra teoría, más ambiciosa, asegura que en realidad quien la secuestró quería usarla como moneda de cambio para forzar la liberación de Mehmet Ali Agca, el turco que intentó matar al Papa Juan Pablo II en la plaza de San Pedro en 1981, supuestamente bajo órdenes de la inteligencia soviética.

RelacionadoAbierta la tumba del mafioso relacionado con el secuestro de Emanuela Orlandi

El cartel de 'Se busca a Emanuela Orlandi'

El cartel de ‘Se busca a Emanuela Orlandi’ Pero el Padre Armoth, de 85 años, descarta que el asunto tenga implicaciones internacionales e insiste en que fue utilizada para las orgías. No es la primera vez que Armoth provoca titulares con sus declaraciones: también ha tachado el yoga de “satánico”(porque lleva a practicar el hinduismo) y a la saga de Harry Potter, de “peligrosa” porque hace que los niños crean en la magia.

RelacionadoEnrico de Pedis, un padrino enterrado entre Papas

 

El caso de Orlandi está de especial actualidad este mes después de que las autoridades abrieran la tumba del conocido mafioso Enrico Renatino de Pedis para comprobar si era verdad el mito de que la chica había sido enterrada con él. Lo que sí encontraron cerca de la tumba de la basílica romana Sant’ Apollinaire fue unos huesos sin identificar que, según un primer estudio de los forenses, podría datar del siglo XIX. Se están estudiando para confirmar si son o no los de Emanuella.

Esto último da una pista de cómo el caso de Orlandi ha penetrado en el imaginario colectivo italiano. El mito de que estuviera en la tumba de De Pedis se originó en 2005, cuando un telespectador anónimo llamó a un programa y afirmó que la clave del caso estaba en el ataúd del mafioso muerto en 1990. Si se confirma que los misteriosos huesos no eran los suyos, el caso podría continuar hasta a saber cuándo.

FuenteDaily Telegraph

….ooooOOOOÖ